Garitano deja el Athletic con buenas estadísticas

Gaizka Garitano deja el Athletic con algunas de las mejores estadísticas de entre todos los técnicos que ha tenido el equipo durante el siglo XXI, con la excepción de Valverde

05.01.2021 | 00:56
Garitano anima a los suyos durante el encuentro contra el Elche, antes de ser destituido.

El semblante no daba a entender que estaba a minutos de ser cesado. Gaizka Garitano se mostró contento por la victoria frente al Elche. Si bien, una vez acontecida la decisión de su destitución, resuena en la memoria la rueda de prensa posterior a su último partido. Palabras que podrían dar a entender que el técnico de Derio era consciente de que su etapa en el banquillo bilbaino se había agotado. "Yo lo que quiero es que gane el Athletic. Esté yo o no, siempre estoy contento cuando gana el Athletic", expresó. Discurso que ahora es un justificante para pensar que ya estaba avisado de su marcha.

La sucesión posterior de los acontecimientos, desde luego, invita a pensar que la Junta Directiva tenía tomada la decisión, con independencia de lo que sucediera el domingo en San Mamés, ya que apenas transcurrieron cinco horas entre la notificación de la destitución del derioztarra y el anuncio de la llegada de Marcelino García Toral, quien, paradójicamente, era el último técnico de LaLiga destituido tras firmar una victoria (Valencia-Mallorca, 0-2). En cualquier caso, Garitano abandona el Athletic con unos números que destacan entre los entrenadores que durante el siglo XXI han estado al frente del banquillo rojiblanco.

Garitano cogió las riendas del Athletic con la misión de eludir el descenso. Lo consiguió. Incluso, el equipo contó con más que serias opciones de alcanzar la clasificación para la Europa League. En esa campaña, la 2018-19, el Athletic vivió en puestos de descenso entre las jornadas 13 y 17; Garitano, que se hizo cargo de la primera plantilla el 5 de diciembre de 2018, afrontó su primer encuentro en la jornada 15. En su momento más álgido, el equipo ocupó la séptima plaza. Finalmente, acabó en octava posición, empatado a puntos con el Espanyol (53), que fue séptimo y ocupó la última plaza con acceso a Europa.

El curso pasado, en la que fue su primera temporada completa como entrenador del club bilbaino, Garitano logró el acceso a la final de Copa. Si bien, el vestuario jamás ocultó que la intención era el asalto a Europa a través de LaLiga. El arranque fue esperanzador. A lo largo de las primeras 18 jornadas el Athletic ocupó plazas con derecho a competir en el Viejo Continente en 14 de ellas. Sin embargo, en la segunda vuelta, condicionada por el parón provocado por la pandemia de coronavirus, el equipo se desinfló. Acabó en undécima posición, a 5 puntos del séptimo lugar que ocupó el Granada (56 puntos). El broche de una goleada precisamente ante el conjunto nazarí (4-0) dejó al equipo muy tocado de cara a la presente campaña.

Este curso el Athletic no ha conseguido ilusionar, viviendo gran parte de las jornadas al filo del descenso. Es más, en tres jornadas ha llegado a estar inmerso en la zona roja. En la jornada 10 alcanzó la octava plaza, como momento más dulce a nivel clasificatorio. Hoy el Athletic descansa en el noveno lugar, a 6 puntos de la última casilla europea y a la misma distancia de la zona de descenso. Es lo que han dado de sí 6 victorias (Eibar, Levante, Sevilla, Betis, Huesca y Elche), 3 empates (Getafe, Valencia y Villarreal) y 8 derrotas (Granada, Cádiz, Alavés, Osasuna, Valladolid, Celta, Real Madrid y Real Sociedad). Aunque lo más preocupante seguramente hayan sido las intangibles sensaciones transmitidas por el equipo sobre el terreno de juego.

2020, el año negro

No obstante, Garitano deja su puesto como segundo entrenador del Athletic con más puntos obtenidos por partido de liga durante el Siglo XXI, solo superado por Ernesto Valverde. Tras 79 partidos, el promedio para el técnico de Derio es de 1,44 puntos; no obstante, centrados solo en el año natural 2020, la media se reduce a 1,14. Mientras, Txingurri obtuvo 1,57 en 228 compromisos. En este sentido, Heynckes, Clemente, Caparrós, Bielsa, Mané, Ziganda, Rojo, Berizzo, Sarriugarte y Mendilibar, en este orden, secundan a Garitano.

En este mismo marco, el derioztarra es, además, el preparador que menos goles ha encajado, 79. Los equipos de Valverde, contando sus dos etapas en el banquillo bilbaino, encajaron 271. Igualmente, Garitano es el único técnico además de Valverde que ha conseguido tener un balance favorable de goles. A pesar de que durante su estancia el discurso sobre la escasez goleadora ha sido rutinario, se marcha con 87 goles a favor y los citados 79 en contra; cierto es que, por contra, el equipo se ha caracterizado por su solidez defensiva, no en vano, hace apenas un año era el conjunto menos goleado de LaLiga. La estancia del entrenador de Viandar de la Vera dejó un registro de 331 tantos favorables a los leones y 271 encajados.

Estos guarismos de Garitano le han permitido firmar una trayectoria liguera con el Athletic de 31 victorias, 21 empates y 27 derrotas. Es decir, el citado promedio de 1,44 puntos por partido, los cuales, anecdóticamente extrapolados a una temporada de 38 jornadas hacen un rédito de 54,7 puntos, que en la campaña 2018-19 le hubieran dado acceso a Europa, pero que en la 2019-20 no hubieran sido suficientes. Estos son los números de Garitano, los números que no cuentan como aval para su continuidad como responsable del vestuario del Athletic.