La osadía de Nico Williams en el Athletic

El joven jugador del Athletic reconoce que Marcelino le exige "que pise área, porque goles son amores"

28.09.2021 | 13:34
Nico Williams, en el inicio de la sesión de ayer martes en Lezama.

A Nico Williams (Iruñea, 12 de julio de 2002) le tocó ayer martes jugar otro partido. No fue en el césped, donde mejor se mueve, sino que se estrenó en una sala de prensa, un hábitat que a día de hoy todavía no domina. El pequeño de la saga de los Williams, sin embargo, proyecta tener las ideas claras. Se conoce poco de Nico más allá de lo que ofrece cuando se viste de corto. Sin embargo, tiene pinta de osado delante del micrófono, aunque no necesite recurrir a una llamativa labia. Se puede decir poco en muchas palabras: "Mi hermano me ha dicho que responda tranquilo, que sea yo mismo, que no lo haga mal. A ver, es mi primera vez y espero hacerlo bien". O sea, es una esponja a la hora de dejarse aconsejar. Ayer a la mañana, incluso, contó con el apoyo de su representante, Félix Tainta, durante su comparecencia ante los medios de comunicación en Lezama, momento que aprovechó para hacer un reconocimiento público a su familia y allegados: "Quería hablar de mis padres, han dado mucho por nosotros, les debo todo, poder estar aquí. Mi hermano me ha inculcado todos los valores que necesitaba. Soy un chaval con los pies en el suelo y no creo que lo voy a hacer mal".

Nico Williams, que tiene a Kylian Mbappé -jugador del PSG- como una de sus referencias al margen de su hermano Iñaki, acumula nueve partidos en Primera División a sus 19 años de edad, uno de ellos como titular, el que disputó hace ocho días ante el Rayo Vallecano en San Mamés. El navarro, pese a ello, no se siente presionado y se muestra orgulloso de lo que ha conseguido hasta la fecha. "No siento ninguna presión, la afición se ha volcado en mí, me ha dado mucho. Me ha apoyado mucho y estoy superagradecido. Jugar con San Mamés lleno sería la hostia", dijo Nico, que se estrenó como león el 28 de abril con motivo de la visita del Valladolid la liga pasada, para poner después el acento en su debut como titular: "Estaba un poco nervioso cuando supe que iba a ser titular, lo resolví bastante bien. Hay que trabajar y así podré dar mucho al equipo. A ver si llega pronto mi primer gol", para el cual no tiene prevista una celebración especial: "La verdad es que no me he puesto a pensar en ello".

Trabajo es la palabra que más empleó durante su primera rueda de prensa como jugador del Athletic. No en vano, es consciente de que todo le ha ido muy rápido en los últimos tiempos. Pieza clave en el Bilbao Athletic el curso anterior, ha dado el salto al primer equipo, un reto que no le asusta, aunque reconoce que no es fácil para un chaval de su edad. "Tengo que ser yo, con ilusión y mucho trabajo puedo conseguir cosas", expresó el menor de los Williams, quien subrayó que la vida le ha cambiado de la noche a la mañana. "Ya no puedo hacer cosas como las que hace un chaval normal, porque esto es el fútbol profesional, que tiene sus pros y sus contras, bueno, más pros que contras", apuntó para volver a referirse a su hermano Iñaki, quien está "metiéndome las gomas para que esté atento a lo que debía hacer, para que llegue muy bien. Con sacrificio, me dice, se pueden hacer las cosas".

Entrenamiento del Athletic en Lezama. Fotos: Borja Guerrero

Nico Williams, que desveló que su hermano Iñaki le permitió conocer en el pasado el vestuario del primer equipo y al que denomina como una familia, asume que el salto de Segunda División a la máxima categoría se nota, ya que "se me hizo complicada esa transición. Los defensores son mejores. Me voy adaptando poco a poco, pero apenas llevo 9 partidos en el primer equipo, espero sumar minutos ". El extremo, que ha participado en los siete encuentros de liga recorridos este curso, tuvo palabras hacia la figura de Marcelino, el entrenador que ha propiciado su debut como león. "Estoy muy agradecido al míster por las oportunidades que me está dando, a todos los que me han apoyado y acompañado en este camino. He tratado de darles todo mi trabajo y sacrificio. Ya he conseguido un sueño, debutar en Primera con el Athletic y poder jugar con mi hermano mayor", dijo y añadió que el asturiano "me exige que pise área y los goles son amores. Soy un chico muy rápido, vivo las acciones a máxima velocidad y necesito pausa". El viernes el Athletic afronta el primer derbi de la temporada con la visita a San Mamés de un Alavés reanimado por su victoria el pasado fin de semana sobre el Atlético de Madrid y que conocerá, en caso de que vuelva a tener minutos, la osadía de Nico.


FE DE ERRATAS


La fotografía que acompañaba en la edición de ayer  martes a la información titulada Un cargo de Elizegi deja el Athletic y va al Granada no se correspondía a la persona de Pablo García Sampedro, como así rezaba, sino a la de Javier Jiménez Villar, que llegó al Athletic a la par que el mencionado Pablo García.

noticias de deia