Fabricantes de piensos

Goimar SL. se integra en MIBA Sociedad Cooperativa


14.05.2021 | 08:38
Iker Iglesias e Iosu Ogiza, responsables de la unión entre fabricantes de piensos en Eusakdi. Foto: Goimar

Los principales fabricantes de piensos de Bizkaia se unen generando un nuevo escenario para el sector agroganadero de Euskadi. La fusión de Goimar SL en la Sociedad Cooperativa MIBA da como resultado una cooperativa más fortalecida y un nuevo proyecto enfocado a dar servicio a las ganaderías de Euskadi. En definitiva, un proyecto de País .

El nuevo proyecto consiste en la integración de Goimar, sociedad familiar, creada en 1955 por las familias Goikoetxea y Markaida, convertida hoy en referente en la fabricación de piensos con certificado ecológico, en MIBA Sociedad Cooperativa, cooperativa de consumo formada por cerca de 1.200 socios de consumo ganaderos, y por socios trabajadores, entidad que a su vez está dentro del grupo alimentario Erkop, perteneciente al Mondragón Corporación Cooperativa.

Este proceso de fusión genera como resultado una empresa con tres plantas de producción de pienso que se va a especializar por familias o especies, un reclamo del sector desde hace tiempo que busca garantizar que la alimentación animal tenga un mayor aval en cuestión de calidad y seguridad alimentaria, evitándose así, las contaminaciones cruzadas.

Según explican los responsables de la fusión, Iker Iglesias, de Goimar, y el gerente de MIBA, Iosu Ogiza, "la necesidad de especializar las fábricas que hasta ahora eran multiespecie, generando mayor garantía al cliente, ha sido uno de las principales motivos para fusionarse y para reestructurar las empresas".

Actualmente, el proceso se encuentra definiendo qué especies se fabricarán en cada planta y se prevé, que a medio plazo, cada planta fabrique pienso para un tipo de ganadería. Se trata, sin duda, de una iniciativa sin precedentes dentro del sector, debido a que ninguno de los competidores de la zona puede plantear esta solución al mercado.

Ambos socios argumentan que "hemos hecho algo lógico mirando al futuro del sector. Además, el cliente lo estaba demandando desde hace tiempo, exigiéndoselo también a las ganaderías".

Esta reestructuración del sector de los fabricantes de piensos ha llegado mediante un acuerdo natural entre empresas históricas, "en un momento en que las compañías estaban funcionando bien y cuando necesitaban de sumar para seguir avanzando", añaden.

El resultado de la fusión, que se materializó en octubre de 2020, es una empresa más fuerte y competitiva, que lidera el sector de fabricación de alimentación animal en Euskadi y tiene vocación de continuar creciendo. Se prevé que la nueva estructura esté definida y se ponga en marcha durante 2022.

"Son procesos que no se deben llevar a cabo con prisas", subrayan los responsables de la fusión.

Con presencia no solo en Euskadi sino también en las CCAA del entorno y en el sur de Francia, el nuevo proyecto va a dar servicio al sector agroganadero con un enfoque más amplio, permitiendo a la industria especializarse en diferentes familias: rumiantes, avicultura, porcino, cunicultura..., "un paso con el que se espera que el sector crezca de la mano de MIBA sociedad cooperativa".

Iglesias y Ogiza comparten la opinión de que "con la fusión se van a centralizar servicios y gestión, y se van a mejorar los procesos productivos de las plantas, optimizando el rendimiento de las plantas y la relación de personas por planta".

Añaden que, "no inventamos nada, ya que lo que estamos haciendo ahora en Euskadi, es algo que en otros lugares ya se ha puesto en marcha y que funciona muy bien", al tiempo que subrayan que "se es más eficiente cuando se fabrica todo el día lo mismo que cuando se cambia de producto cada hora".

Recalcan que "ha llegado el momento de generar un nuevo proyecto de futuro, que ilusione al sector y a nosotros mismos".

Dentro del proyecto de fusión, además de las máquinas, también hay personas con un recorrido hacia delante. "Somos las empresas con más historia pero con la gente más joven del sector. Con estos cambios estamos generando un proyecto pensando en el corto, medio y largo plazo de la fabricación de alimentos para animales", argumentan.

Producción

Con la incorporación de Goimar SL, MIBA Sociedad Cooperativa suma una producción por encima de las 100.000TN/año y una facturación superior a los 30 millones de euros.

"Nuestra intención es la de liderar el sector, desde la responsabilidad de crecer de un modo sostenible y competitivo, con proyectos ligados a la producción y al consumo local", señala la cabeza visible de la cooperativa.

Además de las tres plantas de producción de pienso, la cooperativa cuenta con 2 agrotiendas en Igorre y Markina, y granjas propias de producción de patos, recría de gallinas y gallinas de puesta.

Asimismo, tiene presencia en los principales proyectos de producción agroalimentaria de Euskadi, como son las producciones de carne de pollo, cerdo y vacuno con Eusko Label en sus principales proyectos, Lumagorri, Basatxerri, o la cooperativa Harakai.

Es socio colaborador de la cooperativa Ovo 12 de producción y comercialización de huevos bajo la marca Hobea. Y colabora también produciendo pienso a la carta para la cooperativa Láctea Kaiku.

Con la fusión, MIBA entra además en el sector de la producción ecológica, al ser Goimar el principal fabricante de pienso con certificación ecológica de Euskadi. "El desarrollo de este tipo de producciones estaba dentro del plan estratégico de nuestra cooperativa. Con la incorporación de Goimar sumamos el know-how de casi 20 años de andadura en ese sector, para nosotros una garantía", añade Iosu Ogiza.

Sobre el futuro destacan que el desarrollo del sector viene marcado por la PAC y la reforma de las políticas agrarias por un mayor grado de sostenibilidad en la producción. "Nosotros no podemos dejar de lado todos esos cambios, sino que debemos adaptarnos", concluyen.

 

noticias de deia