ÚLTIMA HORA
RÉCORD DE CONTAGIOS: 1.207 casos en Euskadi, 561 en Bizkaia
bilbao basket

Un partido para romper las cadenas frente al Obradoiro

el bilbao basket recibe al obradoiro con el deseo de que el trabajo empiece a dar resultados

03.10.2020 | 01:05
Mumbrú da instrucciones a Brown ante el Tenerife. Foto: B. Guerrero

bilbao – El Bilbao Basket llega a un partido que puede marcar un punto de inflexión en su temporada. Las tres derrotas iniciales han colocado a los hombres de negro en la posición de tener que reforzar el trabajo con victorias. Álex Mumbrú, que mantiene la tranquilidad, cree que su equipo va mejorando poco a poco, pero entiende que aún no hay "obligación de ganar, sí de jugar bien al baloncesto y de ser cada día mejor equipo". El técnico catalán sostiene que ve esos progresos porque "si fuéramos dando pasos hacia atrás sí podríamos estar preocupados porque entra la ansiedad, pero el equipo está cada vez mejor, cada vez pasa mejor el balón, cada vez estamos defendiendo mejor".

Es este aspecto, el de la consistencia defensiva, el que puso como importante para afrontar la visita del Monbus Obradoiro, que ha empezado con tres victorias consecutivas y un ataque muy bien engrasado en el que está brillando Birutis, mejor jugador de las tres primeras jornadas, sino también Beliauskas, que lleva un 43% en triples, o Daum, que alterna con eficacia los puestos de tres y cuatro. "Es una plantilla muy compensada y que está con gran confianza", advierte. Es por ello que no solo hará falta defender, "también necesitamos el acierto porque el otro día contra el Barça íbamos en un 30% en tiros de dos y así es imposible competir".

De nuevo, el Bilbao Basket echará en falta "la adrenalina que nos da el público, ese empuje en los momentos malos. Por algo está habiendo tantos resultados abultados". Además, dos jugadores tienen problemas físicos antes de un partido en el que se les necesita. Ondrej Balvin, que tendrá que trabajar ante Birutis en el poste bajo, ha estado con molestias en la espalda toda la semana "aunque estará disponible al 99%", y Quinton Serron, especialista en la defensa de tiradores, casi seguro no jugará porque tiene dañada la rodilla.

Moncho Fernández acaba de cumplir 300 partidos en el banquillo del Obradoiro, que justo este año celebra su 50 aniversario. El entrenador compostelano se las sabe todas ya y advierte a sus jugadores de que "para ganar al Bilbao Basket tenemos que hacer muchas cosas bien porque tienen un estilo muy claro de juego, saben perfectamente a qué juegan tanto en ataque como en defensa y cuáles son las opciones de cada situación". Fernández entiende normal el balance de los bilbainos "ya que su calendario no ha sido sencillo" y espera que su equipo sepa controlar "esos tres o cuatro detalles que acaban decidiendo la mayoría de los partidos".

"Si fuéramos dando pasos hacia atrás podría estar preocupado, pero el equipo va cada vez mejor"

Álex Mumbrú

Entrenador del Bilbao Basket