Las canceladoras de Metro Bilbao avisarán si el saldo es menor de dos euros

Facilitará el viaje y la adquisición de billetes a las personas con discapacidad visual y auditiva

28.06.2021 | 10:11
El nuevo sonido de las canceladoras se suma al aviso de texto con el saldo ya existente

Las canceladoras de Metro Bilbao avisan a partir de este lunes en el momento de pasar la tarjeta Barik en la estación si el saldo de la misma es inferior a dos euros, con una alerta sonora.

El sonido se suma al aviso de texto con el saldo ya existente. De esta forma, la clientela puede planificar la recarga del monedero, evitando encontrarse sin saldo para viajar de manera sorpresiva.

Este nuevo sonido, que se activa con saldo escaso, es muy diferente al que actualmente se escucha cuando se valida el título de transporte.

La alerta se ha aplicado a todas las tarjetas Barik ya que la medida es muy práctica para cualquier persona que viaje en metro.

Se basa en un nuevo software y hardware que ha sido instalado en 73 máquinas expendedoras y 430 máquinas canceladoras de las estaciones de las líneas 1 y 2 de metro.

Además, también se ha tomado otra medida pensada para ayudar a las personas con diversidad funcional en la recarga y adquisición de la tarjeta Barik, de manera que no precisarán de asistencia por parte del personal de las estaciones y lo podrán hacer ya de forma autónoma gracias a la activación de la compra asistida por voz denominada "Compra fácil".

Además de esta nueva guía por voz, tanto la botonera como los números para marcar el pin en el caso de pago con tarjeta de crédito, están señalizados con el sistema braille.

Por otra parte, se dispone de un código semafórico con los colores rojo y verde, útil a la hora de pulsar la pantalla para facilitar la gestión a las personas con discapacidad cognitiva.

Además, existe un botón de ayuda para los casos en los que sea necesario acudir al personal de supervisión de estación.

También se ha incorporado el sistema "bucle T" para facilitar la compra a las personas con discapacidad auditiva. Este sistema se activa de manera automática y se acopla al audífono que porta la persona.

El coste de las medidas ha ascendido a 375.300 euros y ha sido asumido íntegramente por Metro Bilbao. Para su desarrollo se ha colaborado estrechamente con la ONCE, garantizando así la eficacia del resultado. También Gorabide ha participado en las pruebas.

noticias de deia