Cien nuevos empleos especializados y quince trenes para la alta velocidad vasca

Arantxa Tapia concretó las intenciones de su gobierno para los intercity en Baske Railways 2020

23.01.2020 | 06:22

Bilbao - La jornada Baske Railways 2020 sirvió ayer para conocer más detalles sobre la alta velocidad vasca que quiere poner en marcha el Ejecutivo de Lakua, algunos de los cuales ya adelantó DEIA el pasado domingo. La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, desveló que será necesario adquirir quince convoyes con capacidad para circular a 250 kilómetros por hora para prestar los servicios intercity entre Bilbao, Gasteiz y Donostia. Unas conexiones de nuevo cuño que en la práctica vendrían a ser como ofrecer un servicio casi de metro entre las tres capitales vascas y que espera gestionar Lakua a través de la compañía pública ferroviaria Euskotren.

Los informes que manejan los técnicos indican que se deberá poner en la Y vasca una frecuencia de trenes de treinta minutos en las horas punta y de una hora en el resto de la jornada para ofrecer un servicio atractivo para los usuarios. Serán unas 22 circulaciones al día, que además de poner en contacto las capitales vascas "podrán conectar con Iruñea o tener servicios transfronterizos que nos unan también con Baiona", indicó la consejera.

Tapia está convencida de que la alta velocidad vasca se convertirá en la "columna vertebral" del transporte público en Euskadi, donde entre tres y cuatro millones de personas disfrutarán de un servicio que aspira a restar usuarios a autobuses y coches.

Captura de un 10% de tráfico La responsable política auguró en que entre "un 8 y 10% de los tráficos diarios que se realizan en la actualidad entre nuestras capitales por carretera se trasladarán directamente al ferrocarril". Unas buenas tarifas serán básicas para conseguir este objetivo. Arantxa Tapia destacó que debe ser "un tren para todas y todos, accesible, con unas tarifas o precios de billetes medios que oscilarán entre los 8 y los 12 euros, incluso incorporado al sistema de ticketing-interoperabilidad actual". La intención es que las actuales tarjetas de transporte Mugi, Barik y Bat, que funcionan en cada uno de los territorios, además de en el resto de la CAV, sean el instrumento que manejen los viajeros, lo que les permitirá bonificar el mayor número de usos.

Por la cantidad de viajeros nuevos que generará la alta velocidad y por los que captará de otros transportes, Tapia dijo que "la implantación de servicios intercity supondrá una revolución en la movilidad en Euskadi", a lo que habrá que sumar las conexiones de larga distancia internacionales que pasarán por la Y vasca y que supondrán viajes rápidos a Madrid, Burdeos o París. Euskotren trabaja en un plan de explotación que, además del nuevo material móvil que tendrá que adquirir, incluye las previsiones del personal que deberá atenderlo.

La consejera de Infraestructuras adelantó que "será necesaria la creación de cien puestos de trabajos altamente cualificados". También, la cobertura de estos servicios hará necesaria la construcción de un taller y cocheras equipadas con salas de formación y control, así como con instalaciones y equipos que permitan el mantenimiento de los trenes. - Alberto G. Alonso