Moncloa mete presión al PP por bloquear el poder judicial

PSOE y Podemos registran una iniciativa para limitar la capacidad de acción y nombramientos del CGPJ en funciones

02.12.2020 | 12:53
Pablo Casado, junto al presidente de Andalucía Juanma Moreno, ayer en un acto en Sevilla.

Moncloa busca presionar al PP con la renovación del Poder Judicial. PSOE y Unidas Podemos registraron el miécoles en el Congreso una proposición de ley conjunta para limitar la capacidad de acción y sobre todo de nombramientos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ante la situación de bloqueo impuesta desde Génova. La intención de los socios de coalición es poder llevar la medida a discusión y aprobación en el pleno del 15 de diciembre, el último antes de las navidades. La idea ya formaba parte de la anterior polémica reforma propuesta por los grupos que encabezan Adriana Lastra y Pablo Echenique para desbloquear la situación del Consejo, cuyo mandato prescribió justo mañana hace dos años y que opera aún en funciones con plenos poderes.

De la anterior iniciativa desaparece la pretensión de modificar la forma de reelección para simplificar los acuerdos, y que tanta controversia generó. Los grupos integrados en el Gobierno de coalición renuncian así a modificar los equilibrios necesarios para la renovación del órgano de gobierno de los jueces, pero atan a los actuales miembros del Consejo para que no puedan proseguir funcionando en régimen ordinario. El Ejecutivo español justifica la necesidad de esta medida, impulsada en primera persona por Pedro Sánchez, por la importancia de acabar con la interinidad de un órgano clave del entramado institucional y, sobre todo, para forzar al PP y facilitarle una entrada al pacto al aparcar por ahora la idea de cambiar el sistema de mayorías vigentes para la elección del CGPJ, algo sobre lo que Bruselas puso la lupa.

Lo que sí ven necesario es delimitar las atribuciones de los vocales cuando su mandato haya expirado y observan que, a diferencia del poder Ejecutivo o Legislativo, la concreción de esas funciones no está desarrollada de forma conveniente en la actual legislación. "La existencia de una normativa apropiada para estos casos supone una garantía básica para el correcto funcionamiento de la Administración de Justicia, así como un medio para favorecer la renovación, pero, sobre todo, resulta fundamental de cara a salvaguardar la legitimidad del órgano", deslizan en su iniciativa PSOE y Unidas Podemos.

Por tanto, las facultades de proponer el nombramiento del presidente del Tribunal Supremo, de los presidentes de las Audiencias, de los Tribunales Superiores de Justicia y la Audiencia Nacional, de los Presidentes de Sala y los Magistrados del Tribunal Supremo o de los Magistrados del Tribunal Constitucional, "deben quedar excluidas del ámbito competencial del Consejo cuando este se encuentra en funciones". El registro se ha producido con urgencia ante la evidencia de la continuidad del bloqueo de la renovación por parte de la actual dirección del PP y para que la iniciativa se pueda considerar en la junta de portavoces de la semana que viene, que ordenará los asuntos a tratar en el pleno del próximo día 15, el último que podrá llevar proposiciones de ley antes de acabar el año.

El líder del PP, Pablo Casado, censuró que Pedro Sánchez "intenta atacar la independencia del Poder Judicial" porque "quiere mandar en todos los poderes del Estado" y "no se conforma con el Ejecutivo y el Legislativo". A su entender, el PSOE "ha desaparecido en manos de un proyecto personal, radicalizado y extremista", aunque vaya en contra" de lo que dice la UE y la Constitución. Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, señaló que la iniciativa del Gobierno es otra "contrarreforma ideológica" y defendió que exista un mecanismo que evite que las plazas de los órganos judiciales queden sin cubrir. Si tras este nuevo ultimátum el PP decidiese atorarse en su postura, el Ejecutivo de coalición se dispondría a descongelar la reforma íntegra de la ley del Poder Judicial.

noticias de deia