POR FALTA DE PRUEBAS

El PP respira tras ser absuelto por destruir los portátiles de Bárcenas

Insta a PSOE y Podemos a “pedir perdón” por acusarles y defiende la presunción de inocencia

09.02.2020 | 14:24
Luis Bárcenas, durante una de sus visitas a la Audiencia Nacional para declarar.

Insta a PSOE y Podemos a “pedir perdón” por acusarles y defiende la presunción de inocencia

Bilbao - Tan solo dos días después del mazazo que supuso la imputación de las expresidentas de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes por el caso Púnica, el PP tomó aire ayer al ser absuelto en el juicio por la destrucción de los ordenadores que utilizaba su extesorero, Luis Bárcenas, cuando aún trabajaba en la sede de la calle Génova. De este modo, tras absolver el juez al partido de un delito de "daños informáticos" por falta de pruebas, los dirigentes populares se apresuraron a cargar contra PSOE y Podemos y reivindicar la presunción de inocencia.

Una vez conocido el contenido del fallo, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, afirmó que "lo único que está destruido por completo" es la credibilidad del PSOE y Podemos. Añadió que ni ambos partidos "ni la izquierda" pueden acusar "de nada al PP" y les exigió que se disculpen "si tienen algo de vergüenza" por haber insultado a su formación. "La Justicia ha dicho que el PP es honrado, sus trabajadores son personas honestas y que mentían y calumniaban aquellos que le acusaron falsamente", apostilló.

En la misma línea, la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, defendió que "es fundamental esperar a conocer los hechos probados que están en las sentencias antes de prejuzgar, en este caso al PP, cuando se les implica en procedimientos judiciales". "El principio de presunción de inocencia no es negociable en un Estado democrático y de derecho", agregó a preguntas de los periodistas tras la reunión de la Junta de Portavoces. El presidente del PP, Pablo Casado, lamentó en Twitter "el daño causado a los trabajadores de la sede nacional, a los miles de afiliados y millones de votantes de un partido que cuando ha gobernado siempre ha mejorado España".

El Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid absolvió al PP del delito de daños informáticos, el único del que estaba acusado, por considerar probado que uno de los ordenadores pertenecía al partido y sobre el otro se desconoce si era del PP o de Bárcenas. No ve probado, en cambio, que en los discos duros destruidos hubiera almacenado algún dato o archivo en el momento en el que se procedió al borrado seguro y destrucción de los soportes. Tampoco que, de haber existido algún contenido en ese instante, tuviera un valor económico significativo y no estuviera a salvo en el pendrive entregado en la Audiencia Nacional o en otro soporte, conservado por Bárcenas o incluido en los servidores de correo corporativo del PP.

IU recurrirá El magistrado ha dejado a su vez libre de responsabilidad a la extesorera del PP Carmen Navarro, el jefe de la Asesoría Jurídica Alberto Durán y el responsable del departamento informático José Manuel Moreno de los delitos de daños informáticos y encubrimiento. Considera que en la vista oral no ha quedado acreditado que los acusados, en el momento del borrado y destrucción de los discos duros, tuvieran la intención de eliminarlos para impedir o dificultar la investigación que estaba llevando a cabo la Audiencia Nacional sobre la contabilidad opaca del PP.

Sobre el encubrimiento, la sentencia absuelve a los tres acusados en aplicación del principio in dubio pro reo -interpretación de la prueba de hechos dudosos a favor del procesado-. Toda vez que las defensas aseguran que su voluntad era observar las buenas prácticas en materia de protección de datos, y ante las "dudas" generadas al respecto, el juez "debe inclinarse por la solución fáctica más favorable al acusado", según la sentencia de 74 folios.

La Fiscalía, que no acusó en el procedimiento, solicitó en línea con las defensas que el juez aplicara la doctrina Botín para evitar la celebración del juicio, aunque la pretensión fue desestimada y la vista tuvo lugar con la única acusación ejercida por la acción popular: IU, Adade y el Observatori Desc, que pedían penas de prisión para Navarro, Moreno y Durán, así como elevadas multas para el PP. IU ya ha avanzado que recurrirá el fallo en apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.