Un nueve de auténtico lujo

Mikel Landa lidera en el Tour una representación vasca repleta de capacidad, calidad y talento

26.08.2020 | 13:23
Un nueve de auténtico lujo

Mikel Landa | Bahrain


El Tour de Francia más impredecible del que se tiene constancia se antoja una oportunidad impagable para Mikel Landa en su deseo de alcanzar el podio de los Campos Elíseos. El alavés, por fin líder único de un equipo con presencia como el Bahrain, se encuentra en el mejor escenario posible para dar con El Dorado. Escalador de enorme capacidad, Landa tendrá ante sí un terreno favorable a sus intereses (montañoso y con una solo crono) y el apoyo incondicional de sus compañeros. En ese aspecto, Landa solo deberá preocuparse de estar con los mejores, un reto magnífico en sí mismo y que medirá su alcance real en el Tour como líder absoluto de una formación a su entera disposición.

Pello Bilbao | Bahrain

Campeón de España contrarreloj en su última aparición antes de poner rumbo a la carrera francesa, Pello Bilbao será uno de los sherpas de Mikel Landa para la montaña. El gernikarra, que eleva su rendimiento peldaño a peldaño en las últimas temporadas, se ha erigido en un gran corredor. El pasado año, Pello Bilbao conquistó dos etapas del Giro, (en una batió a Landa al esprint) y fue segundo en una jornada del Tour. El gernikarra será junto a Wout Poels el hombre encargado de estar con Landa hasta el final. Al igual que los anteriormente citados, Bilbao estará supeditado a su líder, pero el de Gernika es un ciclista con una gran visión de carrera y la punta de velocidad necesaria para lograr un triunfo parcial si le surge la oportunidad.


Ion Izagirre | Astana

Ion Izagirre está llamado a proteger a Miguel Ángel López en la etapas de montaña. El ciclista de Ormaiztegi será uno de los relevistas fundamentales del colombiano cuando la carrera alce el cuello al cielo. En un Tour vertebrado por las cimas, con un recorrido donde prevalecen las ascensiones, el papel de Ion Izagirre se antoja básico. El guipuzcoano, que también sabe lo que es ganar una etapa en la ronda gala, lo hizo vistiendo los colores del Movistar en 2016, seguro que intenta buscar un resquicio para volver a degustar la dulce sensación del triunfo. Con todo, al igual que sucede en el caso de Omar Fraile, su aportación estará enfocada en servir de báculo para el colombiano. Competitivo al extremo, será un hombre clave para el Astana.


Gorka Izagirre | Astana

Ciclista de carácter e indudable calidad, Gorka Izagirre formará parte de la guardia pretoriana de Superman López en su búsqueda por los puestos de honor del Tour de Francia. El mayor de los hermanos Izagirre está rindiendo a un gran nivel en esta anómala temporada. Gorka venció bajo la lluvia en el Trittico Lombardo en Italia al dejar a todos sus adversarios con un lejano ataque. En los estatales obtuvo la medalla de bronce en la modalidad de contrarreloj, mientras que en la carrera de ruta consiguió la plata. Izagirre, un todoterreno, al igual que su hermano Ion y Omar Fraile, se antoja una pieza insustituible en el engranaje del Astana, un equipo que deberá exprimirse si quiere igualar su potencia de fuego con la de los mejores.


Omar Fraile | Astana

Después de que el pasado curso los dolores le desajustaran y no le dejasen rendir al nivel adquirido en las temporadas precedentes, Omar Fraile regresa al Tour con la ambición intacta. El ciclista santurtziarra, que en su debut en la carrera francesa obtuvo un inolvidable triunfo en el aeródromo de Mende, tiene como objetivo prioritario ayudar a su líder, Miguel Ángel López, que desea dejar huella en la Grande Boucle. Más allá de su tarea como gregario fiel del corredor colombiano, Omar Fraile tratará de encontrar su oportunidad para hacerse como una etapa. El vizcaino se muestra optimista de cara al Tour después de encontrar las sensaciones que el año pasado no percibió por los problemas físicos que le persiguieron.

Jonathan Castroviejo | Ineos

David Brailsford, mánager general del todopoderoso Ineos, dijo que se arrepentía de no haber fichado antes a Jonathan Castroviejo. Llegó a esa conclusión cuando supo de primera mano cómo se desenvuelve el vizcaino en el Tour. Desde entonces, el corredor de Getxo es un fijo en la alineación de la estructura británica. Castroviejo es una garantía absoluta para cualquier líder. En el Ineos no estarán ni Froome ni Thomas, pero sí Castroviejo, un gregario de lujo para Bernal. Ya lo fue en la pasada edición y en esta, si continúa con el nivel exhibido en el Dauphiné, el colombiano podrá estar sereno. Especialista contra el reloj, Castroviejo lleva años mejorando sus prestaciones en montaña, donde se desenvuelve con soltura para tirar del tren británico.


Mikel Nieve | Mitchelton

Mikel Nieve es otro de los fijos del Tour. El de Leitza, todo un veterano, será uno de los guías de alta montaña de Adam Yates, que liderará el Mitchelton, ese equipo que quería adquirir la Fundación Manuela y nunca más se supo de aquello. De vuelta la paz en la estructura australiana, Nieve está llamado a cuidar de Yates o Esteban Chaves cuando las etapas se dilucidan en las cumbres, el punto de fuga de la presente edición de la ronda gala. Fondista, su capacidad para mantener un alto nivel a medida que crece la carrera le convierte en un valor seguro para los capitanes del Mitchelton. Nieve es un ciclista muy contrastado y tremendamente sólido. No sería descartable que se moviera para encontrar el premio en alguna etapa de terreno montañoso.

Romain Sicard | Total Direct Energie

Habitual de la carrera francesa, Romain Sicard se presenta en el Tour con la misión de brillar a través de las fugas. El baionarra tiene imán para colarse en las escapadas y siempre está dispuesto para la lucha. Combativo, Sicard tratará de dar visibilidad al equipo francés, que sin un referente nítido para luchar por la clasificación general, es una formación compuesta por corredores que tratarán de alcanzar la gloria mediante algún triunfo parcial. Esa victoria redentora es algo que persigue sin resuello Sicard cada vez que se enrola en alguna aventura. El de Iparralde se maneja bien en los recorridos quebrados, los que invitan a dar la sorpresa mediante las fugas, un género cada vez más complicado de desarrollar en el Tour.