Nunca es tarde para volver a estudiar

Sorkunde Vez es funcionaria y como no le bastaba con eso hace tres años empezó a estudiar Criminología por la UNED. "Me estoy pegando una matada terrible porque siento la presión en casa por qué notas sacaré y si aprobaré el curso", confiesa la madre de Irantzu y Gontzal García

01.08.2021 | 13:45
Sorkunde Vez

Sorkunde Vez, protagonista de este número de IN junto a su familia, se considera un poco "friki o mariaficiones" pero ante todo, es una mujer curiosa con ganas de aprender sin importarle la edad ni el cómo. La de Basauri lleva trabajando años como funcionaria pública en Vitoria y un día en el corcho del trabajo anunciaron que en la UNED iban a empezar a dar la carrera de criminología. Ella, pudiendo pensar que eso ya no es para ella y que para qué meterse en líos debido a que ya tiene suficiente con su trabajo, así como con el curling u otros hobbies decidió comentárselo a su marido, Manuel García.

Todo esto sucedió en el verano de hace tres años y él aceptó a la petición de su mujer de por lo menos iría al día siguiente a preguntar en qué consistía la carrera o qué requisitos se necesitaban para entrar. Lo hizo pero a lo largo de esa mañana Sorkunde recibió una llamada de Manuel en la que le decía "que empezará yo primero y que él ya se apuntaría más adelante, pero nunca lo hizo", confiesa la vizcaína.

Una vez más se le cruzó un muro en el camino, hacerlo sola. Igual lo dudó un segundo pero no tardó mucho en anteponerse su curiosidad y las ganas de aprender. Así, desde entonces hasta hoy han pasado tres años y por el camino ha habido mucho esfuerzo que unido a la satisfacción de sacarlo adelante no le hace estar más orgullosa de haber tomado la decisión de apuntarse. "Lo único que noto es la presión de todos por que saque todo bien", indica.

En el caso de Sorkunde se decantó por la criminología pero, ¿qué es esta carrera que aseguran tiene un futuro profesional muy prometedor? La criminología es una ciencia social, interdisciplinaria? y de carácter autónomo?, que tiene cuatro objetos de estudio?, a saber: el crimen, el criminal, la víctima y el control social de la criminalidad. En este sentido, su objeto de estudio son las conductas antisociales y delictivas, buscando comprender los factores que determinan el comportamiento criminal (tanto en el ámbito psicológico como social). Asimismo, estudia las reacciones que puede generar el crimen en la sociedad. "En mi caso he de decir que me considero una friki de la criminología, ya que pudiendo haber cogido otro tipo de especialidad me he decantado por la criminología penal", asegura.

Beneficios de seguir estudiando


Tal y como hemos dicho hasta ahora no existen ningún motivo para no estudiar en cualquier momento de nuestra vida. El objetivo es aprender y llenarnos de conocimiento en cualquier etapa que estemos, aunque eso sí, el objetivo principal cuando somos jóvenes es estudiar para formarnos de cara a un trabajo. Esto varía en la edad adulta y al mismo tiempo muestra muchos beneficios para el desarrollo de uno mismo.

Una de las razones principales por las que estudiar una carrera superados los 40 años, por ejemplo, es por el simple hecho de cumplir con una ilusión. Hay muchas personas que no han podido ir a la universidad, entre los 18 y 25 años, por el motivo que sea y siempre han tenido la espina clavada de estudiar una carrera. Por otro lado, también en este punto se encuentran todos aquellos que decidieron estudiar una carrera más enfocada al futuro laboral, aunque su pasión real era otra carrera.

Otra de las razones por las que nunca es tarde para volver a estudiar es porque nunca hay que dejar de formarse. Estemos en el trabajo que estemos los métodos o técnicas evolucionarán con el paso de los años, por lo que reciclarse o aprender nuevos aspectos de tu profesión se convierten en obligatorio. Aquí, estaríamos hablando de estudios complementarios a tu formación. Por ejemplo, un periodista que quiere especializarse en economía estaría bien que estudie esta carrera.

Todas las personas que deciden seguir estudiando son consideradas como personas abiertas de mente y personas que están dispuestas a no dejar de aprender. Nunca hay que pensar de que ha pasado nuestro momento para hacer algo, ya que la universidad permite estudiar a cualquier edad y no solo cuando somos jóvenes. Por lo que si de verdad quieres estudiar esa carrera que siempre soñaste anímate a hacerlo.

Continuar estudiando es una manera de seguir entrenando a nuestro cerebro que al igual que cualquier músculo necesita ser entrenado. Por lo que si hacemos deporte para estar bien de salud y físicamente, ¿por qué no vamos a ir a la universidad a estar mejor mentalmente? El superar las asignaturas, los cursos y la carrera en sí resultarán muy satisfactorias para nuestra autoestima personal, ya que estaremos consiguiendo objetivos.

Por último, destacar de que si siendo adultos además de trabajar estudiamos nos hará ser un ejemplo para nuestros hijos o para nuestro entorno. Al final todo se resume a estudiar si quieres. No existen excusas que te impidan hacerlo, solo tienes que decidir qué estudiar y empezar.

noticias de deia