director de juego y espectáculos del gobierno vasco

Aitor Uriarte: “El sector del juego tiene que ajustarse a unas normas”

Aitor Uriarte presentó hace cuatro días el Observatorio Vasco de Juego, con el que piensa perfeccionar el escenario en el que se mueve el sector en Euskadi

08.02.2020 | 01:53
Aitor Uriarte.

gasteiz - ¿Cómo se fija el tope de 210 salones de juego en la CAV?

-Con la normativa anterior no se ponía un número máximo de locales, pero sí un número máximo de permisos. Para abrir un local necesitabas doce permisos. Esa división daba para 208 locales. Con la nueva normativa se han puesto dos locales más para redondear. El propio sector ve que puede ser el sector de salones el que les dé más beneficios y ha optado por ello. En dos años en el subsector de hostelería ha disminuido el parque de máquinas en 1.100 unidades. Hemos pasado de tener más de 9.000 bares con máquina a tener 8.200. De esos hay casi 500 que no están operativos. Bares con máquinas hay 7.800 de un parque de cerca de 14.000 en los que podría haber máquina. Se ha producido un incremento en los salones de juego, pero también un decrecimiento en el sector de hostelería.

¿Cómo han evolucionado otros subsectores del juego?

-Otro sector que ha bajado muchísimo es el del bingo. Hace diez años había 25 bingos en Euskadi y ahora hay trece. Y de un aforo de cerca de 10.000 plazas, se ha pasado a 4.400. Desde la administración, con el cambio de normativa de 2016, propiciábamos que, si un operador entregaba seis permisos de hostelería, le dábamos un permiso para una máquina de salón. Para un salón necesitan doce permisos. Esa combinación ha hecho que baje en la hostelería y crezcan algo los permisos en salones.

¿Cómo está Euskadi en la implementación del juego en comparación con otros territorios?

-Mi idea es que estamos en la zona media. Igual en salones estamos un poco más altos y en bingos, más bajos. En hostelería estamos bastante más bajos porque aquí solo permitimos una tragaperras por bar, mientras que en otras circunscripciones permiten dos o incluso tres, como en Catalunya. En salones sí que estamos algo por encima.

¿Qué aporta a la sociedad el sector del juego?

-Una de las cosas importantes del sector del juego, y no me importa romper una lanza por ellos, es que es un sector muy regulado. Es un sector cumplidor en una gran medida, aunque siempre hay algún expediente sancionador. De las dos casas de apuestas que son 100% vascas, una tiene 400 empleados y la otra, 300. Por otro lado, está la importante aportación fiscal que hacen. Hay que tener en cuenta que cada máquina instalada en un bar paga una tasa de 3.000 euros al año. Si lo multiplicamos por las más de 8.000 máquinas de Euskadi, sale una cantidad importante. Hay otras 2.600 máquinas en salones de juego que pagan otra tasa igual. Con el nivel de empleo directo que tienen, yo calculo que andaremos a un nivel de empleo en Euskadi entre las 2.500 personas o las 3.000 que viven del juego. De todos modos, esperamos que esa sea una de las cifras que nos diga el Observatorio Vasco de Juego. El sector del juego también tiene que tener muy claro que hay que ajustarse a unas normas y a un buen hacer de su práctica, porque no todo vale.

¿Tienen en cuenta la opinión de los ludópatas?

-Cantidad de cosas se las consulto a asociaciones de ludópatas. Si creamos la Comisión Técnico Asesora del Juego es para que sea un órgano de encuentro del sector y asociaciones de ludópatas. Si no nos hablamos, mal vamos a entendernos. Lo mejor es que haya foros en los que se hable, en los que cada uno exponga sus dificultades y situaciones y seguro que se llegan a puntos de encuentro. Podremos hacer un sector del juego aceptable.