900 20 30 50, asistencia sanitaria

6 pesonas contagiadas en Iparralde

Solo una de ellas está hospitalizada mientras que el resto permanece en sus domicilios

16.03.2020 | 01:06

baiona – En Iparralde, tras un falso positivo la semana pasada, en total seis personas han sido atendidas por haber sido infectadas por el virus. Las autoridades, que se limitan a asegurar que no están graves, no ofrecen ninguna información sobre estos casos y tampoco sobre el modo en el que han sido infectadas.

Desde hoy miles de estudiantes se van a quedar en casa en todo Euskadi norte y tan solo van a abrir sus puertas los establecimientos que venden alimentos, carburantes, tabaco y productos farmacéuticos. Los principales centros comerciales permanecerán cerrados, entre ellos el BAB2 cuyos 800 trabajadores se van a quedar en paro técnico durante un tiempo indeterminado. Tan solo abrirá sus puertas el hipermercado, una panadería y la farmacia de la conocida galería.

medidas restrictivas Después de que el sábado por la noche Francia entrara en la fase 3 de la pandemia provocada por el coronavirus, ayer numerosos actos culturales, deportivos y sociales se suspendieron, entre ellos la concurrida feria de las autocaravanas de Biarritz. En Iparralde, pese a que algunas personas se han percatado de lo que está ocurriendo, abundan las críticas hacia las medidas adoptadas por el Gobierno francés. "Nos quieren castigar y no podemos organizar nada" se lamentaba una vecina de la capital labortana. El obispo de Baiona Marc Aillet ha ordenado atrasar todas las celebraciones, bodas y bautizos a excepción de los funerales. El propio obispo, que acaba de volver de Roma, ha decidido permanecer en casa durante varios días.

A partir de hoy los ferrocarriles franceses ofrecerán menos servicios debido a la falta de parte de la plantilla lo que provocará cambios y retrasos para viajar entre Hendaia y París.

A partir de hoy, las guarderías, escuelas e institutos cerrarán por el coronavirus después de que así lo decretara el pasado jueves el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Pese a ello, decidió mantener las elecciones, aunque la segunda vuelta prevista para el domingo está en el aire.