se hacían pasar por fontaneros

Detenidos por 34 hurtos en casas de mujeres mayores en Bizkaia y Cantabria

08.02.2020 | 20:44
Un ladrón acechando un edificio.

Los hombres, a los que se acusa de pertenencia a un grupo organizado, se llevaban joyas y dinero

SANTADER.   En estos hurtos, los hombres, a los que también se acusa de pertenencia a un grupo organizado, se llevaban joyas, dinero y otros efectos.

La Guardia Civil señala en una nota de prensa que los detenidos, que responden a las iniciales de D.J. y N.E.L.C., ya se han puesto a disposición del Juzgado de Santoña, que ordenó su ingreso en prisión.

Tras el análisis de las denuncias, se calcula la sustracción de unas 120 piezas de joyería y 11.500 euros en metálico en 19 viviendas de Cantabria (6 en Santoña, 4 en Castro Urdiales, 3 en Laredo, 2 en Maliaño, y 1 en Beranga, Sarón, Astillero y Solares), así como en 15 viviendas de Bizkaia (14 en Bilbao y 1 en Basauri).

La Guardia Civil explica que el pasado año detectó en la localidad de Santoña una serie de hurtos con un común denominador, como era la presencia de personas que, haciéndose pasar por fontaneros, abordaban a mujeres mayores que generalmente vivían solas.

La forma de llegar a estas mujeres era toparse con ellas en la vía pública junto a sus viviendas, o bien esperarlas dentro de los portales, momento en que los hombres se identificaban como fontaneros y trasladaban la necesidad de entrar en sus domicilios para realizar alguna reparación o comprobaciones.

Una vez en la vivienda, mediante engaño y distrayendo a estas mujeres, entraban por las diferentes estancias para sustraer principalmente dinero y joyas.

Por parte del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Santoña y durante las pesquisas para la obtención de pruebas que identificaran a los autores de estos hechos, se constataron otros delitos con el mismo modus operandi y tipo de víctimas, tanto en Cantabria como en Bizkaia.

Por ello se decidió dar comienzo a la operación âGoteraâ y aglutinar en una única investigación todos estos hurtos en viviendas que apuntaban a unos mismos autores.

En las indagaciones se pudo averiguar la presencia de un determinado vehículo y que los hombres que lo utilizaban coincidían con las características de los autores de estos hurtos.

Esta información, unida a otras pruebas, llevó a los investigadores a Bilbao, donde localizaron a los sospechosos y averiguaron que no realizaban actividad alguna remunerada y que no eran  fontaneros.

La mañana del pasado 7 de marzo se procedió a la entrada y registro en dos viviendas situadas en las calles Gordoniz y Betolatza de Bilbao, donde además de detener a los dos hombres, en una de las propiedades se intervinieron diferentes joyas y efectos relacionados con la operación, y en la otra una caja de herramientas y material de fontanería, así como más piezas de joyería.