recogida de residuos

Zabalgarbi también recogerá basura de Gipuzkoa en 2020

Ante la imposibilidad de operar en las nuevas instalaciones de Zubieta

09.02.2020 | 19:59
Los camiones con basura de Gipuzkoa empezaron a llegar a la planta de Zabalgarbi en septiembre del año pasado.

Ante la imposibilidad de operar en las nuevas instalaciones de Zubieta

Bilbao - Bizkaia mantendrá en 2020 la recogida de parte de las basuras que genera Gipuzkoa. El consejo de gobierno de la Diputación de Bizkaia aprobó ayer atender la solicitud del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) de prorrogar el actual convenio un año más, de manera que hasta finales del año próximo camiones cargados con residuos llevarán sus cargas tanto a la incineradora de Zabalgarbi como a la planta de tratamiento mecánico-biológico, ambas instalaciones dependientes del ente foral vizcaino y ubicadas en el complejo de Artigas.

Según indicaron fuentes del equipo de Rementeria, la prorroga del acuerdo es simplemente eso, un aumento del plazo de actuación, ya que el resto de condiciones son las recogidas en el convenio firmado para este año y que contempla las mismas cantidades a tratar, un mínimo de 25.000 toneladas y un máximo de 60.000.

Como ocurrió con el tratado ahora en vigor, tras la aprobación del ejecutivo foral, en las próximas semanas el convenio será llevado a Juntas Generales para su ratificación, procedimiento habitual en estos casos.

La solicitud de continuar con el tráfico de camiones de basuras a Bilbao fue aprobada por el EHK en una asamblea celebrada el pasado día 2, pero no fue hasta ayer cuando la Diputación de Bizkaia atendió su petición. El EHK se ha visto obligado a pedir ayuda debido a que a finales de noviembre está previsto que el vertedero de Lurpe, en Mutiloa, alcance su tope de capacidad. Además, aún no está en marcha el complejo medioambiental de Gipuzkoa que incluye la incineradora de Zubieta.

Según explicaron fuentes del EHK la incineradora de Zubieta "se encuentra todavía en periodo de pruebas" y los técnicos no quieren pillarse los dedos a la hora de efectuar unos tests muy complejos. "Nos otorgamos los márgenes adecuados para que el proceso de pruebas y puesta en marcha puedan realizarse con el máximo rigor", añadieron.

De esta forma, Gipuzkoa seguirá pagando 135,30 euros por tonelada, casi 50 más que lo que abonan los ayuntamiento vizcainos. La Diputación cobra al GHK el coste real del tratamiento de los residuos, mientras que los municipios vizcainos se están subvencionados con unos 30 euros por tonelada, más una compensación por la variación de los flujos en la gestión y tratamiento de los residuos en Bizkaia, que equivale a 15,54 euros. El año pasado, el convenio firmado entre ambas entidades reportó 2,7 millones de euros al ente foral vizcaino.

noticias de deia