Dos casas televisivas muy inspiradoras

Dos de los últimos estrenos de Netflix, la serie 'Valeria y la película 'Fuimos canciones', sirven de inspiración para quien busca renovar la decoración de su casa. ambientes de aspecto retro, con paredes llenas de color, muebles originales y muchos pequeños detalles son algunas de las claves de estas casas televisivas.

05.11.2021 | 09:48
El piso de Lola, personaje de la serie 'Valeria'.

La casa de 'Valeria'
¿Cuál es el secreto del éxito de una serie? Si se analiza Valeria, una de las más vistas de Netflix, son tres los elementos que destacan. El primero es que parte de un éxito editorial –se trata de la adaptación de la saga de novelas de Elísabet Benavent– y por tanto ya contaba con una legión de fans antes de poner rostro a sus protagonistas: Valeria (Diana Gómez), Lola (Silma López), Nerea (Teresa Riott) y Carmen (Paula Malia). El público enseguida ha conectado con estos cuatro personajes y con las historias en las que se han visto envueltas en las dos temporadas que se han emitido hasta ahora.

Por otro lado, el vestuario es otra de las herramientas mejor empleadas en esta ficción para dar personalidad a cada una de ellas. El armario de cada personaje está muy bien definido, y resulta inspirador para mujeres que quieran copiar algunos de los looks de las protagonistas.

Por último, hay otro factor importante y que también puede influir en el éxito: sus escenarios, en este caso tanto los exteriores por Madrid como los interiores, especialmente en las casas de Valeria y Lola. La directora de arte Mercedes Canales es quien se encuentra detrás de este trabajo que resulta fundamental para el desarrollo de la historia y para mostrar la vida de cada personaje.


El piso de Valeria, con molduras, muebles reciclados y suelos hidráulicos.

Comenzando por la casa de Valeria, se trata de un piso antiguo en el que se aprecian molduras y cenefas, suelos hidráulicos, galerías acristaladas... Para darle un toque de color y personalidad propia se han empleado diferentes papeles de aire retro sobre las paredes y muchos muebles antiguos restaurados y pintados con atrevidos colores.

Por el contrario, la casa de Lola derrocha glamour. Recuerda a un piso antiguo restaurado, en el que se han dejado el ladrillo y las vigas de hierro a la vista para darle un aire industrial. También luce papeles pintados, pero estos son de estampados más actuales y de tonos más atrevidos, que combinan a la perfección con luces de neón y el mobiliario moderno.

Tal ha sido el éxito de la decoración de esta serie que en la última edición de Casa Decor, la arquitecta Simona Garufi recreó en una de las estancias el apartamento de Valeria y logró crear la misma atmósfera que se aprecia en la serie.

La casa de Maca en 'Fuimos canciones'

Dirigida por Juana Macías y con María Valverde y Álex González como protagonistas principales, es una de las últimas películas estrenadas en Netflix. Curiosamente, también se basa en otra novela de Elísabet Benavent, en este caso Canciones y recuerdos. Narra la historia de Maca, una joven de 30 años que malgasta su  talento trabajando para una influencer de moda y que aunque vive y disfruta con sus  dos mejores amigas, Jimena y Adriana, está atrapada en una vida que no termina de hacerle feliz. De repente aparece en escena Leo, un antiguo novio que hace años la dejó tirada y que ahora vuelve para ponerlo todo patas arriba.  
 
Esta película también transcurre en Madrid y son muchos los escenarios que nos hacen viajar por la capital, sobre todo por bonitos restaurantes y espectaculares terrazas de moda, que hacen suspirar a muchos espectadores por recuperar la vida social, con sus cenas, fiestas... Pero en esta ocasión nos centramos en los interiores, y más en concreto en la casa de Maca, un bonito piso decorado con tanto detalle que puede servir de fuente de inspiración para quien busque dar una vuelta a su casa.

El salón-dormitorio de Maca (María Valverde), lleno de color, luz y personalidad.
 
Según se aprecia en pantalla, se trata de un pequeño apartamento en el que el salón y el dormitorio comparten una amplia estancia. Una de las claves está en el color, ya que se ha escogido una gama cromática muy otoñal, con tonos teja, granates, amarillos y verdes oscuros... Las paredes, los muebles y los textiles lucen estos tonos y dan al salón un aire atrevido pero a la vez muy acogedor, que resulta perfecto como refugio de la protagonista. La luz también es fundamental, ya que además de grandes ventanales cubiertos con cortinas de aspecto vintage que dejan pasar la luz natural, cuenta con una bonita colección de lámparas que con su iluminación tenue ayudan a crear un ambiente recogido y muy agradable.
 
Por último, no hay que dejar de hablar de la cocina, ya que aunque se ha recreado un lugar algo caótico que recuerda a las casas antiguas, con fuegos de gas y unos pocos muebles con todos los utensilios a la vista, también tiene un aire instagrameable, con una bonita pared verde decorada con un friso a juego. En definitiva, una casa de la que se pueden copiar muchas ideas.
noticias de deia