Se buscan inversores para cumplir un sueño

NahiArte, un proyecto dirigido a personas con discapacidad busca financiación

El taller Formarte inicia una campaña de Crowdfunding para poner en marcha una tienda donde sus alumnos puedan encontrar una salida laboral

01.11.2020 | 01:20
A la escuela de arte de Formarte acuden medio centenar de personas para aprender y perfeccionar sus conocimientos artísticos.

Claudia dibuja casas con ventanas. Muchas ventanas de mil y un colores: azules, verdes, rosas, amarillas... Lo hace sobre papel pero también sobre coloridos paraguas, bolsos, pañuelos o camisetas. Le encanta pintar, desde pequeña, cuando se ganó una monumental bronca de su abuelo por plasmar sus trazos en la pared de su habitación. Y sueña con poder dedicarse al arte, hacer de ello su profesión y su modo de vida. "Es el trabajo que más me gustaría. Ya he tenido varios encargos", apunta, orgullosa. Es el objetivo del nuevo proyecto de Formarte, el centro formativo artístico para personas con discapacidad psíquica e intelectual: lograr que sus participantes puedan encontrar en sus obras una salida laboral, abriendo las puertas de NahiArte Factory, una tienda-taller donde ponerlas a la venta y convertirla en un centro especial de empleo. Para ello han iniciado una campaña de crowdfunding, a través de la plataforma de la Diputación, con el objetivo de recaudar 50.000 euros entre las inversiones de ciudadanos de a pie.

Formarte es una escuela de arte para personas con discapacidad psíquica o intelectual que pusieron en marcha Ana Urgoiti y Cristina Bacete hace siete años. Al pequeño taller de la calle Zankoeta de Bilbao acuden cada día medio centenar de personas, de entre 11 y 64 años, para aprender y perfeccionar su técnica artística. "Tras siete años con el centro abierto vemos que hay una demanda por parte del alumno de trabajar en Formarte, en la creación artística", explica Ana Urgoiti, una de sus fundadoras. Pasar de ser solo un centro formativo para convertirse también en una salida laboral para sus alumnos. "Es lo que hacemos todos: cursamos unos estudios con el objetivo de conseguir un puesto laboral en lo que nos hemos formado. A las personas con discapacidad intelectual no se les debe cerrar esa vía formativa ni laboral".

Obras de arte sobre textil

Dicho y hecho. Ana y Cristina se pusieron en marcha. En los dos centros de Alemania y Estados Unidos en los que se miran, sus alumnos llevan más de cincuenta años viviendo de la venta de sus obras de arte. Pero no es el caso de Euskadi, donde apenas existe la cultura de adquisición de estas piezas. Para salvar ese escollo, han dado una vuelta de tuerca a la idea inicial y han buscado otro tipo de soportes cuya venta es más fácil: paraguas, bolsos, pañuelos, camisetas, vestidos, zapatillas, delantales de cocina, manteles, saquitos... Todas las piezas son únicas y exclusivas, creadas una a una por los artistas de Formarte. "Vendemos auténticas obras de arte en diferentes soportes textiles", lo resume Ana. A día de hoy siguen pensando en nuevos soportes para poner a la venta más artículos y no descartan la venta de obra de arte pura y dura como línea de negocio en el futuro.

Ana Urgoiti, en la tienda que ya han abierto en el Casco Viejo. Pablo Viñas

Las ventas de esos artículos han ido creciendo de forma imparable con el tiempo y de ahí nació la idea de poner en marcha NahiArte Factory, un espacio que será al mismo tiempo escuela, taller y tienda. "Queremos que los alumnos que tiene ya una formación completa pasen a la plantilla de NahiArte, que pretendemos sea un centro especial de empleo. Estamos convencidas de que tienen que estar trabajando ahí y", defiende la cofundadora.

