rechazo de EH Bildu y Elkarrekin Podemos

El Parlamento Vasco aprueba una nueva Ley de Policía que permite la contratación de agentes interinos

EH Bildu y E-Podemos alertan de la falta de "seguridad jurídica" del  texto, tras la sentencia que impide esta práctica

09.02.2020 | 07:23
La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, y el portavoz del PP, Borja Sémper, al comienzo del pleno del Parlamento Vasco

EH Bildu y E-Podemos alertan de la falta de "seguridad jurídica" del  texto, tras la sentencia del TS

GASTEIZ.  La ley ha sido aprobada por el pleno del Parlamento autonómico  apenas un día después de se diera a conocer la sentencia del Tribunal  Supremo, que establece que las policías locales han de estar  integradas "exclusivamente por personal funcionarial", y que la  contratación de agentes en régimen de interinidad "no se ajusta a  derecho".

Tras la aprobación del texto, la consejera de Seguridad, Estefanía  Beltrán de Heredia, ha destacado que la sentencia del Supremo "en  ningún caso condiciona las decisiones" del Parlamento Vasco, y ha  recordado que en el caso de que se aprecie alguna "tacha" en esta  norma, al tratarse de una ley autonómica solo podría ser recurrida  ante el Tribunal Constitucional.

Además, ha recordado que la sentencia del Alto Tribunal "parte"  del hecho de la inexistencia de una ley autonómica que permita la  contratación de policías locales en régimen de interinidad, por lo  que esta reforma legal "refuerza las posibilidades y herramientas  para que los ayuntamientos solvente sus necesidades".

"VOCACION" DE CONSOLIDAR PLAZAS

En todo caso, ha asegurado que la ley tiene una "clara vocación"  de combatir la interinidad. En ese sentido, ha anunciado que en las  próximas semanas, la Academia de Policía de Arkaute acreditará a más  de 250 policías locales, que -en su caso- podrían concurrir a  oposiciones extraordinarias de los ayuntamientos a partir de otoño.

El artículo de esta reforma que abre la puerta a la contratación  de policías locales interinos es el 120. Este apartado del texto  establece que "cuando un ayuntamiento tenga necesidad de cubrir  puestos de trabajo de forma urgente y temporal en las diferentes  categorías de los cuerpos de Policía Local podrá actuar según los  mecanismos de cooperación intermunicipal previstos legalmente a  nombrar interinos conforme a lo establecido en la legislación de  función pública general".

A continuación, se añade que esto será posible "siempre que se  garantice una formación básica del interino para el desempeño de su  labor". Además, este artículo indica que en el caso de vacantes de  plantilla "solo procederá el nombramiento si previamente se hubieran  incluido estas vacantes en la oferta pública de empleo y se hubiera  iniciado el proceso para su cobertura en propiedad, o se hubiera  solicitado a la Academia Vasca de Policía y Emergencias la encomienda  de gestión de su selección".

"CHAPUZA LEGISLATIVA"

En el transcurso del debate de la ley, el parlamentario de EH  Bildu Julen Arzuaga ha recordado que el Tribunal Supremo ya ha  sentenciado que "no se puede" contrar a policías locales en régimen  de interinidad, y ha vaticinado que esta "chapuza legislativa"   tendrá "efectos perniciosos", por lo que ha pedido el aplazamiento de  su aprobación.

Además, ha denunciado que los únicos cambios "reales" que incluye  el texto son "prebendas" y una "subida de sueldo" para los ertzainas,  con las que se pretende "tapar" los problemas del modelo policial y  con las que, según ha destacado, ya se ha logrado acabar con las  movilizaciones y "polémicas artificiales" de los sindicatos de la  Policía autonómica.

Por su parte, el portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez,  ha denunciado que, tras la sentencia del Tribunal Supremo que  considera "no ajustado a derecho" que los policías locales trabajen  en régimen de interinidad, "lo más responsable" habría sido suspender  la tramitación de una que "consolida" la posibilidad de contratar a  agentes interinos, con el fin analizar jurídicamente si el texto se  ajusta a lo establecido por el Alto Tribunal.

"SIMULACRO DE CONTROL"

Martínez, además, ha cuestionado que la comisión que prevé la ley  vaya a actuar de forma independiente respecto a la dirección de la  Ertzaintza, de forma que ha asegurado que este órgano no realizará  más que un "simulacro" de control.

En respuesta a las advertencias de EH Bildu y Elkarrekin Podemos  sobre la falta de "seguridad jurídica" del texto, el parlamentario  del PNV Joseba Zorrilla les ha reprochado que recurran a esta  "cortina de humo".

Además, ha subrayado que la ley aporta mecanismos para que los  ayuntamientos dispongan de alternativas a la contratación de policías  interinos. Como ejemplo, ha citado la disposición transitoria décima  de la ley, que permite a los municipios convocar procesos selectivos  "con carácter excepcional" para la consolidación de empleo temporal  en las policías locales.

Por su parte, Txarli Prieto (PSE) ha destacado que a Elkarrekin  Podemos "le ha venido muy bien" la resolución del Tribunal Supremo  para "ocultarse" detrás de ella y así evitar un posicionamiento  político en torno a la ley. Asimismo, ha reprochado Al parlamentario  de EH Bildu, Julen Arzuaga, su "animadversión" hacia la Policía y el  hecho de que no haya "condenado" el terrorismo.

En una línea similar, la parlamentaria del PP Nerea Llanos ha  afirmado que sin la sentencia sobre los interinos, Elkarrekin Podemos  "se habría quedado sin discurso" en este debate. Asimismo, ha  criticado el "silencio cómplice" de EH Bildu respecto al terrorismo.

Al margen de los contenidos relativos a la contratación de  interinos, esta reforma de la Ley de Policía de 1992 contempla la  creación de una comisión externa de control que estudiará posibles  actuaciones policiales indebidas.

La Comisión de Control y Transparencia prevista en el proyecto  sería un organismo de carácter permanente, con autonomía funcional  respecto de la institución policial, y estaría compuesta por personas  especializadas, incluyendo a expertos policiales.

La misión de esta comisión es estudiar, a solicitud de los órganos  competentes, cualquier conducta o práctica en el seno de la  Ertzaintza o policía local sobre la que existan quejas e incidencia  en la confianza ciudadana.

El segundo eje de mejoras se centra, fundamentalmente, en la  puesta en práctica de medidas de discriminación o acción positiva en  favor de las mujeres para el ingreso y promoción en la Ertzaintza,  "siempre dentro de los parámetros y requisitos de la legislación y  jurisprudencia europeas, para incrementar la presencia actual". Otra  de las novedades de esta reforma legislativa es que la edad máxima  para aspirar a entrar a formar parte de la Ertzaintza se eleva desde  los 35 años actuales, a 38 años.