Los transportes del futuro

18.02.2020 | 09:58
El platillo volante turco que va sobre raíles.

La tecnología es un factor clave en el mundo del transporte. Las empresas han aceptado que el coche eléctrico, y después, el autónomo, serán los vehículos del futuro para moverse de manera individual. Pero, ¿qué ocurre con el transporte público?, ¿existen alternativas a los tradicionales autobús, tren y metro? Sí, y algunos tan originales como un platillo volante sobre raíles.

La idea ha surgido de la empresa turca Dahir Insaat, para buscar una solución al problema del tráfico y los atascos. La gran ventaja de este tipo de transporte es que va por encima del resto de vehículos (5 o 6 metros) y les puede adelantar. Además, puede variar su altura para pasar por debajo de puentes y las paradas para pasajeros no necesitan estar a ras del suelo, como para un autobús. La plataforma, con forma ovalada, se apoya en seis patas que son las que van por los raíles y se pueden recoger si hay algún obstáculo en la calzada. Por ejemplo, en caso de accidente o si algún coche no se da cuenta y circula por encima de los raíles. Es una idea drástica que queda muy bien en un diseño de ordenador, pero que aún no es factible hacer realidad. 

Lo que cada vez sí está más cerca de verse es el coche volador. Parece que en los próximos cinco años las empresas pretenden comercializarlo. La última apuesta la ha protagonizado Toyota, con una inversión de unos 350 millones de euros en la start up Joby Aviation, dedicada al desarrollo de aeronaves eléctricas de despegue vertical. Se le denomina coche volador, pero solo se parece a este vehículo en el tamaño, ya que es similar a un helicóptero. Joby Aviation ya ha llegado a acuerdos con Uber para introducir taxis aéreos en, al menos, dos ciudades en 2023, aunque no ha especificado cuáles serán. 

También Hyundai ha colaborado con Uber en el prototipo Elevate, que presentó en la última feria CES en Las Vegas. 

El Cruise Origin también puede hacer las funciones de taxi. Lo ha lanzado General Motors junto con Honda, y el Cruise y es su primer vehículo totalmente autónomo con capacidad para seis personas. Sus creadores aseguran que dispone de autonomía para un millón y medio de kilómetros, sin espacio para maletero, por lo que su diseño parece más el de un transbordador.  El MetroSnap, de la firma suiza Rinspeed, es similar en cuanto al diseño y está pensado para circular por ciudades grandes. Permite usarse con diferentes cabinas que se pueden cambiar en pocos minutos para facilitar el transporte. Es un vehículo eléctrico que puede alcanzar los 85 kilómetros por hora con una autonomía de 130 kilómetros. De momento, es solo un prototipo. 

Movilidad personal

Más cercano está el lanzamiento del coche volador diseñado por Aston Martin, con todo lujo de detalles. Se espera que esté disponible en el mercado a mediados de este año. Tendrá una capacidad para tres personas y contará con conducción autónoma. Está pensado para volar por entornos urbanos e interurbanos.   

Menos cómoda pero más asequible económicamente y manejable es la silla eléctrica con dos ruedas que ha creado Segway-Ninebot como medio de transporte para personas que no pueden andar durante mucho tiempo, por ejemplo. Y es ideal para sitios como centros comerciales. El objetivo de la compañía es lanzarla al mercado este año. Se llama S-Pod y puede alcanzar los 40 kilómetros por hora. La mayor ventaja es que la silla mantiene su posición gracias al sistema de giroscopio y autoequilibrio característico de los modelos de Segway. Cuenta con un joystick para ir en la dirección deseada que se puede retirar y manejar de manera remota. 

También Loomo es creación de Segway,  un híbrido entre medio de transporte personal y robot. Este dispositivo incluye la función de reconocimiento de personas para seguirlas y de comandos de voz. También dispone de cámara y la capacidad de realizar fotos y vídeos. Además, tiene la función básica de evitar objetos en el camino. 

Otra opción para moverse de manera individual son los patinetes eléctricos, aunque como todo dispositivo que está conectado a internet, puede ser hackeado. Así lo ha demostrado un estudio realizado por la Universidad de Texas, en San Antonio. Los ciberataques sobre este vehículo podrían tener como objetivo conseguir datos sobre el usuario o incluso introducirle un malware para controlarlo. 

En datos

No es de extrañar que las compañías tecnológicas y del sector del transporte estén diseñando nuevos modelos de vehículos para afrontar los problemas de tráfico y los atascos en las grandes ciudades, conociendo los datos que aporta la ONU. La organización estima que en 2050 el 70% de la población vivirá en ciudades. Además, ahora existen 33 urbes con más de 10 millones de habitantes, pero se espera que haya 43 dentro de 10 años, una tendencia al alza.