El año pasado entraron en contacto con la plataforma Crowdfunding Bizkaia puesta en marcha por la Diputación en 2018, la primera de una administración pública, en la que son los ciudadanos particulares los que realizan inversiones en proyectos innovadores. Tras un análisis de la viabilidad de la iniciativa, tienen 50 días para recaudar los 50.000 euros, con una aportación mínima de 60. "Las acciones de NahiArte Factory nunca les van a revertir un beneficio porque será una entidad sin ánimo de lucro, aunque pueden venderlas las acciones. Va a ser una aportación totalmente altruista de gente que quiera apoyar el proyecto", explica Ana. Llevan ya recaudados algo más de 11.200 euros en 18 días. "Vamos bien, estamos contentas y seguras de que lo vamos a conseguir", confía.

Alumnos en el taller Formarte. Fotos: Pablo Viñas

Ya tienen hasta alquilado el local, que necesitaban como agua de mayo porque el actual taller de Zankoeta se les ha quedado pequeño. Se trata de un espacio de 180 metros cuadrados con una ubicación excepcional, el número 23 de la Alameda Rekalde, donde se pondrán a la venta los productos y acogerá el taller y la escuela, de forma que los visitantes podrán ver trabajar en vivo a los propios artistas. "Es el alma del proyecto; no podemos perder el contacto con la gente", afirma Ana, convencida. Si todo va sobre lo previsto, esperan trasladarse a finales de este mes. De momento, han abierto una pequeña tienda, a modo de adelanto, en la plaza Santiago. "Es el local de una agencia de viajes, cerrada ahora, que la propietaria nos ha cedido temporalmente", agradece.

"El trabajo que más me gusta"

Las obras de Claudia Aguinaga, de 31 años, son algunas de las que se pueden adquirir aquí, inconfundibles por sus coloridas ventanas: bolsos, paraguas, saquitos... Ella es una de las alumnas más veteranas de Formarte y tiene una enorme capacidad de entrega y trabajo. "Vengo a la escuela todos los días y también pinto en casa", explica. Dibuja primero las formas con rotuladores de colores, que luego repasa con pincel, tanto sobre papel como sobre tela. Ha realizado ya varias piezas por encargo y sueña con poder hacer del arte su profesión. "Es el trabajo que más me gusta", afirma.

Igual que a Adrián Edmundo Alexandrov, de 20 años. Su especialidad son los paisajes y muestra orgulloso una de sus obras, en la que representa un desierto en el que no faltan los cactus y un autorretrato. "Este soy yo y refleja mi deseo de poder andar sin silla de ruedas y quitarme las gafas", narra. "Me encanta el arte; desde que vengo a Formarte he aprendido muchísimo", reconoce. Como sus idolatrados Munch y Kandinsky –"Vasily Kandinsky, ese es su nombre completo", apunta–, también él sueña con poder ver sus piezas expuestas en un museo. Sus sueños pueden estar ahora un poco más cerca.

Al detalle

Financiación participativa. La Diputación Foral de Bizkaia lanzó Crowdfunding Bizkaia en 2018 "como la primera plataforma de financiación participativa de una administración pública con el objetivo de ofrecer una nueva alternativa de inversión para startups y personas emprendedoras", recuerda la diputada foral de Promoción Económica, Ainara Basurko. "Pero también como una herramienta innovadora para abrir la puerta a la inversión para todo tipo de personas y reforzar el ecosistema emprendedor haciendo crecer y atrayendo proyectos al territorio".

Más de 300.000 euros. Desde su puesta en marcha, Crowdfunding Bizkaia ha financiado diferentes proyectos arraigados en el territorio con más de 300.000 euros y cuenta, a día de hoy, con más de 500 inversores registrados. Para Basurko, proyectos como el de NahiArte "son los que dan un valor añadido a Crowdfunding Bizkaia porque ofrecen la posibilidad de contribuir a proyectos que se desarrollan en nuestro entorno más cercano y que, además, tienen un verdadero impacto social".

"Proyectos como NahiArte son los que dan un valor añadido a Crowdfunding Bizkaia"

Ainara Basurko

Diputada de Promoción Económica

"A las personas con discapacidad intelectual no se les debe cerrar esta vía laboral"

Ana urgoiti

Cofundadora de Formarte

"Me encantan Munch y Kandinsky, y mi especialidad son los paisajes"

Adrián Alexandrov

Alumno de Formarte

"Es el trabajo que más me gusta hacer y ya tengo bastantes encargos"

Claudia Aguinaga

Alumna de Formarte