Detenida la madre de la niña muerta en Logroño

El padre, que tenía la custodia, había denunciado su desaparición

28.01.2020 | 06:22

Logroño - Una niña de 5 años fue hallada muerta ayer en una habitación de un hotel de Logroño sin signos externos de violencia, mientras que su madre, una mujer canaria de 36 años, fue detenida como presunta autora de la muerte de la pequeña. Los hechos ocurrieron cuando la Policía acudió a las 9.30 horas al Hotel Los Bracos, en el centro de la capital riojana, tras recibir una llamada de un vecino que alertó de que veía a la mujer con intenciones suicidas, ya que se encontraba sentada en el alféizar de la ventana de su habitación.

Cuando los agentes accedieron a la habitación 404 hallaron a la niña muerta en la cama tapada con una manta sin síntomas aparentes de violencia y a la madre sentada en el alféizar con algunos cortes. La mujer, que salió a pie del hotel con evidentes signos de agitación, fue trasladada en una ambulancia al hospital de San Pedro de la capital riojana, donde fue detenida horas más tarde por la Policía. La mujer había dejado escritas unas cartas de despedida, que podrían tener un carácter incriminatorio, y que fueron entregadas por un familiar a la Guardia Civil de Haro.

La Policía Nacional busca también a una de las abuelas de la niña, que se registró en el mismo hotel junto a la madre y la niña fallecida. Las tres se encontraban alojadas en la habitación del hotel, donde se registraron el domingo.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño autorizó el levantamiento del cadáver y se encarga de las investigaciones a la espera de que la autopsia determine las causas exactas de la muerte de la pequeña.

Denuncia del padre El padre de la niña, que al parecer tenía la custodia de la menor, presentó el domingo por la noche una denuncia por la desaparición de su hija porque su mujer, de la que se encuentra en proceso de separación, había incumplido el horario de entrega de la pequeña lo que ya había ocurrido en alguna otra ocasión.

Según fuentes de la investigación, la denuncia fue presentada a última hora del domingo en el cuartel de la Guardia Civil de Haro, en la que el padre, de nacionalidad española, explicó que su mujer tenía que haberle entregado a la niña esa tarde y que no lo había hecho.