'Oscuro deseo': ficción con suspense y erotismo

Maite Perroni admite que las escenas de sexo darán que hablar, pero los elementos de suspense le fascinan más

18.07.2020 | 00:42
Maite Perroni, de pie, con el resto de protagonistas. Foto: Neflix

miami – Las consecuencias fatales del erotismo y el deseo sexual transformado en obsesión son los temas que la actriz mexicana Maite Perroni explora en Oscuro deseo, nueva serie original de Netflix estrenada esta semana. "Amo la televisión, estoy muy agradecida por todos los personajes que he hecho, lo que pude aprender, las oportunidades que me dio. Sin embargo, ahora estoy enfocada en otro tipo de producciones con personajes más complicados", expresó la actriz, de 37 años. Y si hay una palabra para describir su personaje en Oscuro deseo es justamente esa: "complicada", en su mundo interno y en una situación en la que se mete "casi por accidente". Es una profesora universitaria "que cree que tiene todo controlado en su vida" y, sin planificarlo, "tiene una experiencia erótica que va poniendo en peligro sus esferas", describe Perroni al hablar de su personaje. "Es mucho mayor que yo y muy diferente en todo, comenzando por su físico", explicó la artista, que se definió como alguien "energética, distraída" y hasta un poco torpe, pues vive dándose "golpes con todo"; mientras Alma es callada y reposada, Perroni se describe como "conversadora, extrovertida".

Los que siguen identificando a Perroni con Lupita, aquella jovencita sencilla que llegó becada en 2004 a la Elite Way School de la telenovela Rebelde y a la que recorrió al mundo como parte del grupo RBD, se van a quedar con la boca abierta cuando la vean como Alma. Incluso, si la habían seguido en telenovelas como Antes muerta que Lichita y Papá a toda madre. Los que la han visto como Adriana en la primera temporada de El juego de las llaves, serie de Amazon Prime, quizás tendrán un aterrizaje menos forzoso a la Maite Perroni del 2020, pero aun así su actuación es impresionante, así como su deseo de meterse en la profundidad más sexual del personaje. "Me gusta explorar a mujeres complejas, con temores, con pasiones, con grandes ideas, con complejos y con seguridades. Gran parte de eso es su vida sexual. El erotismo, las crisis de pareja", indicó. Aunque reconoce que las escenas de sexo serán las que van a dar mucho que hablar, se encuentra más fascinada por los elementos de suspense de la serie, que "es un ejemplo de cómo cada mala decisión tiene varios tipos de consecuencias, de menor o mayor grado, que causan problemas muy graves, misterios, secretos y hasta muertes".

noticias de deia