gran premio de canada

Perder y ganar

Vettel cruza la meta en primera posición, pero una sanción de 5 segundos que provocó una gran indignación permite a Hamilton obtener el triunfo

09.02.2020 | 05:34
Vettel, subido sobre su Ferrari, festeja la pole que logró ayer en el Gran Premio de Canadá.

bilbao - Sebastian Vettel cruzó la meta del Gran Premio de Canadá en primera posición. Ganó Lewis Hamilton. Una sanción de 5 segundos privó al piloto alemán de la victoria. De lo que hubiera sido un triunfo muy significativo, porque materializaba el final de una racha de seis pruebas consecutivas firmadas con victoria por parte de los monoplazas de la estrella de tres puntas. Pero Mercedes gana carreras incluso cuando su coche es más lento. Incluso cuando clasifica en segunda posición. El paisaje del equipo germano es idílico: siete entorchados de siete posibles; quinta muesca de la temporada para Hamilton, que comienza a ser visible a enfoque de catalejo, a 29 puntos como está del segundo en el Campeonato del Mundo, que no es otro que su compañero de garaje, Valtteri Bottas.

Montreal dejó dos imágenes simbólicas: la primera, la maniobra que dejó la sanción; la segunda, a Vettel cambiando los paneles que se colocan delante de los coches que ocupan el podio: sustituyó el del número 1 por el del 2. La estampa de la contrariedad. El gesto de la indignación. De hecho, no concedió la entrevista que realizan los pilotos del podio al acabar la prueba ni agitó la botella al subir al cajón. "He disfrutado mucho de la carrera. Pregunta a la gente sobre lo que opina", declaró irónico una vez que no pudo esquivar más el micrófono, ya subido al cajón.

Y es que todo pintaba bonito para Vettel, para Ferrari, que hasta la vuelta 35 de las 70 programadas se intuían campeones. De pronto, al líder le comunicaron que tomara decisiones basadas en el mensaje que le mandaban desde su volante. Top Secret. Pero era una alerta que no se quiso hacer pública. Evidentemente, algo iba mal. Algo fallaba en el bólido. Desde ese momento, Hamilton se le empezó a echar encima, hasta colocarse a distancia de DRS en la vuelta 39. Previamente Vettel había liderado con mano de hierro. A sus anchas.

En el giro 48, acosado por el tenaz Hamilton, Vettel cometió el fatídico error que le conllevaría a la sanción. Se fue a la hierba y al incorporarse a la pista taponó la trazada de Hamilton. Sebastian ocupó la zona habitual de paso de los coches. Lewis tuvo que levantar el pie del acelerador para no estamparse con el Ferrari. Fue estrangulado. O sea, el alemán puso en peligro al inglés. Hubo investigación y se determinó una penalización de 5 segundos al término del certamen.

Tras conocer el arbitraje, Vettel se frustró y fue incapaz de meter más 5 segundos entre su coche y el Mercedes. Hamilton, a pesar de todo, trató de cruzar primero la meta. Buscó méritos materiales, ajenos a decisiones externas. Pero no pudo cobrar la primera plaza. No obstante, cuando vio la bandera ajedrezada estaba a rebufo de Vettel. Por tanto, triunfo para Hamilton, que da continuidad al monopolio de la marca alemana.

La decisión de la sanción fue rigurosa, pero aplicada según dicta el reglamento. Cierto es que Hamilton hizo méritos para que Vettel fallara. Se mantuvo casi una decena de vueltas agobiando a menos de un segundo del cogote de Vettel. Y este pecó. Tendría el vago consuelo de ser elegido Piloto del Día, una suerte de reconocimiento como campeón moral, y una segunda plaza que cerca estuvo de arrebatarle su compañero Charles Leclerc, que fue tercero, a 1 segundo del germano tras aplicarse la pena.

"No es la forma con la que quiero ganar. He tirado hasta el final para ser primero, pero no he podido", expresó Hamilton, que aprobó la orden de los comisarios: "Yo tomé la curva de forma normal. Cuando vuelves a la pista no puedes incorporarte a la línea de carrera y si lo haces debes tener cuidado". Hamilton fue abucheado por perder y ganar, y Vettel intervino en ese instante para redirigir las críticas: "Si algo debe ser abucheado son estas decisiones". Y tan ancho. Inflado por el cabreo de ganar y perder.

Bottas, que salía sexto, acabó cuarto; Verstappen, noveno en la parrilla, fue quinto; Sainz no mejoró su undécimo puesto de partida.

gran premio de canadá

1. Lewis Hamilton (Mercedes)1h.29:07,084

2. Sebastian Vettel (Ferrari) a 3,658

3. Charles Leclerc (Ferrari) a 4,696

4. Valtteri Bottas (Mercedes) a 51,043

5. Max Verstappen (Red Bull) a 57,655

6. Daniel Ricciardo (Renault) a 1 vuelta

7. Nico Hülkenberg (Renault) a 1 vuelta

8. Pierre Gasly (Red Bull) a 1 vuelta

9. Lance Stroll (Racing Point) a 1 vuelta

10. Daniil Kvyat (Toro Rosso) a 1 vuelta

11. Carlos Sainz (McLaren) a 1 vuelta

12. Sergio Pérez (Racing Point) a 1 vuelta

13. A. Giovinazzi (Alfa Romeo) a 1 vuelta

14. Romain Grosjean Haas) a 1 vuelta

15. K. Raikkonen (Alfa Romeo) a 1 vuelta

16. George Russell (Williams) a 2 vueltas

17. Kevin Magnussen (Haas) a 2 vueltas

18. Robert Kubica (Williams) a 3 vueltas

A. Albon (Toro Rosso) Abandono

Lando Norris (McLaren) Abandono

1. Lewis Hamilton 162 puntos

2. Valtteri Bottas 133

3. Sebastian Vettel 100

4. Max Verstappen 88

5. Charles Leclerc 72

6. Pierre Gasly 36

7. Carlos Sainz 18

8. Daniel Ricciardo 16

9. Kevin Magnussen 14

10. Sergio Pérez 13

1. Mercedes 257 puntos

2. Ferrari 139

3. Red Bull Racing-Honda 110

4. McLaren-Renault 30

5. Racing Point BWT-Mercedes 17

6. Haas-Ferrari 16

7. Scuderia Toro Rosso-Honda 16

8. Renault 14

9. Alfa Romeo Racing-Ferrari 13

10. Williams-Mercedes 0