Prudencia y rigor guían la desescalada del confinamiento en Euskadi

El Gobierno vasco prima el principio de proximidad para restringir la movilidad y evitar la concentración de personas

11.05.2020 | 00:11
La Fase 1 en la que Euskadi ha entrado hoy permite la apertura de establecimientos de hostelería pero con restricciones, por lo que algunos de ellos han decidido continuar cerrados.

Desde hoy Euskadi está oficialmente en la Fase 1 de la desescalada, lo que implica que se amplían las actividades empresariales, económicas, sociales y deportivas permitidas y se flexibilizan algunas de las restricciones que se venían aplicando desde mediados de marzo. Este avance en el desconfinamiento no supone, sin embargo, la libertad total de movimientos ni el levantamiento de las medidas sanitarias dirigidas a evitar contagios por coronavirus.

A lo largo de la semana, con la apertura parcial o con restricciones de acceso y aforo de tiendas, cafeterías, oficinas o iglesias, apreciaremos numerosos cambios en la calle y los transportes, donde los ciudadanos tratan de adaptarse a nuevas normas de convivencia y prevención.

La desescalada, entendida como una vuelta paulatina a la denominada nueva normalidad, debe compatibilizarse con la máxima seguridad sanitaria y las características de cada territorio, de ahí que en Euskadi el Gobierno vasco haya adoptado medidas diferentes a las de otras comunidades autónomas que también han dado el paso a la Fase 1. Así, por ejemplo, la instauración de la primera fase del Plan Bizi Berri de transición sanitaria, social y económica, para el retorno progresivo a la normalidad, conlleva una movilidad más restringida que en otros lugares, fijando que el límite habitual de movimientos de las personas es su término municipal de residencia, mientras que los traslados entre territorios o municipios limítrofes solo se podrán realizar excepcionalmente y para actividades socieconómicas.

Otra diferencia radica en que en Euskadi, donde el Gobierno vasco ha incorporado "un plus de prudencia y seguridad" a la flexibilización permitida en la Fase 1, de momento las bibliotecas, museos y locales donde se desarrollan actos culturales no abrirán sus puertas, aunque sí se podrán reanudar las actividades de producción y rodaje de obras audiovisuales. El Ejecutivo vasco destaca que en su decisión de posponer la reanudación de las actividades culturales "rige el principio de prudencia y evitación de agrupaciones de personas".

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, recordó que los movimientos todavía están restringidos, de tal forma que los asociados al ocio están limitados al municipio, aunque no así aquellos movimientos de carácter socioeconómico, "bien sea para ir a trabajar, estudiar, al dentista, o al fisioterapeuta".

Por lo que respecta a las salidas a la calle, Tapia indicó que en Euskadi no se han modificado las franjas horarias, aunque las familias ya pueden salir juntas, así como viajar en el mismo coche y pasear sin la restricción del kilómetro en torno al domicilio. Respecto a la limitación de pasar solo una hora en la calle con menores, consideró que se podrá flexibilizar "con el tiempo", pero "por el momento está así".

"Lo que hay que evitar en todo momento son las masificaciones. Vamos a intentar ser precavidos... Euskadi avanza por buen camino pero no podemos bajar la guardia. Por eso hemos pretendido que los eventos culturales no se permitan hasta la Fase 2. Queremos avanzar con pie firme y por eso preferimos ir más lentos pero seguros", aseguró la consejera.

Deporte En el ámbito deportivo, se podrá realizar actividad física y deportiva dentro del municipio en el que se resida "y en los colindantes". Podrán abrir las instalaciones deportivas al aire libre de gestión privada y podrán acceder a ellas las personas que tengan fijada su residencia en la localidad en la que se ubique o en las colindantes. También se permite la actividad deportiva individual, con cita previa y en centros privados dentro del municipio de residencia o en los colindantes.

El establecimiento en Euskadi de medidas propias para la Fase 1 está previsto en la Orden SND/399/2020, publicada el sábado en el BOE, y que recoge en su artículo 2 que cuatro de los doce capítulos –los capítulos VIII, IX, X y XI– y otros dos artículos –el 41 y el 42– no serán de aplicación en la Comunidad Autónoma Vasca. En virtud de esta capacidad, el Gobierno vasco decidió aplicar "el principio de proximidad y conocimiento de la realidad vasca" para establecer una desescalada específica y más restrictiva.

"Seamos precavidos. Euskadi avanza por buen camino, pero no podemos bajar la guardia"

Arantxa Tapia

Consejera de Desarrollo Económico


noticias de deia