C. Tangana lamenta que el deán dimita: "Creía que éramos más modernos"

El representante eclesiástico renuncia tras la polémica grabación de un vídeo en la catedral de Toledo

16.10.2021 | 00:29
El cantante madrileño.

C. Tangana y Nathy Peluso lamentaron ayer la dimisión del deán de la catedral de Toledo por la grabación en el templo del vídeo de la canción Ateo, una consecuencia de la polémica que según el madrileño le ha tomado por sorpresa: "Me creía yo que éramos más modernos de lo que somos en verdad", comentó. En una entrevista por Instagram para Billboard Latin, ambos intérpretes dieron explicaciones sobre el vídeo de la bachata Ateo, cuya grabación en la catedral primada con bailes y actitudes sensuales le ha costado el puesto al responsable eclesiástico de la misma, y ha provocado la condena del arzobispo de Toledo, que pidió perdón a todos los fieles "que se han sentido justamente heridos por este uso indebido de un lugar sagrado".

"A mí me ha tomado por sorpresa y me ha dado pena, pero supongo que él conoce mejor que nadie cómo funciona la Iglesia y sabía lo que sucedería", aseguró C. Tangana, que defendió que "era una oportunidad para decir algo bonito, moderno y tolerante de parte de la Iglesia, y de repente no ha quedado así". Su idea, concretó, era demostrar que era mayor la censura de las redes sociales que la de otras instituciones, como la de la Iglesia, "y al final resulta que me creía yo que éramos más modernos de lo que somos en verdad", expuso.

"Yo estoy convencido de que el vídeo es una imagen bonita. La gente en España podemos ser más o menos devotos pero la mayoría tenemos una educación católica, y estoy tranquilo con lo que está diciendo la gente en redes", dijo, para añadir a continuación que "todo el debate que se genera en redes sociales es lo que ha podido provocar más cosas que el vídeo en sí". Tangana aseveró que él no es "un descreído" y se declaró creyente "en algo", aunque "no exactamente igual que muchas personas, cada uno tiene su fe –continuó– pero alguna fe sí que tengo".

Por su parte, la argentina recalcó que el vídeo se hizo "con amor y con respeto" pero admitió que "las perspectivas siempre pueden ser muy subjetivas y cada uno lo toma con la sensibilidad que decide". En todo caso, "nunca fue el foco faltar al respeto ni para nada que desencadenara la dimisión de esta persona", subrayó.

El lanzamiento del vídeo vino precedido unos días antes de otro en el que se pretendían adelantar a las eventuales críticas por machismo de una imagen en la que el músico madrileño tira del pelo a Nathy Peluso mientras bailan la bachata.

noticias de deia