Iparralde se prepara para una doble cita electoral clave

Los días 20 y 27 de junio se renovarán los consejos de la región Nueva Aquitania y de los Pirineos Atlánticos

13.06.2021 | 00:59
El socialista Rousset quiere seguir gobernando Nueva Aquitania para colaborar con Urkullu. Foto: F. Dolosor

Lapurdi, Nafarroa Beherea y Zuberoa están en plena campaña electoral con motivo de la renovación de los consejos de la región de Nueva Aquitania, con sede en Burdeos, y del departamento de Pirineos Atlánticos, cuya sede principal se ubica en Pau. Pese a ser comicios locales, son de gran relevancia dado que, en menos de un año, también se celebrarán elecciones presidenciales y legislativas en el Estado francés. Se trata, por lo tanto, de un auténtico test para el presidente de la República Emmanuel Macron, y sobre todo, su nuevo movimiento La República en Marcha, que cuenta con escasos representantes en las asambleas regionales.

Aquitania, con un presupuesto de 3.200 millones de euros, y Pirineos Atlánticos, con 825 millones anuales, gestionan competencias como el desarrollo económico, la formación profesional, la enseñanza secundaria, los servicios sociales y los transportes. Del resultado de estos comicios también depende parte del futuro de la conexión de la Y vasca al norte de Irun. En la actualidad, el tren de alta velocidad une París y Burdeos en dos horas, y el gobierno francés ha asegurado que financiará la construcción de una nueva línea de alta velocidad entre la capital aquitana y Toulouse. Entre las ocho listas en liza, los principales candidatos apuestan por construir o renovar las vías ferroviarias entre Burdeos y Dax, e incluso hasta Baiona. Y en cuanto al tramo que une la capital labortana y la muga con Gipuzkoa, la mayoría de los candidatos plantea mejorar la vía actual. Argumentan que, en este territorio, gran parte de la población y numerosos cargos electos son hostiles a la construcción de una nueva línea que supondría un importante gasto y que permitiría ganar, a su juicio, tan solo unos minutos. Hace unos años, las movilizaciones contra el TAV en la costa labortana fueron las manifestaciones más multitudinarias celebradas en Iparralde.

A sus 70 años, el actual presidente socialista Alain Rousset es candidato de nuevo y con posibilidades estar una quinta legislatura al frente de la región Nueva Aquitania. Pese a haber defendido el TAV durante años, su lista ha apostado en campaña por un tren de cercanías para unir Baiona y Donostia. Los ecologistas se congratulan, por su parte, de haber paralizado el TAV durante la legislatura. "El PS y los verdes hemos gobernado en coalición y, sin nuestro apoyo, los socialistas perdían la mayoría en la asamblea regional", explica la consejera saliente garaztarra y candidata ecologista Alice Leiciagueçahar.

La mayoría de las encuestas aseguran que Rousset podría ser de nuevo el candidato más votado con un 25% de las papeletas y que la extrema derecha le pisa los talones con un 24%. Durante años, el partido de Marine Le Pen apenas ha tenido representación en el suroeste de Francia, pero en 2015 se convirtió en segunda fuerza de la asamblea regional y, según un sondeo, podría incluso ser la más votada. El resultado del partido de Macron, que se presenta por primera vez; de los republicanos, los ecologistas y la extrema izquierda tendrá gran importancia al buscar alianzas para la segunda vuelta del 27 de junio.

Todo apunta a que en esta segunda ronda, Rousset, que cuenta ya con el apoyo del partido comunista, podría unirse de nuevo con los ecologistas para seguir gobernando la región más grande de Francia. Se trata de uno de los tres territorios que conforman la eurorregión Euskadi-Navarra-Nueva Aquitania, con sede en Hendaia.

CANTONALES Los ciudadanos de Iparralde tendrán que depositar dos papeletas: una, para elegir a sus representantes en la región; y otra, para designar a sus consejeros departamentales. En los 12 cantones que conforman Euskadi norte, se presentan miembros de partidos políticos, movimientos o independientes. Cuatro personas conforman estas candidaturas: un hombre y una mujer, que ocuparán un escaño en el parlamento departamental en Pau, y dos suplentes, también hombre y mujer. Desde 2015, Francia garantiza de esta forma que la mitad de los cargos electos sean mujeres.

A sus 77 años, el centrista Jean Jacques Lasserre aspira a seguir gobernando el departamento vasco-béarnes. El exsenador de Bidache y fiel colaborador de François Bayrou ha presidido el territorio desde 2015 y también entre 2001 y 2008. Lasserre cuenta en cada cantón con el apoyo de numerosos candidatos centristas, de la República en Marcha, de los conservadores y numerosos independientes. La coalición de la izquierda aber-tzale EH Bai, que se ha convertido en la segunda o tercera fuerza, y a menudo la primera entre las formaciones de izquierda, presenta de nuevo candidatos en todos los cantones vascos. En 2015 logró clasificarse para la segunda vuelta en cinco de los doce cantones y tuvo representación en Hiriburu, las afueras de Baiona. Peio Etxeleku, presidente del IBB jeltzale, apoya la candidatura del centrista Peio Abeberry e Isabelle Auzemery en el cantón de Biarritz. Uno de los suplentes, Christophe Lamboley Depoire, es el único miembro de EAJ que se presenta. Los socialistas, comunistas o ecologistas presentan candidatos en algunos distritos y la ultraderecha en casi todos. En 2015, la ultraderecha fue tercera fuerza en tierras vascas.

 
noticias de deia