última cita entre Reino Unido y la UE

“Constructiva” reunión entre Barnier y Barclay

Sin echar las campanas al vuelo, pero visiblemente optimistas, el Reino Unido y la UE cierran su última cita

09.02.2020 | 18:13
Michel Barnier y Stephen Barclay se saludan antes de comenzar su encuentro. Foto: Efe

Bruselas - La Comisión Europea (CE) calificó este viernes de "constructiva" la reunión que mantuvieron en Bruselas el negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, y el ministro británico para la salida del club comunitario, Stephen Barclay. El encuentro entre Barnier y Barclay, celebrado en la mañana de este viernes, se produce después de que el jueves el primer ministro británico, Boris Johnson, y su colega irlandés, Leo Varadkar, se mostraran convencidos de que existe un "camino" hacia un "posible acuerdo" sobre el Brexit. "Michel Barnier tuvo un encuentro constructivo esta mañana con Steve Barclay", afirmó la portavoz jefa del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva, durante la rueda de prensa diaria de la institución. Fuentes británicas también coincidieron en considerar "constructiva" la cita.

La portavoz de la CE indicó, además, que los dos políticos intercambiaron "ideas" y abordaron "muchos ángulos diferentes", a pesar de que no quiso detallar si el Reino Unido había formulado nuevas propuestas. Añadió que tras el encuentro, el negociador de la UE informará sobre la cita con Barclay a los embajadores de los veintisiete Estados miembros que seguirán en la Unión tras la retirada del Reino Unido, así como al grupo de seguimiento del Brexit en el Parlamento Europeo. Preguntada por si hay "esperanza" para conseguir un acuerdo, aseguró que no quería "entrar en emociones". "Estamos trabajando para lograr un acuerdo porque esa es la determinación, llegar a un acuerdo, y creo que si hay una voluntad, hay por supuesto un camino. De lo contrario, la gente no estaría trabajando en esto", agregó.

En un comunicado, la Comisión apuntó que los Veintisiete y el Reino Unido han acordado "intensificar las discusiones durante los próximos días", pero reiteró que la postura de la UE no ha cambiado.

una solución operativa "Debe haber una solución legalmente operativa en el acuerdo de retirada que evite una frontera física en la isla de Irlanda, proteja la economía de toda la isla y el acuerdo de paz del Viernes Santo en todas sus dimensiones y salvaguarde la integridad del mercado único", recalcó la CE. Del mismo modo, expuso que la Comisión evaluará la situación con la Eurocámara y los países miembros de nuevo el lunes. Mientras tanto, la portavoz de la Comisión precisó que antes del debate entre Barnier y Barclay de este viernes, Bruselas estuvo en contacto con el Gobierno de la República de Irlanda y con el equipo del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. "Ha habido contactos continuamente para estar coordinados con respecto al desarrollo de los últimos acontecimientos", declaró.

Durante un viaje en Chipre este viernes, Tusk afirmó que el Reino Unido aún no ha presentado una propuesta "factible y realista" para el Brexit.

"Hace una semana, le dije al primer ministro Johnson que si no había tal propuesta para hoy, anunciaría públicamente que no hay más opciones -por razones objetivas- para un acuerdo" en la próxima cumbre europea del 17 y 18 de octubre, señaló el político polaco. Aun así, subrayó que tras el encuentro entre los primeros ministros británico e irlandés del jueves, ambos mandatarios vieron "un camino" hacia un acuerdo y añadió que había recibido "señales positivas" por parte del primer ministro de la República de Irlanda de que un pacto "aún es posible". Según la última propuesta británica, Irlanda del Norte abandonaría la unión aduanera comunitaria tras la ruptura con el bloque y la Asamblea autónoma de Belfast podría vetar la controvertida salvaguarda para evitar una frontera entre las dos Irlandas, dos soluciones que la Unión Europea ha descartado hasta ahora.

Ante la perspectiva de que pueda haber un acuerdo para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la libra esterlina alcanzaba ayer máximos en tres meses frente al dólar estadounidense y subió también respecto al euro . La noticia de que hay nuevas razones para el optimismo y que no se ejecute un Brexit sin acuerdo disparó ya desde el jueves la divisa británica, que protagoniza la mayor racha alcista de dos días desde junio de 2016. La esterlina llegó a cambiarse por 1,2671 dólares -su cotización más alta desde julio- y 1,1462 euros, y a las 12.30 GMT mantenía un ascenso del 1,41% frente al dólar, hasta 1,2619 dólares, y un 1,09 % ante el euro, hasta 1,1428. - Efe