Así no

09.02.2020 | 12:37

Desde la más rotunda condena de cualquier coacción a la libre voluntad de mujeres y hombres, hay que decir alto y claro que así no. Si alguien tiene algo que demandar a otra persona, sea famosa o no, que vaya a los tribunales y firme la correspondiente denuncia con nombre y apellidos, lo cual no es óbice para que su identidad sea protegida siempre que así lo acuerde el tribunal correspondiente. Porque echar basura sobre alguien, desde el más cobarde anonimato, promoviendo el linchamiento mediático por parte de quienes, estos sí, se creen dioses, o diosas, infalibles en su sabiduría es una absoluta indignidad. Denúnciese en sede judicial, recúrrase a testigos y sea analizado el caso con todas las garantías. Y si Plácido Domingo, o cualquier otro, es hallado culpable, que reciba la sanción que le corresponda. Lo demás es difamación pura y dura.