Campeonato de Europa de motocross

Alex Olaeta, una vida sobre dos ruedas

El gernikarra Alex Olaeta debuta este fin de semana en Inglaterra en el Campeonato de Europa de motocross. A sus espaldas tiene una larga carrera en el estatal y muchos sacrificios realizados para ser piloto

08.02.2020 | 22:01
Alex Olaeta realiza un salto espectacular en un entrenamiento. Fotos: Borja Guerrero

El gernikarra Alex Olaeta debuta este fin de semana en Inglaterra en el Campeonato de Europa de motocross

LA vida de Alex Olaeta (Gernika, 2000) gira en torno al motocross. Es mucho más que un pasatiempo. Un deporte convertido en modo de vida. El gernikarra entró de lleno en este mundo cuando apenas había dado sus primeros pasos. La moto fue su compañera de viaje desde muy temprana edad y la adrenalina del gas y la gasolina le invadieron el cuerpo para convertir lo que era un juego en una pasión. Olaeta descubrió su sueño muy pronto y apostó todo a él. Empezaron los sacrificios, los viajes por toda España, la gran cantidad de dinero invertido, mucho tiempo fuera de casa? Todo ello para poder disfrutar del motocross y crecer dentro de una disciplina muy exigente tanto en lo deportivo como en lo económico. Sin embargo, el sacrificio no fue en vano. La apuesta de Olaeta empieza a dar sus primeras recompensas y hoy debutará en el Campeonato de Europa. El vizcaino viaja con su equipo, el Gernika Off Road, a la pista de carreras de Matterley Basin, situada en Inglaterra.

La figura de Olaeta será una novedad dentro del Campeonato de Europa. Un nuevo talento que entra en escena dispuesto a aprender dentro del circuito. Pero el gernikarra no es una figura extraña para el mundo del motor a nivel estatal. En sus espaldas tiene más de 300 carreras y lleva años viajando junto a su padre para disputar pruebas por todo el estado. "Con seis años corrí mi primera carrera y con nueve la primera del Campeonato de España. Empecé con cuatro años y a partir de ahí todo fue moto, moto y moto", afirma. Aunque un Europeo son cotas mayores. Es otro nivel. Algo desconocido hasta la fecha para el vizcaino. Otro nuevo reto. "Hay mucho nivel y tampoco sé exactamente lo que me va a venir. En las primeras carreras veremos a ver qué podemos hacer y luego durante el campeonato espero sacar algún punto", comenta. Olaeta disputará siete carreras del Campeonato de Europa en la categoría de EMX-2t y luego tratará de estar en alguna carrera del estatal y del Campeonato de Euskadi.

Olaeta competirá con una Yamaha de 250 centímetros cúbicos de Promoto Bilbao y con el apoyo del equipo de toda su vida, el Gernika Off Road. "Tengo una moto preparada en Francia y creo que es bastante competitiva, pero lo que más importa no es la montura, si no el piloto de arriba", reconoce. El vizcaino cuenta con unas ayudas para poder salir adelante en este complicado mundo. Sustentos necesarios para poder hacer frente a una aventura exigente y con un precio económico bastante alto. "Durante mi carrera me ha tocado gastar mucho dinero porque este es un deporte que no tiene muchas ayudas y al mismo tiempo es muy caro", declara.

Aunque los sacrificios realizados por Olaeta no solo están centrados en el aspecto económico. El piloto vizcaino compagina los estudios con el motocross y debe hacer malabarismos para cuadrar sus entrenamientos. "Tengo el gimnasio al lado de la escuela y cuando puedo, voy. Luego, los fin de semanas voy a entrenar en moto", describe. Esos entrenamientos en circuito son algo necesario para poder desarrollarse en este deporte, pero al mismo tiempo suponen una de las grandes dificultades a las que se debe enfrentar Olaeta y su equipo. "No tengo un circuito cerca de casa y no puedo entrenar mucho en moto. Cuando puedo escaparme alguna tarde voy para allí a entrenar y si no todos los fin de semanas", añade. Vida dedicada a una pasión y muchas horas invertidas para poder llegar a su mejor nivel: "Ahora es cuando me doy cuenta de todo lo que he hecho y he logrado después de tantos años. Llegar al Europeo es un logro".

Pero a pesar de las dificultades, el motocross siempre se mantiene en primer lugar para Olaeta. "Es un deporte que me han enseñado en casa desde que soy un enano y esto para mí es una forma de vida. Llevo toda la vida en esto y me han enseñado muchísimas cosas y he vivido grandes experiencias", apostilla. Un veneno instaurado muy dentro de él, que le ha llevado a romper las fronteras y a estrenarse en el campo de batalla europeo.

LA AVENTURA DEL DAKAR Aunque a la hora de hablar del motor, el Dakar siempre aparece en el horizonte. Es la gran cima de este deporte y un objetivo que no descarta Olaeta, aunque al mismo tiempo también reconoce que son palabras mayores: "Todavía no me lo planteo, pero posibilidades siempre va a haber. Pero el Dakar es otra carrera que necesita mucha ayuda y cuando vayan pasando los años ya se verá. Ahora mismo, motocross, motocross y motocross". El vizcaino vive el presente y ahora su reto es el Campeonato de Europa, donde acudirá con la intención de aprender, pero sin descartar nada y buscando dar la sorpresa desde su primera manga.