West Ham 2 - Athletic 2

Un toque de atención

los despistes defensivos ante el west ham le cuestan el empate a un athletic que sigue con buena puntería

09.02.2020 | 11:27
Unai Núñez y Iago Herrerín siguen atentamente con la mirada un balón rechazado en el área.

Los despistes defensivos  le cuestan el empate a un Athletic que sigue con buena puntería

WEST HAM: Roberto; Fredericks (Min. 82, Zabaleta), Diop, Balbuena (Min. 66, Ogbonna), Cresswell (Min. 70, Masuaku); Rice (Min. 70, Carlos Sánchez), Wilshere (Min. 66, Snodgrass), Lanzini (Min. 70, Diang), Fornals (Min. 46, Antonio), Anderson (Min. 66, Yarmolenko); y Haller (Min. 70, Chicharito).

ATHLETIC: Herrerín (Min. 46, Simón); Capa, Núñez, Yeray (Min. 82, Vivian), Yuri; Dani García, Unai López (Min. 70, Sancet), Muniain (Min. 82, De Marcos), Raúl García (Min. 82, Beñat), Córdoba (Min. 70, Ibai); Williams (Min. 82, Aduriz).

Goles: 0-1: Min. 2; Unai López. 0-2: Min. 16; Williams. 1-2: Min. 21; Lanzini. 2-2: Min. 23; Wilshere.

Árbitro: Michael Oliver (Inglaterra). Sin amonestados.

Incidencias: Unos 35.000 espectadores en el London Stadium. El Athletic ganó 2-4 en los penaltis.

Las buenas sensaciones que a lo largo de la pretemporada había ofrecido el Athletic han quedado algo en entredicho en los dos encuentros disputados esta semana. Es cierto que sigue invicto, pero ayer ante el West Ham, con el teórico equipo de gala salvo Iñigo Martínez, el conjunto rojiblanco mostró ciertas debilidades en defensa que deben ser corregidas cuanto antes, pues en menos de dos semanas recibe al Barcelona en San Mamés, en el que será el pistoletazo de salida de una nueva temporada. La fatiga debido a la carga de trabajo de los últimos días, a lo que hay que añadir también un mayor rodaje del rival, que iniciará la liga el próximo sábado, hizo acto de presencia demasiado temprano, en torno al minuto 20 del choque, cuando el West Ham, prácticamente desaparecido hasta entonces, aprovechó dos errores en defensa para igualar el marcador y poner el 2-2 en el luminoso, resultado que no se movería hasta la tanda de penaltis, donde el Athletic se mostró más fiable que el conjunto londinense para traerse de vuelta a Bilbao el trofeo de ganador de la Betway Cup.

El partido se puso muy pronto de cara para el conjunto rojiblanco, que casi sin querer, en un centro chut de Unai López, que contó con la inestimable ayuda de Haller, se adelantó en el marcador en el segundo minuto de juego. Mejor, imposible. O sí, pues al cuarto de hora, tras una muy buena triangulación en ataque entre Ander Capa, Iker Muniain e Iñigo Córdoba, Iñaki Williams amplió la ventaja. El delantero ha comenzado enchufado la pretemporada y ayer, con un gol de nueve puro, ganándole la espalda a su par tras un medido centro raso de Muniain, logró su cuarta diana del verano en los tres encuentros que ha disputado. Su buena puntería es, sin duda, una de las mejores noticias a estas alturas del calendario.

La peor, la relativa a los errores que le costaron la igualada en apenas dos minutos. Primero, tras un pase atrás de Córdoba que cayó a los pies de un rival y que, tras una jugada algo embarullada dentro del área, Lanzini envió al fondo de la red. El segundo fue un despiste generalizado que atendió a una falta de entendimiento en el costado diestro de la defensa. Haller se marchó por línea de fondo tras sortear en una bella maniobra a Unai Núñez, a quien minutos después hizo sangrar de la nariz con un codazo, y encontró a Wilshere libre de marca en la frontal para que con un disparo cruzado junto al palo batiera a Herrerín, cuya estirada fue en balde.

Los dos goles dejaron noqueado al Athletic, incapaz de enlazar cuatro pases seguidos y que para el minuto 25 del encuentro ya mostraba síntomas de fatiga. Tardó casi 20 minutos en tomar aire y volver a alcanzar el campo rival con el balón en su poder. Sin profundidad por las bandas, sin ideas y estando a merced de un buen West Ham, solo la falta de puntería de su rival, que dispuso de dos buenas acciones de ataque, le mantuvieron con vida en el partido.

Insuficiente mejoría El descanso fue una especie de regalo para el conjunto rojiblanco, que a la vuelta de vestuarios recuperó parte del aire perdido y volvió a enchufarse en el encuentro. Eso sí, antes de la hora de juego, Simón, que reemplazó a Herrerín, sacó dos buenas manos ante Felipe Anderson y el omnipresente Haller, que trajo por la calle de la amargura a Núñez, para evitar la remontada local. El Athletic avisó poco antes del carrusel de cambios por medio de Yuri, pero su disparo se marchó desviado.

El encuentro murió en el área del Athletic, que en los minutos finales perdió a Yeray Álvarez por unas molestias en el hombro, al que no le bastó con su empeño para inquietar la portería de Roberto.

Una cita en la que el Athletic recibió un toque de atención por su fragilidad defensiva que, eso sí, compensó con su puntería. Destacó Yeray en defensa, también Yuri, y Unai López, además de mover el balón con criterio por momentos, se fajó en la destrucción.

Pasatiempos Deia