hasta 2020

Garitano renueva: “Siempre priorizaré el club”

Gaizka Garitano reconoce que la duración de su nuevo contrato se debe a que el Athletic “me ha ofrecido un año y lo veo normal, porque la credibilidad del entrenador es muy corta”

ENCUESTA: ¿Debe ser la próxima renovación del Athletic la de Markel Susaeta?

08.02.2020 | 23:35
Rafa Alkorta, Gaizka Garitano y Aitor Elizegi posan para los medios gráficos en la sala de prensa de San Mamés. Reportaje fotográfico: José Mari Martínez

Gaizka Garitano reconoce que la duración de su nuevo contrato se debe a que el Athletic “me ha ofrecido un año y lo veo normal, porque la credibilidad del entrenador es muy corta”

ENCUESTA: ¿Debe ser la próxima renovación del Athletic la de Markel Susaeta?

Bilbao - Feliz, pero con la humildad y la sobriedad que le caracteriza. Así compareció Gaizka Garitano (Derio, 9-VII-1975) ayer en la sala de prensa de San Mamés, donde el presidente Aitor Elizegi y el director deportivo Rafa Alkorta comparecieron junto al técnico rojiblanco para dar visibilidad al acuerdo de renovación alcanzado con el entrenador vizcaino hasta el 30 de junio de 2020. Con parte de la junta directiva y su cuerpo técnico presente también en un acto que se inauguró con un vídeo que repasaba la trayectoria de Garitano en el Athletic, el derioztarra reconoció que la duración de su nuevo contrato se debe a que el club "me ha ofrecido un año y lo veo normal después de las últimas experiencias que ha habido, porque la credibilidad de un entrenador hoy en día es muy corta y tampoco hay que obligar al club a que luego tenga una atadura contractual con el técnico". "Un entrenador tiene que demostrar cada día y en cada partido que es válido y para mí también es un examen tener que evaluarme cada día y cada año. Si las cosas van bien, ojalá pueda seguir más tiempo, pero siempre priorizaré el club", remarcó asimismo Garitano, quien aseguró que el de ayer era un día "para dar las gracias".

"No me siento muy cómodo en este tipo de actos, pero estoy muy agradecido por la confianza que me ha dado el club, tanto ahora como a la hora de coger el equipo en una de las situaciones más difíciles de la historia del Athletic. Empujando entre todos hemos conseguido ese primer objetivo de seguir en Primera División y estoy contento también de poder ser el máximo responsable del equipo un año más, aunque estoy centrado en el partido contra el Getafe, porque todavía tenemos objetivos por cumplir", quiso remarcar el entrenador rojiblanco, que también destacó que "desde el primer momento" fue optimista con la recuperación de un equipo a la deriva bajo las órdenes de Eduardo Berizzo. "Me llamaron una noche, al día siguiente vine a firmar y ya era optimista entonces. Tenía la ventaja de conocer bien a los jugadores, saber cómo responde San Mamés en los momentos difíciles y sabía que sacaríamos adelante la situación, aunque no de esta manera, porque las expectativas eran de tener una mayor dificultad", matizó, no obstante, Garitano, que calificó a sus futbolistas como los "principales responsables" del formidable momento que vive el conjunto bilbaino, octavo en la tabla a solo tres puntos del sexto clasificado y a cuatro de la Champions, plaza que ocupa el Getafe, rival mañana de los leones en el Coliseum.

El derioztarra, que puso el foco en "aprovechar esta oportunidad que se nos presenta, al estar cerca de los puestos de arriba" y tener la obligación de "seguir concentrados en la liga para continuar como estamos o, incluso, mejor", afirmó en relación a su sueño por cumplir como entrenador del Athletic que "no soy nada soñador, porque prefiero vivir experiencias y esta la estoy viviendo a tope, porque he sufrido, pero he disfrutado más". "Cuando Josu Urrutia me llamó vine para entrenar al Bilbao Athletic y habría seguido probablemente si me hubieran dicho en su momento para continuar ahí, por lo que no vine para esto, aunque estoy contento de estar aquí, no voy a decir que no", agregó en relación a sí mismo Garitano.

LLAMAMIENTO A LA UNIDAD En cuanto a las diferencias existentes entre el Athletic y otros clubes en los que ha estado anteriormente, en caso de atender a la "impaciencia" que exhiben otras entidades con sus entrenadores, el derioztarra, señaló que "la impaciencia se mide en los momentos malos, no en los buenos y ojalá no lleguen, pero si llegan ahí se medirá". "Hasta ahora estoy muy agradecido a todo el mundo y vamos a seguir necesitando eso, porque el Athletic es un club completamente distinto a todos los demás por la filosofía que tenemos y creo que nos tenemos que comportar un poco diferente a los demás como estamos haciendo e ir todos en la misma dirección", destacó Garitano, quien una vez finalizada su rueda de prensa recibió por parte de Elizegi y Alkorta un pequeño obsequio consistente en una fotografía enmarcada en la que el entrenador, Iñaki Williams e Iker Muniain se abrazan de manera efusiva celebrando el triunfo frente al Betis el pasado 27 de enero en San Mamés.