Javier, Iratxe y Ainhoa

Un viaje en tren por Aspanovas

Los locales de Yimby en la Plaza Moyúa de Bilbao acogen hasta este domingo la exposición benéfica de maquetas de tren organizado por Agrunorte

27.12.2019 | 06:20
Javier García, Iratxe Narváez y Ainhoa Fernández contemplan una parte de la maqueta.

UN viaje en tren y por diferentes paisajes -muchos de ellos reales- es la propuesta solidaria que hasta el domingo es posible realizar en el local que Yimby tiene en la Plaza Moyúa de Bilbao. La muestra de trenes, organizada por la asociación Agrunorte de módulos en escalan N, tiene una entrada simbólica de 2 euros para los adultos y es gratuita para los menores acompañados; la recaudación va destinada íntegramente para Aspanovas -asociación de padres de niños con cáncer-, en concreto para el programa de apoyo y acogida de familiares y cuidadores de niños con cáncer ingresados en el hospital de Cruces. La coordinadora de Aspanovas, Ainhoa Fernández, valora este tipo de iniciativas con las que consiguen financiar una parte del piso que se cede gratuitamente a los familiares de niños ingresados con cáncer en Cruces. "Si algo no está en crisis es la solidaridad", afirma. Anualmente son alrededor de un centenar las familias que se benefician de este alojamiento en el tiempo que sus hijos están siendo tratados de la enfermedad. "Es muy importante que las familias puedan llevar lo mejor posible el ingreso de sus hijos. Muchas llegan de otras comunidades y no pueden estar todo el día dando vueltas. Con este piso se les concede un gran respiro, porque creemos que al cuidador hay que cuidarle también", explicó Fernández.

Esta es la sexta edición que Agrunorte organiza esta muestra, los últimos dos en los locales ubicados en la Plaza Moyúa. "Llevamos años colaborando con iniciativas sociales y benéficas. Nuestra intención es seguir apoyándolas porque sabemos que hay muchas personas que lo necesitan y se pueden beneficiar de ello", aclaró Iratxe Narváez, de Yimby.

Este año, la muestra cuenta con 60 metros de maquetas de trenes circulando que harán las delicias de grandes y pequeños, además de objetos históricos relacionados con el ferrocarril. Según explicaron ayer a DEIA el año pasado en cuatro días la muestra fue visitada por 14.000 personas y se recaudó 4.500 euros. Este año el objetivo es superar esas cifras y obtener una mayor recaudación. "Vinieron personas de otras comunidades expresamente para ver las maquetas. El mundo de los trenes gusta mucho a los más pequeños y también a los mayores", explicó Javier García, presidente de la asociación Agrunorte. Desde los históricos trenes de vapor hasta el moderno Ave, realizados con todo lujo de detalle, la exposición ofrece la posibilidad de adentrarse en paisajes reales por los que atraviesa el tren, o incluso estaciones como la de Portugalete. "Las personas que se acerquen pueden ver lugares del País vasco, Cantabria e incluso un módulo francés y otro alemán de lugares reales", concluyó Javier.