La mitad de los ingresados en UCI tiene entre 40 y 60 años y cree que "no es vulnerable"

La consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, insiste en reducir los contactos de los menores, para "evitar que llegue un número elevado de niños con el virus asintomáticos a las aulas"

26.08.2020 | 15:10
Hospital de Basurto.

La consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, ha advertido de que el 50% de los pacientes ingresados en las UCIs de los hospitales vascos por el coronavirus tiene entre 40 y 60 años, "personas que piensan que no son vulnerables", a la vez que ha alertado de que "si se sigue transmitiendo esta enfermedad va a llegar cada vez a población más vulnerable, aunque esté en casa o en las residencias".

En una entrevista concedida a Onda Cero, ha dado a conocer que, en las últimas 24 horas se han detectado 700 nuevos casos positivos. Murga ha dicho que "estamos entre los tres o cuatro días que, con pequeñas variaciones, se registran máximos de casos positivos en un día". Tras recordar que este pasado martes se hicieron 8.355 pruebas PCR, la consejera de Salud ha indicado también que Osakidetza tiene cribados en marcha que están generando casos positivos.

Murga ha reconocido que el número de casos positivos "sigue siendo elevado" y, en ese sentido, ha indicado que en Donostia, con 91 casos más, "se confirma el aumento de casos", mientras que Gasteiz (82 más) y Bilbao (112 más) están "más estabilizados". "Nos preocupa el conjunto, pero aquellos municipios que vemos que no se estabilizan en una cifra nos preocupan al no tener en muchos casos identificado focos, grupos ni lugares concretos, por lo que parte de esa trasmisión ya es comunitaria".

Por ello, ha asegurado, "hasta que no veamos que se estabilizan en cifras nos preocupan" lugares como Sestao, "donde habrá que hacer un análisis pormenorizado" o Barakaldo, "que tuvo unos días de mayor incremento pero está más estabilizado". "Vamos mirando localidad por localidad, los cambios, la estabilización, y el grupo de población afectado", ha explicado.

Según ha destacado, Euskadi es la comunidad autónoma que más PCRs realiza por habitante y, en ese sentido, ha precisado que "si uno va a buscar los casos y tiene una red de rastreadores, afortunadamente, encuentra más". Así, ha explicado que cerca del 50% de los casos que se detectan en Euskadi todos los días son contactos, mientras que otras comunidades autónomas "no realizan PCRs a los contactos, sino que les dicen que se aíslen", por lo que en otra comunidad autónoma "hoy, en lugar de 700, con los mismos casos tendrían 350".

De esta forma, ha indicado que el número de pruebas PCR y otros parámetros como el número de personas en UCI o de ingresos en planta le sirven para comparar, y, en esos parámetros, Euskadi "no está peor que muchas de las comunidades autónomas y otros países".

No obstante, ha insistido en la necesidad de trasladar "la realidad" y "la realidad es que si se sigue transmitiendo esta enfermedad va a llegar cada vez a población más vulnerable, porque, aunque esté en casa o en las residencias, al final le llegan personas y cuanto más circule el virus es inevitable que llegue".

Además, ha advertido de que hay un porcentaje de personas entre 40 y 60 años que "piensan que ellas no son vulnerables", cuando, en este momento, "muchas de las personas que están en UCI muy graves son de este grupo de edad".

Por ello, ha insistido en que "la realidad es que el virus llegue inevitablemente a nuestros mayores si hay transmisión comunitaria" y ha advertido de que los brotes "dejan una parte imposible de identificar, porque es imposible localizar al 100% de las personas que se infectaron por estar sin mascarilla en los bares el pasado sábado, porque algunas no acuden al llamamiento y otras piensan que no estuvieron en suficiente riesgo".

La consejera de Salud ha señalado que el 50% de las personas ingresadas en la UCI en la actualidad son menores de 60 años, "con una insuficiencia respiratoria grave, con una neumonía bilateral y con riesgo de fallecer o de padecer secuelas muy graves". Así mismo, ha afirmado que "quienes se saltan la cuarentena no tienen ninguna disculpa". "Una persona que sabe que tiene capacidad de infectar, que siga poniendo en riesgo a las personas próximas realmente es un delito contra la salud pública", ha advertido.


VUELTA A LAS AULAS


Sobre las medidas a implantar para garantizar la vuelta a las aulas, Murga ha indicado que el Gobierno vasco está trabajando para que sea presencial, porque "la socialización, el contacto y el aprendizaje presencia es básico para nuestros jóvenes". Además de las clases presenciales, ha dicho, "el siguiente objetivo es la seguridad, por lo que debemos trabajar al máximo unos protocolos que den la máxima seguridad".

Tras afirmar que la situación epidemiologica "es obvio que ha cambiado radicalmente en el último mes", Murga ha considerado "muy importante que consigamos reducir la trasmisión del virus entre los niños". Por ello, ha reiterado su petición a padres y cuidadores para que "eviten que los niños tengan contacto con grupos amplios" porque es necesario "evitar que llegue un numero elevado de niños con el virus asintomáticos a las aulas".

Preguntada por cómo conjugar la educación presencial y evitar contactos de los niños con grupos amplios, la consejera ha considerado que "la idea es estar en las aulas de forma más ordenada que en el parque, con un acceso más escalonado, unos sitios fijos, unos grupos de convivencia, unas distancias, lavado de manos, y aireación de clases para evitar al máximo la transmisión", pero también ha reconocido que "el riesgo cero no existe, tampoco ahora en el parque", pero "lo que podemos conseguir reduciendo los contactos en este momento es que haya menor riesgo en las aulas dentro de 15 días".

Sobre las PCRs al profesorado, ha indicado que Osakidetza está valorando "quien se puede beneficiar" de estas pruebas, como se han hecho en otros colectivos, valorando "la mayor proximidad y el mayor riesgo de contagiarse", mientras que sobre la 'fiabilidad" de las vacunas china y rusa ha considerado "muy precoz en este momento, sin haber hecho suficientes estudios en población general, hablar de eficacia".

En cuanto a los seis positivos detectados en jugadores del Athletic, ha afirmado que "como poco aficionada al fútbol, aunque del Athletic, me parece mal, y como consejera de Salud muy mal". Según ha explicado, Osakidetza está "en continua colaboración con el equipo médico del Athletic, como se está con cualquier colectivo que tiene una agrupación de casos y un foco único no ha sido identificado".

Sobre algunas decisiones de los jueces que han dictaminado en contra de medidas adoptadas por los responsables de Sanidad, Murga ha dicho entender que los jueces "tienen que salvaguardar los derechos de la población", pero ha dicho que cuando aprueban órdenes o aplican restricciones "nuestro objetivo es la salud pública" y no son decisiones "arbitrarias".

Por último, sobre su futuro y preguntada si se ve en el próximo gobierno, Murga ha dicho que se ve "a disposición de seguir trabajando por la salud de Euskadi y el puesto lo decidirá el Lehendakari".