La Asamblea recula y apuesta por la estabilidad del Athletic

Aitor Elizegi recibe en segunda instancia el visto bueno a su presupuesto con el respaldo del 57% de los votos frente al 38,3% en contra y los compromisarios aceptan la cuota covid de 85 euros

30.11.2021 | 22:57
Aitor Elizegi se dirige a los socios compromisarios en la Asamblea Extraordinaria

El Athletic ya tiene presupuesto para el presente curso. La Asamblea de Socios Compromisarios ha reculado repecto a su sentencia de cinco semanas atrás y este martes ha priorizado, en cita extraordinaria, la estabilidad de la entidad bilbaina en el que será el último ejercicio del mandato de la Junta Directiva presidida por Aitor Elizegi, que sufre un respiro en su gestión y propicia un cierre de legislatura con cierta tranquilidad hasta el inicio de la carrera electoral.

Lo que fue negro el pasado 23 de octubre se tildó de blanco. El órgano soberano aprobó la propuesta de presupuesto, la herramienta que rige el club, de la Junta con un respaldo del 56,7% de los votos, frente al 38,3% que se manfiestó en contra. Fueron 475 las papeletas que dieron el visto bueno a las cuentas y 321 las que rechazaron las mismas. Es decir, la victoria de Elizegi la marcan 154 votos, un margen mayor que el producido en la anterior Asamblea Extraordinaria, cuando el apoyo se quedó en 395 votos (53,3%) frente a un rechazo de 327 sufragios (44,1%).

Elizegi salva un nuevo match-ball que le permite afrontar el resto de su mandato con esa estabilidad que le ha concedido el órgano soberano del club, como sucediera también el pasado 21 de febrero. Los tirones de oreja también los han padecido anteriores presidentes como José Julián Lertxundi, José Mari Arrate y Fernando Garcia Macua, a los que se les echó abajo sus cuentas en primera instancia en una ocasión durante sus respectivos mandatos, pero nunca en el ejercicio que cerraba sus gestiones. La Asamblea, por tanto, desactivó el vértigo que hubiera generado un escenario desconocido con un hipotético no y acepta el abono de la cuota covid-19 de 85 euros por carné, que se había convertido en el punto de discordia. Con esta aprobación, el 65% de los socios desembolsará una cantidad menor a la abonada en su respectiva cuota de 2020 y el otro 35%, por el contrario, deberá asumir una cuantía mayor.


AROMA A DESPEDIDA


El de Santutxu volvió a tirar de un discurso con evidente aroma a despedida, como ya lo hiciera en la Asamblea Ordinaria del pasado 23 de octubre, aunque puso el acento en la autocrítica. Quizá buscó acaparar un alto procentaje de responsabilidad en su deseo de convencer al compromisario, una vez que se ha apartado de la próxima carrera electoral, es decir entonó el mea culpa, al considerar que "en la mayoria de las mesas en que hayamos asistido no hemos estado a la altura, o se llegaba tarde a esas mesas o no dimos con todas las respuestas suficientes que nos planteaban", aunque el presidente rojiblanco insistió en que sigue "creyendo a ciegas en este proyecto, en este club, en el que habremos cometido bastantes errores, pero también hemos tenido algún acierto"; y reiteró su ofrecimiento en "ayudar al proximo proyecto".

Elizegi, con todo, se desmarcó de la exposición presupuestaria, que le correspondió en exclusiva a Jon Ander de las Fuentes, el contador de la Junta Directiva, que defendió la gestión de su equipo de gobierno, que la definió como "responsable y nunca cortoplacista respecto a la que heredamos", momento en que subrayó la solvencia de la que, a su juicio, presume la entidad bilbaina para el presente y el futuro: "Creemos que dejamos un futuro sostenible sin tener en cuenta la responsabilidad que se pudiera imputar a esta Junta Directiva".


50,7 MILLONES DE PÉRDIDAS EN TRES TEMPORADAS


De las Fuentes sacó músculo con unos números que cinco semanas atrás tumbó la Asamblea y ayer el órgano soberano cambió el sentido de su voto al aceptar las nuevas variaciones de la propuesta presupuestaria que, a grandes rasgos, presenta un ingreso añadido de un millón de euros por la venta de entradas y por el rebautizado San Mames BAT, las cuotas de los socios dejarán en la arcas 24,6 millones de euros y las pérdidas estimadas para el presente ejercicio se cifran en 4,4 millones de euros imputadas al efecto covid-19, con lo que el total del déficit por este concepto durante las tres temporadas de mandato de esta Junta se eleva a 50,7 millones.

El contador desveló que el patrimonio actual del club se eleva a 107,3 millones, por lo que se ha reducido en 27,8 millones respecto a contabilidad a fecha del 30 de junio de 2018, la última del segundo mandato de la anterior Junta Directiva presidida por Josu Urrutia, que entonces dejó una tesorería disponible de 186,2 millones de euros, cuando el actual balance la cuantifica en 82,2 millones sin deuda alguna contraída por el Athletic, que se asegura una estabilidad económica en año electoral y, según De las Fuentes, hasta junio de 2024 como mínimo a tenor de la estimaciones efectuadas.

noticias de deia