TERCERA ETAPA (PARÍS -NIZA)

Bernal y el Sky intimidan

Sam Bennett conquista la tercera etapa, a punto de la histeria en un final acelerado por los británicos

08.02.2020 | 20:51
San Bennett (Bora) venció en el sprint.

bilbao - Es citar París, escuchar el nombre de la ciudad de la luz, y se enciende, de inmediato, el neón festivo del Sky, aunque París sea el inicio y no el final. La gloria espera en Niza. Le da lo mismo al Sky. El orden de los factores no altera el producto. Eleva el mentón el equipo británico, desafiante como un general que pasa revista a las tropas con el pecho hinchado de medallas y la autoridad innegociable que otorga la jerarquía de las guerras ganadas por aplastamiento en su jardín: el Tour. Aunque sea en marzo y para el julio francés, el del Tour, su latifundio, aún resten cuatro meses, en la formación británica manejan el mismo relato. Se sabe que el Sky es un coleccionista de laureles en la Grande Boucle, vencedor en seis de las últimas siete ediciones de la carrera gala con la tonadilla de Wiggins, Froome y Thomas.

En la París-Niza no está ninguno de ellos. Wiggins es un ciclista que pertenece al pasado, Froome mima el calendario imaginando su quinta victoria en los Campos Elíseos y Thomas se ha enrolado en la Tirreno-Adriático que arranca hoy en Italia pensando en la tierra prometida con la idea de repetir corona. Egan Bernal, un campeón para el futuro según se estima, comanda el Sky en la París-Niza con el empuje de la determinación. El colombiano ligero, un peso pluma, maneja el mismo discurso que sus mayores y también posee los tics de los gobernantes. Emperador. Junto al infatigable e infalible Michal Kwiatkowski, el polaco que todo lo puede, lo mismo en marzo que en julio, y el tremendo Luke Rowe, uno de los forzudos del Sky, el equipo que destroza voluntades en el Tour, Bernal exhibió su poder contra el viento.

Donde a otros se les achata el rostro y la nariz se les arruga, Bernal mostró su capacidad para navegar contra el viento. Aferrado a la cordada de Kwiatkowski y Rowe, el trío del Sky apuró a todo el pelotón en las rectas abiertas al viento de costado. Si el estirón del Sky, los señores del viento, no rasgó definitivamente la carrera, se debió a que a la recta le faltó un poco de distancia y la carretera giró para refugiarse en el pueblo donde estaba pintada la línea de meta. Un suspiro se adueñó del pelotón. En el esprint venció Sam Bennett, que esquivó la racha del líder Groenewegen y la intimidación del Sky.

París-Niza

1. Sam Bennett (Bora)5h16:25

2. Caleb Ewan (Lotto)m.t.

3. Fabio Jakobsen (Deceuninck)m.t.

4. Daniel McLay (Education First)m.t.

5. Bryan Coquard (Vital Concept)m.t.

1. Dylan Groenewegen (Jumbo)11h47:44

2. Michal Kwiatkowski (Sky)a 6''

3. Luis León Sánchez (Astana) a 11''

4. Philippe Gilbert (Deceuninck)a 16''

5. Egan Bernal (Sky)a 19''