Duras multas para los que eviten el control digital de las facturas

Los defraudadores de Batuz serán sancionados con entre 20.000 y 60.000 euros como mínimo

26.02.2020 | 06:15
Un comerciante observa un tique de una compra efectuada en su local antes de entregárselo a su cliente.

Bilbao - La Hacienda Foral se ha puesto seria con los autónomos y las empresas en Bizkaia. La implantación del programa Batuz a partir del próximo 1 de enero, que obligará a empresas y personas físicas a declarar vía informática sus ingresos y gastos para evitar el fraude fiscal, contempla una batería de sanciones que van, como mínimo, de los 20.000 a los 60.000 euros en función de la infracción y su reiteración.

Ayer, el consejo de gobierno foral aprobó el anteproyecto de Norma Foral para la puesta en marcha del sistema el próximo 1 de julio, fecha a partir de la cual, y de manera voluntaria, quienes deseen pueden empezar a operar con el fisco vizcaino. Será a partir del 1 de enero de 2021 cuando el control digital será obligatorio.

Tras el visto bueno de ayer, el proyecto se va a enviar a las Juntas Generales de Bizkaia para su tramitación parlamentaria. Algo necesario ya que Batuz implicará cambios en las normas forales del Impuesto sobre Sociedades, sobre el IRPF, Patrimonio y la General Tributaria de Bizkaia.

La Hacienda Foral quiere controlar realmente a todos los autónomos y empresas por lo que aquellos que no presenten sus rendimientos de las actividades económicas y no cumplan sus obligaciones tributarias tendrán elevada sanciones. Según indicaron ayer fuentes forales aquellos que no incorporen en sus contabilidades el software TicketBAI serán sancionado con un 20% de la cifra de negocio con un mínimo de 20.000 euros. Si el contribuyente multado fuera reincidente en la infracción, el pago será del 30% de sus cuentas, con un mínimo de 40.000 euros.

Para los que sí incorporen los programas informáticos pero de alguna manera destruyan, borren o manipulen tanto el software como los archivos deberán pagar sanciones del 20% de la cifra de su negocio, con un mínimo de 40.000 euros. La reincidencia implicará un aumento de la multa hasta el 30% y un mínimo de 60.000 euros.

Pero el fisco no solo vigilará el cumplimiento fiscal de estos contribuyentes. También pondrá el ojo escrutador en las empresas que les ayuden a piratear Batuz. Las penas económicas para empresas desarrolladoras de software dirigido a cometer fraude soportarán la misma sanción que las empresas que lo utilicen. Si después de ser pillados in franganti en sus trampas, estos insolidarios verán reducida su sanción un 30% en caso de conformidad y pago. Antes de que los contribuyentes que lo deseen se integren el 1 de julio en el sistema, el departamento foral de Hacienda y Finanzas está ya efectuando una labor divulgativa entre los colectivos afectados. Según indicaron ayer desde el área que dirige José Mari Iruarrizaga, más de un millar de personas entre empresarios, asesores fiscales y empresas de software han participado en los encuentros donde se ha detallado la implantación de Batuz.

Jornadas divulgativas Los técnicos de Hacienda explicaron los requisitos a cumplir por los sistemas informáticos que se utilizarán para la expedición de facturas y las características para cumplimentar los libros de registro de operaciones económicas. Hasta la fecha se han celebrado diez jornadas de trabajo y hasta finales de marzo tendrán lugar otra decena de encuentros.

Como se recordará este programa agrupa diversas acciones de lucha contra el fraude fiscal de la ocultación de ventas y medidas para mejorar la asistencia a empresas y autónomos. Como mejora ostensible todos los autónomos recibirán confeccionado el borrador de sus declaraciones de IVA, Sociedades y Renta.

La Diputación quiere ser sensible con los contribuyentes afectados con la puesta en marcha del programa y va a ayudar a su implantación para reducir el gasto extra que va a suponer a empresas y trabajadores autónomos y aplicará una deducción en la cuota del IRPF o el Impuesto sobre Sociedades del 30% por la adquisición del software, la renovación del sistema de facturación y de periféricos como la impresora de tiques.

Batuz integra en un mismo sistema los libros registro de operaciones económicas y Ticketbai!, un software desarrollado por las Haciendas forales y el Gobierno vasco que introduce en cada factura un código encriptado que impide la ocultación de ventas, una de las principales formas del fraude fiscal.

La labor de seguimiento del dispositivo fiscal tendrá como ventaja que Hacienda enviará ya hechos a empresas y autónomos los borradores de sus declaraciones de IVA y Sociedades o Renta. En el primer caso será remitido en febrero de 2021 a los contribuyentes que liquiden este impuesto mensualmente, y en abril a los que lo hacen de manera trimestral. Los autónomos lo recibirán como el resto de personas físicas con ingresos por cuenta ajena, en abril de 2021.

noticias de deia