“Ser el favorito no vale para nada”

Garitano confía en la dinámica de San Mamés, pero advierte del enorme potencial que atesora el rival

09.02.2020 | 16:34
Gaizka Garitano dialoga con Patxi Ferreira.

Garitano confía en la dinámica de San Mamés, pero advierte del enorme potencial que atesora el rival

Bilbao - Dos fueron las ideas en que ayer hizo hincapié Gaizka Garitano: la importancia del aspecto físico por tratarse del tercer compromiso en una semana y el potencial de un Valencia que, más allá de los resultados y la crisis institucional declarada en su seno, posee una de las mejores plantillas del campeonato.

"Habrá que ver físicamente cómo llegamos los dos. Tengo que comprobar el estado de los jugadores, de los que más están jugando, si tienen golpes o sobrecargas. Nunca adelantamos quiénes jugarán, pero el equipo tiene una línea muy definida. En Leganés hicimos cuatro o cinco cambios obligados y ahora que acabamos la semana, la alineación dependerá de cómo estén. Los que estén enteros jugarán. Disputar en cinco días y medio tres partidos conlleva un desgaste alto. Nunca dos partidos son iguales. Este tiene sus matices tácticos importantes y nosotros queremos seguir con la dinámica que llevamos. Estar fuertes entre el minuto 60 y el 90 puede definir el resultado del partido".

Sobre el oponente habló largo y tendido, después de insistir en que la vitola de favorito que pudiera corresponder al Athletic no es algo que tenga en consideración: "No creo mucho en el favoritismo. Nunca me siento favorito y además es algo que da igual. Vamos a jugar con un rival que en teoría es mejor que nosotros, pero en San Mamés siempre intentamos ganar y me da igual quién sea el favorito porque eso no vale para nada". Y agregó: "Hemos tenido un gran comienzo, de moral y confianza estamos muy bien. Todos los jugadores saben que están haciendo un buen trabajo, del primero al último".

Reconoció las dificultades por las que atraviesa el Valencia, "a ver si conseguimos que sigan así", aunque enseguida cargó el peso en el otro platillo de la balanza: "Es un equipo que está en Champions, todos sus futbolistas son internacionales y le acabamos ver ganar al Chelsea en su campo". Eludió referirse al enrarecido clima que rodea a la entidad levantina: "Yo me fijo en los aspectos tácticos, no estoy muy pendiente de otros temas. Quizá sea un poco típico del Valencia no vivir con tranquilidad. Es lo que tienen los clubes grandes, la exigencia es muy alta y cuando no se llega a los objetivos tienen problemas. Pero todos tenemos necesidad de ganar, vivimos del día a día".

De la llegada de Albert Celades para suplir a Marcelino García, comentó: "Imagino que les costará asentar las ideas del nuevo entrenador, pero nivel tienen. Celades ha cambiado algunas cosas. En defensa encajan más aunque la idea táctica es parecida. Y en ataque tocan más la pelota, han cambiado el sistema. Habrá que estar atentos a esto porque tienen mucha gente con gol de medio campo para adelante. Pocos equipos hay con ocho o nueve jugadores con opción de hacer gol, es lógico que marquen mucho. En cuanto a los que reciben, el partido que dice mucho para mí es el del Chelsea, donde no encajaron".