El pasado viernes

Dembélé se lesionó en Bilbao y no lo supo hasta el lunes

El jugador no hizo caso a los médicos, viajó a Francia y a su vuelta se le detectó la rotura fibrilar que le mantendrá cinco semanas de baja

09.02.2020 | 12:58
Muniain con Dembélé, durante el Athletic-Barça

El jugador no hizo caso a los médicos, viajó a Francia y a su vuelta se le detectó la rotura fibrilar que le mantendrá cinco semanas de baja

BILBAO. Ousmane Dembélé estará unas cinco semanas de baja por una rotura fibrilar en el bíceps femoral del muslo izquierdo, informó el club azulgrana en un comunicado, y el origen de esta nueva lesión del delantero francés está en el partido frente al Athletic en San Mamés, el pasado viernes, y en otro acto de indisciplina del polémico jugador.

Al parecer, Dembélé no hizo caso a los consejos de los médicos del Barça, que deseaban examinarle para concer la causa de unas molestias que sufrió durante el encuentro frente al equipo rojiblanco. El futbolistas tenía otro planes. Al día siguiente tomó un avión y se marchó de Barcelona, donde no regresó hasta el lunes para reanudar los entrenamientos y preparar el siguiente encuentro liguero, el domingo ante el Betis. Y entonces surgió la sorpresa: mientras participaba en un rondo se resintió de las molestias . Por la noche se descubrió la causa. Estaba lesionado, y en una zona en la que ya ha tenido problemas en el pasado. Dembélé se perderá seguro los partidos ante el Betis, Osasuna y Valencia. Una vez pasado el parón liguero por las selecciones podría regresar, si se cumplen los plazos, en Granada en la quinta jornada.

Según el diario Marca, Dembélé viajó a Senegal, aunque en el Mundo Deportivo se asegura que se desplazó a Rennes, o esa es la versión de su representante, Moussa Sissoko. "Estuvo en casa de su madre, seguro al cien por cien", señaló al rotativo catalán. Sissoko, además, intentó disculparle asegurando que el jugador no sabía que estaba lesionado tras el partido contra el Athletic, y simplemente pensaba que las molestias que tenía se debían a unos simples calambres.

sexta lesión en dos años El caso es que llueve sobre mojado. Dembélé, que tiene 22 años, acumula hasta seis lesiones en las poco más de dos temporadas que lleva en el club blaugrana, circunstancia que le han obligado a perderse casi la mitad de los encuentros oficiales.

Dembélé ya terminó la campaña anterior de baja tras lesionarse en Balaídos en el primer minuto del partido frente al Celta. La lesión, en la trigésimo sexta jornada liguera, le impidió disputar partidos que fueron decisivos para la suerte del Barça, como la vuelta de semifinales de la Champions en Anfield ante el Liverpool, que acabó en hecatombe para el equipo de Valverde (4-0 para una remontada de época), así como la final de Copa frente al Valencia, donde también cayó derrotado el conjunto barcelonista.

De hecho, el joven delantero galo sólo ha podido participar en 66 de los 120 partidos que ha disputado el Barça desde que fue fichado del Borussia Dortmund por una cifra descomunal, sobre todo si se compara con su bajo rendimiento: 105 millones de euros fijos más otros 40 en variables. Un caso similar, aunque por razones diferentes, que el del centrocampista brasileño Philippe Coutinho, finalmente cedido esta temporada en el Bayern de Múnich con una opción de compra de 120 millones de euros.

Dembélé, en cambio, había iniciado la temporada con la firme pretensión de mostrar al fin su talento, razón por la cual no quiso que le involucraran en la operación Neymar como moneda de cambio.

Además de Dembélé, el uruguayo Luis Suárez, que también se lesionó en San Mamés, igualmente causará baja para el partido contra el Betis. Estas dos ausencias, y la duda de si Lionel Messi estará en condiciones de jugar, también por unos problemas físicos que ya le impidieron debutar en la Liga el pasado viernes, presentan un cuadro anómalo, de tal forma que Ernesto Valverde deberá jugar con el francés Antoine Griezmann en la posición de delantero centro.

noticias de deia