director de ‘ihesaldia’ para etb-1

Jabi Elortegi: “Ihesaldia’ es la primera miniserie de hechos reales para ETB-1, espero que no sea la última”

Elortegi ha dirigido ‘Ihesaldia’, una miniserie basada en hechos reales para ETB-1. La acción se desarrolla en la cárcel de Basauri, una fuga de presos comunes y de ETA

17.12.2019 | 20:40
Jabi Elortegi

La acción se desarrolla en la cárcel de Basauri, una fuga de presos comunes y de ETA

bilbao - Cinco presos de la cárcel de Basauri hacen creer a todo el mundo que han conseguido huir. En realidad pasarán semanas escondidos en un hueco del tejado, durmiendo de día y cavando un túnel durante las noches. Tomando como base una historia real, la serie muestra todas las tensiones que se generan alrededor de este suceso: las penurias de los propios reclusos, ateridos por el frío invernal, sin apenas comida, ni medicinas; las presiones de la dirección de ETA, que trata de controlar a los dos miembros implicados en la fuga; la situación de las familias de los fugados, que tratan de descubrir la verdad; y las artimañas del propio director de la prisión, que intenta desesperadamente que la fuga no perjudique su carrera.

Esta es la historia que se cuenta en Ihesaldia, la serie que ETB-1 emitirá entre los días 15 y el 19. Los cinco capítulos han sido producidos por Pausoka y están dirigidos por Jabi Elortegi. Iñigo Aranbarri y Xabi Perurena son dos de los protagonistas, en el papel de Peio Arzamendi y Josean Uriondo, miembros de ETA implicados en la fuga.

¿Cómo son los hechos reales que narra 'Ihesaldia'?

-En 1976, en la cárcel de Basauri, se juntaron cinco presos y organizaron una fuga. Fue una fuga peculiar. Consistía en hacer creer que habían escapado; mientras tanto, estuvieron más de cincuenta días escondidos en la cárcel preparando la fuga de verdad.

¿Y lo consiguieron?

-Ja, ja, ja? siempre deseando saber el final. Yo prefiero que los espectadores vean el final.

Si son hechos reales y se respeta cómo sucedieron, es un final que puede anticiparse, ¿o no?

-Ya, pero lo importante es ver la serie. El que quiera puede enterarse por sus medios del final. Pero, sinceramente, prefiero que los espectadores vean la serie.

¿Puede resultar una serie claustrofóbica?

-Es una serie que transcurre en la cárcel de Basauri y en el exterior con las recreaciones de los patios, con los familiares de uno de los protagonistas. Hay también una parte de la historia que transcurre donde están cavando el túnel, en el sitio donde están ocultos los cinco presos. No pienso que sea claustrofóbica, creo que es una serie de género, una serie carcelaria.

¿Han podido rodar en la cárcel de Basauri?

-No. Conseguir permiso para rodar en las cárceles es imposible, nadie te concede la posibilidad de rodar en cárceles en activo. Esta serie está hecha en la cárcel de Segovia. En ella, se ruedan todas las series que tienen alguna trama carcelaria. Allí se han rodado Fariña, Las chicas del cable, La embajada, la nueva que está rodando Álex de la Iglesia para HBO, 30 monedas? Todas van allí.

Vaya concurrida que tiene que estar esa cárcel.

-Sí. Nosotros hemos rodado allí una semana. Además de esta localización, También hemos estado en el cuartel de la policía de Basauri, en Azpeitia, Legazpia y en exteriores nos hemos desplazado a Iparralde, hemos grabado en Hendaia.

¿Cómo surge la idea de hacer esta miniserie de cinco capítulos?

-En Pausoka conocíamos esta historia desde hacía tiempo. En un momento dado, la cadena plantea que quiere hacer miniseries basadas o inspiradas en hechos reales, nosotros planteamos esta, les gustó mucho y comenzamos el rodaje. Ha sido un placer poder hacer este trabajo.

¿Tienen pensado hacer algún otro proyecto de este tipo?

-La propuesta de la cadena es seguir haciendo este tipo de proyectos. Convocaron a todo el sector audiovisual vasco y lanzaron la idea. No somos los únicos y hay algunas otras ideas en las que otras productoras están trabajando, no sé mucho más. La nuestra es la primera y espero que no sea la última.

¿Tienen más ideas en Pausoka?

-Siempre las hay. Esta ya está en marcha y nos pondremos a desarrollar otras. Si a la cadena le convencen, podremos ponernos a producirlas. La verdad, es que nos gustaría mucho seguir por este camino, también por otros. Ideas nunca nos faltan.

¿Dirigida exclusivamente a ETB-1?

-Por el momento sí. Es en euskera, aunque tiene algunas secuencias que son en castellano. Hay que tener en cuenta que los funcionarios y el director de la cárcel hablan en castellano.

Es el primer drama que se hace en ETB desde 'Eskamak kentzen', ¿no?

