“Somos amigos de Belako, pero sonamos diferentes”

El cuarteto vizcaino Sua edita ‘Ordu beltzak’ tras ganar el concurso de Gaztea

17.12.2019 | 20:01
El grupo presentará hoy su disco en Ahotseneak.

El cuarteto vizcaino Sua edita ‘Ordu beltzak’ tras ganar el concurso de Gaztea

bilbao - La Azoka 2019 sirve de escaparate de lujo para el debut discográfico de Sua, un jovencísimo cuarteto vizcaino que tiene el aval de su triunfo en el concurso de Gaztea y que le da al "rock oscuro y cañero" en Ordu beltzak (Airaka), que presentará hoy en el espacio Ahotsenea. "Somos amigos de Belako, pero sonamos totalmente diferentes. Queremos dar un golpe en la mesa, somos Sua", aclaran. Originario de Maruri-Jatabe, Sua tiene solo "un año de vida", según su vocalista, Ane Barrenetxea, quien procede de un grupo anterior en el que ya estaba Janire López, bajista y teclista. Con Julen Wright (guitarra) y Esteban Gaviria (batería), ganaron el concurso Gaztea en 2018 y llegaron a la semifinal en el concurso Soinu Berriak de la Sala BBK. Además, han actuado en el Bilbao BBK Live y tras publicar un EP en formato digital, ahora debutan en formato largo con Ordu beltzak.

La canción bandera de su EP, Zapatu gaua, se ha regrabado con un sonido "más rockero, menos dulce", y está incluida en su debut, grabado con Haritz Harreguy, porque "queríamos que estuviera disponible en el formato físico", explica Janire. "El disco incluye 10 canciones, algunas antiguas y otras nuevas, en las que alternamos el inglés y el euskera. Las últimas las estamos componiendo más en euskera", explica el cuarteto.

Sua ha pasado de referencias iniciales "más anglosajonas" a grupos y artistas de Euskal Herria, lo que se traduce en Ordu beltzak, disco cuyo título responde al estilo que practica la banda. "Es cañero y oscuro. Pero no nos gusta encasillarnos en un estilo concreto, ni ponernos fronteras. Nos basamos mucho en la improvisación en el local de ensayo, y cada uno acaba aportando lo suyo", explica Janire.

Su repertorio, que mezcla con pasión potentes guitarras eléctricas, ritmos cambiantes y gráciles melodías en temas como Shake it out o Shame, proviene de la mezcla de las referencias de sus miembros. "A Esteban le va más lo latino; a Julen, el hardcore; a mí el heavy, el rock y el hard rock, y a Ane, lo indie o alternativo. La combinación aporta riqueza al conjunto", según Janire.

estilo propio Sua cuenta en su debut con la colaboración de Antxon Goikoetxea, bajista de Lukiek, grupo paralelo de un miembro de Belako. Además, son originarios del mismo entorno vizcaino y sus jóvenes miembros son dos chicas y un par de chicos. A pesar de ello, Sua reivindica su sonido ante DEIA. "La comparación con Belako es inevitable, pero no nos gusta. De hecho, al componer no intentamos hacer nada parecido, y si sale algo que nos los recuerda, optamos por cambiarlo, aunque somos amigos", explican.

"Nuestra música es totalmente diferente a la de Belako, y buscamos sorprender. Es cierto que ellos fueron los primeros y los tuvimos como referencia, pero Sua busca dar un golpe en la mesa y decir que este es nuestro sonido", según Janire, que defiende que sus letras, reforzadas por ilustraciones realizadas por Ane, tratan de temas diversos. "Algunas están basadas en experiencias personales, otras no. Hablan de lucha contra los estereotipos, las relaciones y el dolor, el miedo de las mujeres a volver solas a casa y ser atacadas, la normalización de la menstruación...", enumera Ane.

El vídeo y la canción que da título al disco, Ordu beltzak, resultan reveladores tanto del sonido del grupo como de sus intenciones. "Reflejan la presión y el sufrimiento que ejercen los estereotipos y los cánones de belleza, a la vez que reivindican la necesidad de huir de ellos. Como mujeres, muchas veces nos hemos sentido en total oscuridad, comparando nuestra realidad con la que vemos en la televisión, las redes sociales, los anuncios o las revistas. Deberíamos tendernos la mano y aceptarnos como somos porque, al final, todas somos esclavas de la misma presión", explican Ane y Janire. Sua confiesa "vivir el momento, esperando que el grupo fluya".

noticias de deia