Falla el intento de los demócratas para modificar el plan de estímulo

Si Trump no firma el proyecto de la ley de gasto antes de la noche del lunes 28, se agotarán los fondos para la Administración

24.12.2020 | 18:42
Imagen del Capitolio entre la niebla

Los republicanos de la Cámara Baja de EE.UU. bloquearon este jueves el intento de los demócratas de modificar el plan de estímulo de 900.000 millones de dólares, aprobado en el Congreso, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazara con bloquearlo si no hay cambios.

Los legisladores se reunieron a las 9 de la mañana (14.00 GMT) de este jueves, Nochebuena, e intentaron sin éxito aprobar por unanimidad un cambio al proyecto de ley que pasó el lunes por ambas cámaras.

En concreto, los demócratas querían aumentar de 600 dólares a 2.000 los pagos directos que recibirán millones de contribuyentes después de que Trump exigiera ese incremento el martes, en una petición que rompe con la posición que su partido.

Paradójicamente, Trump y los demócratas están de acuerdo en aumentar los pagos directos que recibirán aquellos individuos con una renta inferior a los 75.000 dólares anuales; pero, los republicanos del Congreso se oponen a esa petición porque tradicionalmente el partido ha abogado por la disciplina fiscal y el control del gasto público.
Los demócratas han aprovechado la división entre el presidente y los líderes republicanos del Congreso para pedir que se aumente la ayuda directa a los estadounidenses.

"Hoy, en la mañana de Nochebuena, los republicanos de la Cámara de Representantes cruelmente dejaron al pueblo estadounidense sin los 2.000 dólares que el presidente había accedido a apoyar", afirmó en un comunicado la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la demócrata de mayor rango en Washington.

El rescate forma parte de un paquete más amplio de gasto federal, conocido como omnibús, por un valor total de 2,3 billones de dólares, de los que 1,4 billones son para financiar la Administración hasta septiembre de 2021.

El Congreso ha aprovechado esa propuesta de gasto para incluir medidas que no tienen nada que ver con la economía estadounidense, como ayuda exterior a varios países, un tema sobre el que el mandatario también ha expresado malestar.

Al hilo de la petición de Trump, los republicanos intentaron hoy reducir la cantidad de ayuda exterior incluida en el proyecto de ley, pero sus intentos fueron bloqueados por los demócratas.

No está claro cuáles serán los siguientes pasos que tomarán el gobernante y los legisladores de ambos partidos después de que hoy fallaran sus propuestas para modificar el plan de estímulo.

Si Trump no firma el proyecto de la ley de gasto antes de la noche del lunes 28, se agotarán los fondos para la Administración y esta entrará en parálisis parcial desde el martes 29, algo que no ocurre desde hace dos años.
Además, si el presidente no ratifica el plan de estímulo, el impacto en la vida y la economía de EE.UU. podría ser enorme.

Este sábado se acaban los beneficios del desempleo para 14 millones de estadounidenses y, a finales de este mes, expira una norma que ha impedido que 30 millones de personas sean desahuciadas.