Sí. Como ficción está la que hacemos nosotros, Goazen! Y sí, la anterior, fue la que tú dices en cuestión de drama. Desde entonces no se había producido nada en ficción para adultos.

¿Tan caro es producir series que apenas hay en ETB?

-Producir series o producir otro tipo de programas es una apuesta de la dirección de la cadena. Es ella quién decide qué opciones quiere para la programación. ¿Es más caro hacer una serie que un reportaje? Sí, pero también da más señas de identidad a la cadena una serie que un reportaje. De todas formas, una televisión debe tener de todo, reportajes y también ficciones. Evidentemente, contar historias es más caro que hacer otro tipo de programaciones.

En estos momentos se vive un 'boom' de producción de series. ¿Cómo ve esta explosión de historias que ha llegado de la mano de las plataformas?

-Alguien que se dedica a hacer televisión, no puede decirte otra cosa, estoy encantado. Esperemos que no explote esta burbuja y que se sigan haciendo nuevas historias. Han entrado un montón de plataformas, muchas ruedan sus series y algunas se están haciendo en Euskadi.

Últimamente, parece que Euskadi se ha puesto de moda para hacer series y películas.

-Sí. Ofrecemos una diversidad de decorados bastante accesibles y bastante cercanos de un lugar a otro. Yo estoy encantado, me parece que está muy bien. Casi todo se ve bajo demanda, hay mucho tirón, se ve rápido y hay que producir. Es verdad que las cifras que se manejan en Euskal Telebista y en las plataformas no tienen nada que ver, pero que me den la posibilidad de hacer ficción es una oportunidad que valoro mucho.

¿Se ha acercado su productora a las plataformas?

-Sí. Siempre presentamos ideas a Euskal Telebista y también a cadenas y plataformas del exterior. Una forma de llegar, es teniendo un producto hecho aquí, aunque se note que es de otro presupuesto, y mostrando lo que somos capaces de hacer.

Lleva muchos años como director de series de ficción. ¿Cómo ve el consumo rápido de series? Hay espectadores que devoran en horas un producto que ha costado muchos meses de elaboración.

-Es un servicio más que tiene el espectador, son opciones que puedes tomar o dejar. Siempre hemos estado acostumbrados a ver una serie y esperar hasta la semana siguiente, ahora nos regimos por el lema: Cuando tú quieras y donde tú quieras. También es cierto que ya se está cuestionando este tipo de modelo que estrenan del golpe todos los capítulos de una ficción. HBO, por poner un ejemplo, mantuvo con Juego de Tronos que tuvieras que esperar una semana para poder ver el siguiente capítulo.

¿Qué fórmula perdurará?

-Pues no lo sé. Supongo que vistas las dos fórmulas desde distintos ángulos, las dos tienen ventajas e inconvenientes. Pero si yo tuviera que apostar, creo que se impondrá la manera más tradicional, un capítulo a la semana. Se manejan presupuestos altísimos para colocar toda la temporada en una sola emisión.

¿Cómo consume usted cuando ve un producto de 'streaming', de golpe o pausado?

-De forma pausada. Me gusta más y también es cierto que tengo una vida que no me deja mucho tiempo para hacerme un maratón. Tener niños y mi trabajo no me permite dedicar un montón de horas seguidas a ver una serie. Hay veces que me veo dos capítulos, pero no mucho más. La duración de las series ahora está bien. Los capítulos antes eran de 90 minutos, ahora son de 45 a 50. Es una gozada, te ves uno y si estás con ganas, te animas a otro.

¿Qué duración va a tener la miniserie que ustedes estrenan el domingo?

-50 minutos. Ya no se alargan como antes.

¿Es una ventaja y alivio a la hora de producir una serie esta reducción a casi la mitad del tiempo?

-Pienso que es una ventaja para todos, también para el espectador, los actores y, sobre todo para los guionistas. Se puede desarrollar mejor con este tipo de duración. No tienes que estirar la historia de un capítulo. Pienso que es más razonable que se haga de esta forma. Ganamos todos con una duración como la que se está haciendo ahora.

¿Qué otros proyectos tiene entre manos?

-A partir de enero comenzaré a preparar una película, me llevará unas cinco semanas y a finales de febrero o principios de marzo, estaré rodando otras cinco semanas. Es un proyecto que haremos en Argentina. Pero bueno, hasta aquí puedo contar, el cine tiene más riesgos. Crees que lo tienes todo seguro y de repente no hay nada; sobre todo, en un país como Argentina donde la moneda se devalúa tan rápidamente.

¿Piensa que ETB seguirá apostando por la ficción?

-Esa respuesta te la tienen que dar ellos.

No apuesta por las historias en castellano.

-Cuando hicieron esta apuesta fue para hacerla en euskera, creo que la estrategia de ficción es para hacerlas en ETB-1, aunque creo que Ihesaldiase se doblará a castellano.