Los favoritos del público

SEAT y su Arona toman una cómoda ventaja sobre sus perseguidores y son claros candidatos al liderazgo en 2021. La mitad de los modelos que integran el 'top ten' de ventas cultiva el estilo SUV

17.10.2021 | 00:38
La gran aceptación popular del Arona, el modelo más vendido en 2021, acerca a SEAT al liderazgo del mercado.

eL Arona es el coche más vendido en 2021. Su ventaja es tan holgada que difícilmente se verá desbancado de lo más alto del podio en el último trimestre. El León y el Ibiza son lugartenientes que lo secundan a cierta distancia, de modo que SEAT revalidará con toda probabilidad el liderazgo del sector. El éxito del SUV ligero constata la aceptación popular de dicha escuela de diseño: cinco de los diez modelos más solicitados cultivan ese estilo de automóvil cosmopolita con un toque campero.

La crisis es el estado natural del ramo de la automoción. Las causas de sus males varían según el momento. El problema actual es la carencia de semiconductores, componentes de minúsculo tamaño pero importancia mayúscula, puesto que sin ellos los coches contemporáneos no funcionan y, por tanto, tampoco pueden ser producidos. De modo que la pretendida recuperación del mercado tras la pandemia se ha visto frustrada. Con las fábricas en barbecho, no hay suficiente oferta para atender una demanda que iba para arriba.

Pese a todo, hay productos que aciertan a sintonizar mejor que otros con la clientela. Es el caso del pequeño crossover de SEAT, encaramado a la cima de la lista de ventas y marcando nítidas diferencias con los demás. Solo una catástrofe comercial puede impedir al Arona erigirse en el best seller de 2021, título que ya ha distinguido con anterioridad a León e Ibiza. El predilecto del público acumula 17.640 matriculaciones de enero a septiembre. Esa cifra, que supone un incremento de casi el 67% respecto a las ventas logradas en el anómalo 2020, otorga un colchón de más de 2.700 unidades con relación al perseguidor más cercano.

Ese segundo clasificado, a falta de un cuarto trimestre que siempre resulta movido, es otro SUV: el Tucson. El candidato de Hyundai venía protagonizando una buena progresión de ventas, que se ha disparado con la llegada de su nueva generación (+79%). Además de atesorar indudables méritos estéticos y técnicos, este SUV de talla media tiene la fortuna de que los problemas de suministro de componentes no afectan tanto a las marcas surcoreanas. El Tucson aspira legítimamente a la plata, porque se mantiene cuatrocientas y pico unidades por delante del Dacia Sandero, líder del ejercicio anterior.

En cuarta posición aparece el León, que aún no ha recobrado la velocidad de crucero de otras temporadas. Lo persigue un Fiat 500 que viene pisando fuerte el acelerador. El Peugeot 2008 también marchaba a buen ritmo, hasta que el problema de los microchips ha paralizado factorías. A su rebufo asoma un Ibiza en firme progresión tras su renovación, que va ganando cuota de mercado a pasos agigantados (+51%).

Cierran el top ten provisional tres modelos consagrados. Son, por un lado, el Citroën C3 y el Toyota Corolla, en situación provisional de empate técnico. Los sigue un 3008 que va de más a menos. El Peugeot siente la presión de un Ateca que no renuncia a estar entre los diez primeros. Para encontrar al Qashqai, otrora dominador absoluto del mercado, hay que retroceder hasta la vigésima posición. El principal argumento comercial de Nissan todavía no ha empezado a cosechar los réditos que se esperan de la generación recién lanzada.

Si los pronósticos sobre cuál será el modelo más vendido son claros, tampoco genera dudas qué marca dominará el mercado hispano el 31 de diciembre. Los buenos resultados de sus tres principales productos, incrustados entre los más demandados, confieren a SEAT máximas posibilidades de perpetuarse en la cúspide. A falta de comprobar cómo se desarrolla el último cuarto del ejercicio, acumula casi sesenta mil operaciones, un 19% más que en 2020.

Son casi nueve mil coches más que Volkswagen, cuyo crecimiento este año no alcanza el nivel medio del mercado. A la vista de la situación industrial que vive el sector, que todos los expertos coinciden en que prolongará en 2022, no parece probable que Peugeot consiga alcanzar a la alemana. En cambio, sí podría darse el caso de que Toyota dé caza a la marca del león, dada la exigua diferencia que existe entre ambas.

Un peldaño por detrás aparecen las hermanas surcoreanas, Kia y Hyundai, en ese orden. Algo más de dos mil unidades separan en este momento a las dos marcas, que firman excelentes registros en 2021 (+25 y +26%, respectivamente).

Otra batalla que siempre despierta interés es la que dirime el liderazgo del segmento premium. En ella llama la atención el repliegue en 2021 de Mercedes-Benz, que cae a la tercera posición provisional. Audi mantiene este año un ritmo plano que, no obstante, le permite permanecer en cabeza; acosada eso sí por una BMW en alza.

LÍDER

BIZKAIA BAJO EL INFLUJO DEL ROMBO

Renault. El público de Bizkaia vuelve a depositar su confianza en Renault. La marca del rombo acumula casi novecientas unidades vendidas entre enero y septiembre, cifra que mejora los registros de 2020. Su éxito se ve acompañado por el que cosecha la filial Dacia, segunda en el orden de preferencias de la clientela. La tercera posición corresponde a SEAT, que obtiene una escueta ventaja sobre Peugeot. Tras ambas vienen Hyundai y Kia, prácticamente empatadas en un ejercicio meritorio. Entre las premium, Audi toma la delantera a Mercedes-Benz, mientras que BMW se rezaga y es superada de momento por Volvo.

noticias de deia