Chivite aumenta el Presupuesto foral en 223 millones

Continúa la senda de Barkos, prioriza la inversión social y fija el techo de gasto en 4.240 millones

19.12.2019 | 06:22
María Chivite, presidenta del Gobierno navarro.

IRUÑEA - El Gobierno navarro que preside María Chivite aprobó ayer el anteproyecto de los Presupuestos para 2020, y que asciende hasta los 4.557 millones de euros, de los cuales 4.240 estarán destinados a inversión y los 317 millones restantes se usarán, fundamentalmente, para asumir diversas obligaciones que tienen que ver sobre todo con la deuda, cuyos costes bajan en seis millones por las mejoras en la renegociación de intereses. Supone contar con alrededor de 223 millones más, por lo que el aumento es de un 5,7%. Los Presupuestos, expansivos y con vocación de consolidar la inversión social, suponen en buena medida continuar con la senda que se inició en 2015, cuando el Gobierno de Uxue Barkos comenzó a darle la vuelta a las finanzas navarras con una reforma fiscal que, en última instancia, ha contribuido a que hoy se pueda seguir incrementando la inversión en todos los departamentos, a pesar de que ahora hay cuatro consejerías más.

Lo fundamental se mantiene: más de cinco de cada diez euros de inversión se los llevan educación (679 millones, un 16%); salud (1.162 millones, 27,4%); y derechos sociales (437 millones, 10,3%), que ya acumulan un crecimiento de más de 500 millones de euros en los últimos cinco años. Y el capítulo primero, relativo al gasto de personal, sube un 8,8%, por lo que continúa la reversión de los recortes en este terreno que acometió UPN durante la crisis. Hay que tener en cuenta que el Gobierno foral no tiene mayoría suficiente para sacarlos adelante en el Parlamento. "Son unas Cuentas expansivas, que son una oportunidad y una necesidad", defendió la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, consciente de que precisará del apoyo de alguno de los dos partidos en la oposición.

A tenor de lo visto en las negociaciones fiscales, el Gobierno no podrá contar con Navarra Suma, mientras que prosiguen los contactos con EH Bildu, que ha sido mucho más propositiva y ha exigido que las Cuentas no supongan un paso atrás con respecto a 2015. El trámite de los Presupuestos llegará el 10 de enero al Parlamento, fecha a partir de la cual comenzará el debate de enmiendas.