expondrá un conjunto excepcional de sus obras

Kandinsky desembarca en Bilbao en 2020

El Guggenheim estudia ampliar la gratuidad hasta los 18 años y establecer días con precio reducido. Jenny Holzer dona otras tres obras al museo

09.02.2020 | 06:27
‘Pintura con borde blanco’ (1913), de Kandinsky, perteneciente a la colección Solomon R. Guggenheim.

El Guggenheim estudia ampliar la gratuidad hasta los 18 años y establecer días con precio reducido. Jenny Holzer dona otras tres obras al museo

Bilbao - El Museo Guggenheim expondrá en 2020 un conjunto excepcional de obras de Vasily Kandinsky, que forma parte de las muestras bianuales producto de la renovación del Acuerdo de Gestión firmado con la Fundación Solomon Guggenheim de Nueva York. La exposición permitirá ver cuadros del precursor del arte abstracto nunca antes vistas en Bilbao y que forman parte de la colección propia del museo neoyorquino.

El Patronato de la Fundación del Guggenheim Bilbao, que se reunió ayer bajo la presidencia del lehendakari Iñigo Urkullu, aprobó el avance de la programación artística para el año que viene, que contempla exposiciones dedicadas a figuras cruciales del arte de nuestro tiempo. Como El Anatsui (1944), uno de los artistas africanos más cotizados a nivel internacional, conocido por sus suntuosos tapices-esculturas.

También se podrá ver una retrospectiva dedicada a Olafur Eliasson, que permanecerá en la Tate de Londres hasta enero de 2020, y que ofrecerá una oportunidad única de adentrarnos y explorar el mundo envolvente y sensorial de este artista danés de fama mundial.

En la apuesta del museo por potenciar la creación artística femenina, se encuadra también la retrospectiva que se dedicará a la brasileña Lygia Clark (Belo Horizonte 1920-Río de Janeiro 1988), que fue cofundadora del Movimiento Neoconcreto, y con su trabajo buscó redefinir la relación entre el arte y el ser humano a nivel conceptual y sensorial.

Durante el Patronato también se dio a conocer que el impacto económico de presencia del museo en los medios de comunicación del mundo fue equivalente a casi 37,5 millones de euros. El Guggenheim Bilbao apareció en 20.099 noticias que llegaron a 5.700 millones de personas. De este modo, se convirtió el año pasado en el museo estatal con mayor visibilidad en Alemania, Francia, Portugal y Reino Unido, y ocupó la tercera posición en el ranking de noticias de museos en el Estado, tras el Prado y el Reina Sofía.

Además, acogió cuatro de las veinte exposiciones más visitadas del mundo en 2018. Si solo se tienen en cuenta las muestras de pago, las de la pinacoteca bilbaina se encuentran en el top diez mundial, según destacaba en marzo el periódico británico The Art Newspaper.

El museo estudia aplicar a partir de 2020 un nuevo esquema de tarifas "diseñado para adecuarlas a las expectativas de las nuevas audiencias, mejorar la experiencia del visitante, intensificar el vínculo con la sociedad y aprovechar las ventajas que aporta el uso de recursos tecnológicos", explicaron desde el Guggenheim. Entre estas directrices, se incluyen medidas como ampliar la gratuidad hasta los 18 años, mejorar las bonificaciones en los precios para estudiantes y pensionistas, establecer días con precio reducido y promover la venta online con tarifas más ventajosas que las de taquillas. Se prevé que el Patronato apruebe en su reunión de diciembre las medidas concretas que entrarán en vigor a partir del 1 de enero del próximo año.

Donaciones

Por otra parte, ayer tuvo lugar una reunión del Consejo de la Sociedad Tenedora, que aprobó la donación de cuatro obras para la Colección propia del Museo Guggenheim Bilbao. En concreto, se trata de una obra de Henri Michaux, Sin título, 1981, donada por Archives Michaux, y tres de la artista estadounidense Jenny Holzer: Survival: Men Don't Protect you Any More, 1989, There Was a War, 2019 y For Bilbao, 2019, donadas por la artista.

La obra de Holzer ha estado presente en el Museo desde sus inicios a trave?s de la imponente Instalación para Bilbao (1997). La pieza -instalada en el Atrio y encargada para la inauguración del edificio- esta? compuesta por nueve columnas luminosas, cada una de ellas de ma?s de doce metros de altura. En 2017, Holzer donó al Guggenheim otras tres obras para su Colección: Serie Supervivencia: deja que tu mano se pasee, 1989; Serie Viviendo: ver el aliento de alguien puede resultar inesperado, 1989; y Pareja Arno, 2010. En la actualidad, el museo expone hasta septiembre Lo indiscreptible, un completo recorrido por la obra de esta artista, considerada como una de las más relevantes de su tiempo.