El adiós de Viñales a Yamaha

Después de cinco temporadas sin conseguir los resultados esperados el piloto catalán y el equipo japonés han decidido romper su contrato con un año de antelación tras "importantes discusiones"

28.06.2021 | 11:19
Maverick Viñales, este fin de semana en Assen.

Maverick Viñales lleva cinco años en la sombra. Sus destellos de grandeza son muy pasajeros. El piloto, que habitúa a destacar al inicio de temporada, hace tiempo que no está a gusto en Yamaha. El catalán y el equipo japonés han roto su relación de mutuo acuerdo, tras las continuas quejas de Viñales. Esta será su última temporada en la casa de los diapasones.

A principio de temporada se postulaba como uno de los favoritos a ganar el Mundial, y así ha sido durante los cinco cursos en la fábrica nipona. Esta campaña el de Roses ha subido al podio en dos ocasiones. Fue el primer clasificado en Catar y segundo en los Países Bajos, pero sus resultados distan de ser brillantes en términos globales. Por ejemplo, finalizó decimonoveno y último en Alemania, su peor resultado desde que corre en MotoGP. "Estoy desesperado, hay muchas carreras en las que sé que tengo potencial y no lo puedo demostrar", reconoció el piloto, cada vez más molesto con las decisiones del equipo.

La postura adoptada de rescindir el contrato ha partido del piloto, como así lo afirma la escudería en un comunicado emitido hoy. "Ambas partes se han comprometido a hacer el máximo esfuerzo en lo que resta de temporada de MotoGP y a terminar su relación de una manera óptima", se ha informado desde Yamaha. Viñales, por su parte, ha asegurado que su estancia en Yamaha ha sido muy importante en su carrera deportiva, y por ello, según ha afirmado, "separarse ha sido una decisión difícil".

El director de la escudería, Lin Jarvis, ha comentado que la separación le produce "tristeza" y ha admitido que durante este pasado fin de semana en Assen piloto y equipo han tenido "importantes discusiones". "A lo largo de estos años hemos alcanzado muchos puntos altos, pero también hemos tenido que gestionar muchos puntos bajos. Después del GP de Alemania, que fue el fin de semana más difícil de nuestra asociación, tuvimos importantes discusiones en Assen y llegamos a la conclusión de que beneficiaría al interés de ambas partes tomar caminos separados en el futuro. Yamaha se esforzará al máximo, como siempre hemos hecho, para dar todo el apoyo a Maverick y terminar esta temporada de la mejor manera posible", ha expresado Jarvis.

Eclipsado una vez más por su compañero de equipo, el gerundense lleva todo el 2021 quejándose de múltiples problemas técnicos. Pero sus palabras contrastan con la actuación de Fabio Quartararo. El francés es líder del Mundial con 156 puntos, gracias a sus cuatro victorias y seis podios en nueve carreras. Mientras, Viñales es sexto con 95 puntos, y presenta una victoria y dos podios. Las críticas al equipo han sido continuas durante su trayectoria en Yamaha, pero tras el desastre en Sachsenring explotó. "Me piden que use la configuración de Quartararo. Llevo dos años usando la configuración del rival. No puede ser. No me voy a adaptar. Quiero una moto para mí", afirmaba molesto tras la carrera.

El futuro del catalán es algo incierto, aunque desde Aprilia ya se han mostrado interesados en hacerse con los servicios del piloto. La fábrica de Noale, que montará su propia estructura y se separará de Gresini la temporada que viene, quedará con un asiento libre en el equipo. "Todavía no hemos hablado con Maverick Viñales. Estamos a la espera de saber si queda liberado o no de Yamaha. Si queda liberado, hablaremos inmediatamente", dijo Massimo Rivola, CEO de Aprilia, en DAZN antes de la carrera celebrada ayer. Por su parte, el que podría ser su compañero de equipo, Aleix Espargaró, se mostraba ilusionado ante la posible incorporación de Viñales al conjunto. "Me encantaría que fuera mi compañero de equipo. Puedes estar ganando mucho dinero o carreras, pero si no eres feliz, no tienes que seguir. Si ser feliz pasa por un cambio radical e ir a Aprilia, Suzuki o donde sea, que lo haga", comentó.

El de Roses llegó a Yamaha cogiendo el relevo de Jorge Lorenzo y como compañero de Valentino Rossi en 2017. Mientras el italiano estaba de capa caída, Viñales llegaba con la esperanza de ser capaz de frenar al por entonces imparable Marc Márquez. Pero tras un espectacular inicio de temporada ganando la carrera inaugural, el catalán terminó el año con 5 victorias y un total de 230 puntos. Se quedó muy alejado de los 298 de Márquez. Cerró el que ha sido hasta la fecha su mejor curso en Yamaha a 68 puntos del campeón y finalizando en la tercera posición. En 2019 repitió otra tercera posición en el Mundial, pero esa vez concluyó con 209 puntos de desventaja con respecto al vencedor, que de nuevo fue Márquez. Es decir, el año del estreno de Viñales con Yamaha ha sido su mejor temporada con la marca japonesa. La falta de progresión y el deterioro de la relación ha derivado en este adiós prematuro.

noticias de deia