asamblea anual de EPOA

La cumbre europea del LGBTI en Bilbao alertará sobre la involución

La asamblea anual de EPOA debatirá sobre el avance de la extrema derecha la próxima semana

09.02.2020 | 15:05
Juan Carlos Alonso y Aratz Castro, ayer, durante la rueda de prensa celebrada para presentar la asamblea.Foto: Oskar González

La asamblea anual de EPOA debatirá sobre el avance de la extrema derecha la próxima semana

Bilbao - La preocupación por el retroceso en los derechos del colectivo LGBTI derivado del avance de la extrema derecha centrará el debate de la asamblea anual de EPOA (European Pride Organisers Association) que tendrá lugar del 20 al 22 en Bilbao. Este foro de reflexión de relevancia mundial será el más importante de los celebrados hasta la fecha ya que reunirá a 150 delegados de más de un centenar de asociaciones de 30 países europeos, además de a diversos representantes de países como Canadá o Australia. Previamente, para calentar motores, la villa acogerá la I Conferencia Atlántica LGBTI.

En palabras de Juan Carlos Alonso, coordinador de la asamblea EPOA, esta cita anual es "el altavoz de situaciones de desigualdad que se producen en muchos rincones de Europa". Concretamente, citó la "homofobia latente" en países como Rusia. "Desgraciadamente se vive y se sufre un retroceso en nuestros derechos por el avance de los extremismos, no solo en este país, sino en toda la Unión Europea". En ese sentido, reivindicó su intención de "seguir alzando la voz" mientras "haya una sola persona en Europa que sea perseguida o insultada por no poder disfrutar de algo tan fundamental como es el derecho a amar a quien le dé la gana".

Para hacer frente a la vulneración de derechos que aun se siguen sufriendo en muchos países, Alonso indicó que están trabajando junto a las instituciones europeas y que, de hecho, cuentan con "conexiones muy fructíferas con el Parlamento Europeo". Es más, apuntó que la sede central de EPOA, fundada en 1991, se encuentra en Bruselas. Además de la celebración de la asamblea a anual, la organización cuenta con otra cita de gran repercusión, el Europride, una celebración "muy importante" además "herramienta fundamental", al aunar el orgullo y la reivindicación. Dicha conmemoración tendrá lugar el año que viene en Tesalónica, donde "se va a reflejar la situación del colectivo".

Desde la organización señalaron que hasta 2014 tanto la asamblea como el Europride concurrían en la misma ciudad. Ahora, las propuestas para acoger ambos eventos van por separado. La candidatura presentada por Bilbao, Bilbao is ready, que partió con el apoyo de la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao, fue elegida el año pasado para acoger la asamblea frente a otras propuestas como Atenas o Ibiza. Aratz Castro, coordinador de Bilbao Bizkaia Harro, señaló que es "un primer paso" para reconocer el proyecto que emprendieron hace apenas cinco años. Preguntado por si la capital vizcaina aspira a presentarse como sede de Europride, señaló que "es un debate que se tendrá en el futuro". En cualquier caso, Alonso recordó que las consideraciones para celebrar el Europride suelen ser diferentes, como muestra el hecho de que Riga fuera elegida en 2015 como sede de la celebración -fue la primera ciudad de la órbita soviética- frente a candidaturas como Tel Aviv o Barcelona.

Críticas La celebración de la asamblea de EPOA no cuenta con el beneplácito de la plataforma Harro! Transmaribibollo, que engloba a un sector del colectivo LGBTI de la ciudad y que ya ha mostrado su intención de manifestarse en contra el próximo día 21. Consideran que "se trata de una iniciativa que responde a los intereses de un modelo capitalista de sociedad, sus efectos se verán cómo se están viendo ya en otras ciudades y pueblos". Como respuesta a esta oposición, Aratz Castro señaló que están "trabajando por la diversidad, que es diversa por definición, y suscita críticas". Sin embargo, el coordinador de Bilbao Bizkaia Harro consideró que provienen de "grupos aislados", y que detrás "hay una cuestión ideológica y partidista detrás". En ese sentido, relacionó la resistencia a que Bilbao acoja la asamblea a "un discurso poco constructivo socialmente" que "ataca cada uno de los proyectos de la ciudad y del territorio".

noticias de deia