Bizkaia habilita 184 plazas en dos residencias para positivos

Los centros de Bilbao y Erandio acogerán a personas mayores contagiadas

30.03.2020 | 00:36
Un miembro de los bomberos de Diputación desinfecta una residencia.

Bilbao – La Diputación de Bizkaia ha habilitado 184 plazas en dos residencias –Birjinetxe Bilbao y en una gran unidad aislada en IMQ Igurco Unbe de Erandio– para atender a las personas mayores con covid-19 procedentes de las residencias del territorio, directamente desde ellas o desde el hospital. Ambos centros acogerán ingresos de "gravedad leve" o "moderada" y contribuirán a "preservar, de la mejor manera posible, la vida de las personas mayores que están en centros residenciales en Bizkaia, y al tiempo, garantizar que el sistema sanitario no se resienta", según fuentes forales.

Desde el pasado viernes, la residencia Birjinetxe, situada en el barrio bilbaino de Txurdinaga, atiende ya a dos personas mayores contagiadas por el virus que han sido derivadas. El equipo de este centro superó con solvencia la aparición el pasado 7 de marzo de un caso positivo entre sus residentes, culminando el periodo de 14 días de aislamiento sin nuevos contagios en el centro.

Según informó la Diputación, el viernes por la tarde se realizó el traslado ordenado de todos los residentes que ocupaban previamente esta infraestructura, previa comunicación, dos días antes, a personas usuarias y a sus familias, a la plantilla y a los sindicatos. La operación de traslado se realizó la tarde del viernes. Las 40 personas usuarias de la Unidad de Discapacitados Adultos Dependientes (UDAD) y las personas trabajadoras que les atienden fueron trasladadas al centro Biotz Sakratu de Mundaka (33 residentes) y el resto (7) se encuentran en Gallarta. Este traslado se realizó con la colaboración de personal propio y una docena de vehículos de DYA Bizkaia, que participaron en el operativo de manera altruista.

Por su parte, siete personas usuarias de plaza sociosanitaria en Birjinetxe fueron dadas de alta y regresaron a su domicilio, en los casos así prescritos técnicamente por haber completado su periodo de convalecencia. El resto, 52 personas usuarias, han sido reubicadas en unidades de similares características de otros dos centros residenciales, al no haber terminado su periodo de convalecencia.

El plan diseñado por la Diputación, de la mano del Departamento de Salud del Gobierno vasco, se concentra en estas dos infraestructuras sociosanitarias porque "tienen una alta capacidad de respuesta". Para definir la ruta asistencial de cada uno de los ingresos (derivación bien a hospital, unidades especiales, o residencia) se realizará un triaje (cribado o clasificación) de las personas residentes, cuyo acceso será unificado en ambas unidades de referencia.

Por su parte, en el IMQ Igurco Unbe ha sido posible dividir sus instalaciones en dos módulos completamente separados y autónomos, con dos equipos asistenciales distintos, de manera que, siguiendo las directrices de las autoridades sanitarias, se han dispuesto todos los recursos para afrontar esta situación con las máximas garantías de seguridad clínica.

Además de la centralización sociosanitaria de los usuarios afectados por el virus, la Diputación también ha incrementado las inspecciones para garantizar que se respeta el derecho a la comunicación con sus familiares de los usuarios después de que se hayan restringido o suspendido las visitas presenciales.

Residencias. La red de 155 centros residenciales forales de personas mayores en situación de dependencia de Bizkaia contaba al cierre de este pasado sábado con 168 trabajadores en aislamiento (sin confirmación de covid-19) y 23 positivos confirmados. La red, que cuenta con 10.748 plazas, tiene 26 personas usuarias en residencia con positivo confirmado y 42 personas usuarias en residencia, hospitalizadas, con positivo confirmado. Son 25 los centros con personas residentes afectadas.

noticias de deia