Registran el piso de una posible víctima del asesino en serie de Bilbao

La inspección se ha producido esta misma mañana en la calle Olano del barrio de Bilbao La Vieja

12.05.2022 | 15:12
Registro en la calle Olano de Bilbao

La Ertzaintza ha registrado este jueves una vivienda de Bilbao que podría estar relacionada con el caso del presunto asesino en serie,  según fuentes próximas a la investiagación.

La inspección se ha producido durante la mañana en la calle Olano del barrio de Bilbao La Vieja y los agentes han sacado varias cajas y bolsas con materiales.

La policía Científica de la Ertzaintza ha procedido a registrar la vivienda en busca de más pruebas relacionadas con el caso. El departamento de Seguridad no ha ofrecido datos sobre este registro, ayq ue el caso sigue bajo secreto sumarial.

El presunto asesino permanece en la prisión de Basauri desde el pasado fin de semana. Fue el pasado jueves 5 de mayo cuando el ahora detenido se presentó  voluntariamente en una comisaría de la Ertzaintza de Irun donde residía.


COORDINACIÓN POLICIAL


Con respecto a este caso, el consejero de Seguridad del Gobierno vasco Josu Erkoreka aseguraba el miércoles en una entrevista que el detenido llegó a Euskadi desde Bruselas pero con anterioridad, también estuvo en otros lugares del Estado, por lo que se investiga en paralelo a través de la coordinación policial, "lo que podría haber hecho en otros lugares".

También afirmó que con los datos de los que disponen actualmente, aún no han determinado si "las muertes son motivadas por odio hacia el colectivo gay, ya que todas las víctimas formaban parte de él, o simplemente consecuencia de intentos de robos".

INVESTIGACIÓN LARGA

En este sentido, indicó que "parece que la razón principal es robar, pero no me atrevo a negar totalmente que no existan factores de odio". "También puede ser ambos, es decir, una cosa no quita la otra, y puede ser que les hubieran querido robar y, al mismo tiempo, haya un fondo de odio hacia el colectivo", ha explicado.

Por otro lado, Erkoreka ha insistido en que la investigación va a ser "larga" y que "no se va a esclarecer del todo en meses", por lo que ha pedido "dar tiempo a la investigación judicial y policial", y "actuar con prudencia, porque es un caso muy delicado".

Asimismo, el consejero de Seguridad ha considerado que responder a la pregunta de cuántos asesinatos ha podido haber "puede ser una vía al alarmismo", y que, "mientras dure la investigación y las hipótesis sean hipótesis, no podemos vender cosas como si estuvieran probadas".
 

INICIO DEL CASO

La investigación se inició a raíz de que una de las víctimas que logró zafarse del agresor puso una denuncia ante la Ertzaintza.

Se produjo además una denuncia del hermano de otro de los fallecidos, aparentemente de muerte natural, cuyas cuentas bancarias habían sido saqueadas.

Estos dos hechos hicieron a la Ertzaintza sospechar de cierto vínculo entre ellos y comenzaron a investigar más casos de personas que hubieran fallecido de forma natural y cuyas cuentas bancarias fueron objeto de sustracción de dinero.

Así, hasta el momento, la Ertzaintza investiga seis casos que podrían estar todos relacionados en la misma trama.

noticias de deia