La Hacienda de Bizkaia retrasa dos años el nuevo sistema para evitar las cajas B

Habrá "incentivos" para las empresas que pongan en marcha Batuz antes de 2024

19.07.2021 | 12:15
Batuz se retrasa dos años

La Hacienda Foral de Bizkaia ha decidido retrasar dos años, hasta el 1 de enero de 2024, la obligatoriedad de las empresas y autónomos del territorio para sumarse al nuevo sistema fiscal que impulsa la Diputación, denominado Batuz, dadas las dificultades detectadas como consecuencia de la crisis.

Batuz, un sistema integral de control por medios electrónicos de los rendimientos de las actividades económicas, ya se aplazó un año, al 1 de enero de 2022, debido a la emergencia sanitaria provocada por la covid-19.

Ahora, en vista de los problemas que han transmitido a la Hacienda Foral los contribuyentes más afectados por la pandemia, la Diputación considera que "hoy por hoy no se dan las circunstancias adecuadas" para la implantación obligatoria de Batuz y propondrá a las Juntas Generales un nuevo aplazamiento de dos años, hasta el 1 de enero de 2024, aunque establecerá compensaciones progresivas para los autónomos, microempresas y pymes que implanten el sistema en 2022 o 2023.

El diputado foral de Hacienda, José María Iruarrizaga, ha explicado este lunes que Batuz "es un proyecto estratégico para Bizkaia porque fortalece la lucha contra el fraude y mejora la asistencia a los contribuyentes", pero actualmente no se dan las condiciones propicias para su adopción por parte de los contribuyentes que "están sufriendo las peores consecuencias" de la crisis.

Ha explicado que así se lo han transmitido los diferentes sectores, en reuniones mantenidas con colegios profesionales y asociaciones empresariales y de la asesoría fiscal.

INCENTIVOS

"Sensible" ante esta situación, la Diputación ha decidido proponer a las Juntas una nueva flexibilización del plazo para la obligatoriedad de Batuz, aunque con "incentivos" para las empresas que lo pongan en marcha antes de 2024, ha añadido Iruarrizaga.

Las personas y negocios que implanten Batuz desde el 1 de enero de 2022 dispondrán de una reducción del 15% de su base imponible en IRPF o Impuesto de Sociedades en los ejercicios 2022 y 2023, ha adelantado la Diputación.
Ha precisado que la compensación propuesta será mayor cuanto antes se implante Batuz, y únicamente se podrán beneficiar de ella trabajadores autónomos, microempresas, pequeñas y medianas empresas que adopten el sistema en 2022 y 2023.

La adopción voluntaria de Batuz deberá realizarse al comienzo de cada trimestre y para ello será necesario inscribirse en un registro.

La Diputación ha anunciado también que se prorroga dos años más, hasta el 31 de diciembre de 2023, la deducción en cuota del 30% de los gastos en los que el profesional o la empresa incurra para adaptar sus sistemas informáticos a Batuz, o si para ello necesita adquirir nuevos equipos.

El Gobierno foral ha iniciado ya la tramitación para trasladar a las Juntas Generales esta propuesta.

La Diputación ha recordado que Batuz, con el que pretende "reforzar el control tributario de todas las actividades económicas que realizan tanto las empresas como los trabajadores autónomos", obligará a las empresas y autónomos a disponer de un software "Ticketbai" para controlar las facturas.

Este software debe estar homologado por Hacienda, y actualmente en el mercado existen ya 285 programas informáticos de contabilidad, gestión y facturación certificados.

El segundo elemento del nuevo sistema es el Libro-registro, que controla todas las operaciones económicas que realizan las empresas (modelo 240) y los trabajadores autónomos (modelo 140).

La Diputación destaca que este es el gran cambio que introduce Batuz en la gestión diaria de cada negocio, porque tanto las empresas como los profesionales deberán mantener actualizado su libro de registro de operaciones económicas en la sede electrónica de la Administración foral.

Para dar a conocer el nuevo sistema, Hacienda ha llevado a cabo hasta ahora 42 jornadas informativas en las que han participado cerca de 6.100 profesionales.

Por la misma razón de facilitar la transición hacia el nuevo modelo, la Diputación ha anunciado que pospondrá un año el cierre de la oficina virtual de Hacienda, BizkaiBai, de modo que los trámites electrónicos con la Hacienda Foral podrán realizarse hasta el 1 de agosto de 2022 tanto en esta oficina como en la sede electrónica de Diputación Foral de Bizkaia, ebizkaia.eus.

La migración de los servicios de BizkaiBai hacia ebizkaia.eus se ha venido realizando de manera progresiva desde 2018, coexistiendo ambas sedes, en un proceso cuya culminación estaba prevista para el próximo 1 de agosto con el cierre definitivo de la oficina virtual de Hacienda.

noticias de deia