LALIGA SANTANDER

La expulsión de Llorente deprime a la Real

09.02.2020 | 17:37
Monreal, Odegaard y Aritz no pueden disimular su abatimiento por la derrota de ayer ante el Getafe en la recta final del partido

REAL SOCIEDAD 1-2 GETAFE

REAL SOCIEDAD: Moyá; Zaldua, Aritz, Llorente, Monreal; Guevara (Min. 71, Isak), Merino, Odegaard; Portu (Min. 79, Barrenetxea), Willian José (Min. 57, Zubeldia) Oyarzabal.

GETAFE: David Soria; Damién, Djene Cabrera, Nyom (Min. 46, Kenedy); Jason (Min. 80, Timor), Maksimovic Fajr, Cururella; Molina (Min. 63, Ángel) y Mata.

Goles: 1-0: Min. 5; Merino. 1-1: Min. 68; Mata. 1-2: Min. 89; Maksimovic.

Árbitro: González Fuertes (Comité Asturiano). Expulsó a Llorente en el minuto 53 por doble amonestación. Tarjeta amarillas a Mata, Damián, Fajr y Cabrera.

Incidencias: Reale Arena, 30.153 espectadores.

donostia - El Getafe se llevó la victoria del Reale Arena de forma merecida aunque favorecido por la expulsión en la segunda mitad de Diego Llorente, lo que debilitó de forma notable a una Real Sociedad que había brillado hasta ese momento y que pincha por primera vez en su nuevo estadio.

Sólo tres hombres repitieron en el once inicial del Getafe con respecto al equipo que ganó en Krasnodar entre semana en Europa League. Bordalás puso en el campo jugadores de refresco y con ganas como Jorge Molina, Damián, Mata o Cururella para resistir lo que se intuía iba a ser un monólogo ofensivo de la Real de inicio en su tercer partido en casa.

La estrategia del conjunto madrileño se vino abajo a las primeras de cambio porque los donostiarras están de dulce y, en su primer acercamiento, con la velocidad de Portu, llegó el primer tanto al asistir el exjugador del Girona a Merino que, de cabeza, marcó un gran gol para poner el partido donde querían los locales.

Los getafenses tuvieron que echarse al ataque en busca del empate, los blanquiazules atrás para defender el resultado, lo que favoreció la gran ocasión visitante de la primera mitad, en un servicio de Damián a Cururella que no fue a gol por la intervención oportuna de Zaldua para desviar a córner.

Oyarzabal por su parte, tendría el 2-0 como broche a tres de las contras fulgurantes que caracterizan a la Real este año, David Soria estuvo fino en una de ellas, el delantero eibarrés no lo estuvo en las otras dos y el Getafe llegó con vida al segundo tiempo.

El Getafe metió a su juego un punto más de intensidad y la Real con el marcador a favor quería guardar la ropa atrás y poco a poco se fue encerrando. Djene daría un aviso a los donostiarras tras un saque de esquina que remató casi al palo, previo a la expulsión de Diego Llorente, lo que iba a complicar más las cosas a un conjunto txuri urdin.

El encuentro se le hizo muy largo a la Real y cortísimo a un Getafe. Mata marcó un empate que Anoeta ya se temía, de un espléndido cabezazo. El Getafe buscó el triunfo hasta el final para plasmar su ventaja numérica, tuvo una gran ocasión Portu pero fue Maksimovic que dejó helada la grada local y desató la euforia del Geta. - Efe

noticias de deia