10 kilos y 1,5 en variables por Berenguer

"Si fuese anti-Athletic no estaría aquí", asegura el jugador, la única cara nueva del club este verano

07.10.2020 | 08:56
Aitor Elizegi, Alex Berenguer y Rafa Alkorta posan sobre el césped de San Mamés.

Alex Berenguer (Iruñea, 4-VII-1995) ha vivido una montaña rusa de emociones y sensaciones en los últimos días que tocó ayer a su fin con su presentación oficial como nuevo jugador del Athletic. Aunque el orden acostumbra a ser el inverso, presentarse primero y debutar después, en su caso no ha sido así, ya que después de que su llegada fuese oficiosa el viernes y se confirmara en la mañana del sábado, tras pasar el pertinente reconocimiento médico, debutó el domingo ante el Alavés en Mendizorrotza y no fue hasta ayer cuando atendió a la prensa.

En ese mismo acto, el director deportivo rojiblanco desveló los detalles de una operación de la que únicamente se conocía de forma oficial la duración del contrato del nuevo león: cuatro temporadas. Tal y como explicó Rafa Alkorta, el coste de su fichaje se eleva a los 10 millones de euros, que podrían ascender hasta los 11,5 en función de algunas variables, y su cláusula de rescisión es de 60 kilos.

Acompañado por Alkorta y un puñado de miembros de la Junta Directiva, el presidente Aitor Elizegi entre ellos, aunque este asistió a la comparecencia alejado de los micrófonos, un tímido Berenguer tomó la palabra para asegurar que llega a "un gran club" y que para él es "un placer" haber fichado por el Athletic. Es por ello que quiso dejar claro que la claúsula anti-Athletic que Osasuna obligó a firmar al Torino cuando este se hizo con los servicios del futbolista en el verano de 2017 es algo que no le atañe: "Si fuese anti-Athletic no estaría aquí. Eso ocurrió en aquel traspaso, pero estoy súper contento de estar aquí y muy agradecido por el esfuerzo que ha realizado tanto el club como el presidente". En este sentido, Berenguer aclaró que no le han tenido que "convencer mucho" ya que "tenía clarísimo que quería venir".

A pesar de la mala dinámica en la que se encuentra inmerso el Athletic, el futbolista navarro aseguró que "las sensaciones son buenas". "Llevo solo cuatro días, pero desde el primer día en Lezama me he encontrado un grupo súper unido, que parece una familia. Me han acogido como a uno más y estoy muy contento", añadió.

Cuestionado acerca de su progresión en estos últimos años, Berenguer admitió que es un futbolista "más completo que cuando jugaba en Osasuna". "Me he curtido", agregó antes de asegurar que donde "más cómodo" se siente es jugando "en la banda izquierda", aunque está "a disposición del míster" para jugar donde le toque, incluso en el lateral.

Por último, Alkorta desveló que siguieron al jugador desde muchos meses atrás y que si bien su fichaje "no era factible hace tiempo", las cosas variaron: "Ha cambiado que hemos seguido insistiendo, sus representantes han trabajado sin parar y en cuanto vimos una puerta abierta la cruzamos".