La Historia como inspiración literaria

El escritor Jesús Valero es un apasionado de la historia antigua y de la Edad Media y ha tomado como referencia pasajes de ese periodo para enmarcar sus novelas, 'La luz invisible' y 'El eco de las sombras'

16.07.2021 | 10:33
Jesús Valero saca todos los días veinte minutos para escribir.

La Historia es algo que siempre ha fascinado a Jesús Valero, especialmente cualquier detalle referente a la Antigüedad y a la Edad Media. Por ello, no dudó en combinar ambas épocas en 'La luz invisible', su debut literario. En esta novela histórica con alma de thriller, el escritor donostiarra entremezcla la época actual con un viaje a los siglos I y XII.

Pero si ha de quedarse con un momento concreto de la Historia, Valero elige la época de los cátaros en Occitania, entre los siglos XII y XIII, que aparece en su segunda parte, 'El eco de las sombras'. "En ese momento hubo una cruzada brutal contra los cristianos, que dejó muchos muertos después de una guerra horrible que arrasó con una región entera, pero la libertad que había en aquel momento en plena Edad Media fue algo único. Había libertad política, social, sexual... y eso parece que algunos no podían tolerarlo", lamenta.

La trama está protagonizada por Marta Arbide, una restauradora de arte que encuentra un manuscrito oculto durante siglos tras un falso muro en una iglesia de Donostia. Se trata del diario de Jean de la Croix, un monje medieval a quien, mil años atrás, le fue encomendada una misión: llevar una misteriosa reliquia hasta un escondite seguro y huir de los sicarios que, por orden del papa Inocencio III, le perseguían con el objetivo de arrebatársela.

Intrigada por el contenido del diario, la restauradora decide investigar la historia de Jean y comprobar por sí misma si el contenido de esos viejos papeles es cierto. De ser así, podría cambiar por completo la historia de la Iglesia tal y como nos ha sido contada. Para ello tendrá la ayuda de Iñigo Etxarri, un sacerdote con un oscuro pasado.

Juntos emprenderán un recorrido en busca de pistas que han resistido el paso del tiempo y que les llevarán desde las abadías y bosques del sur de Francia hasta los monasterios de San Millán y Santo Domingo de la Calzada pasando por los vestigios de la antigua Sanctus Sebastianus.

¿Por qué huía Jean? ¿Cuál era el poder del extraño objeto que llevaba consigo? La clave de todo podría residir en un secreto celosamente guardado desde el año 33 de nuestra era, pocas horas antes de la muerte de Jesucristo, cuando ocurrió algo que sus apóstoles decidieron ocultar...

Y, al llegar cautivados al fin de las páginas de 'La luz invisible', podemos continuar sin tregua por su segunda parte, 'El eco de las sombras', donde los lectores damos el salto desde el presente a los siglos VIII y XIII siguiendo la pista de una codiciada reliquia que ha sido sustraída en el Vaticano y cuyo origen se ha convertido en un enigma irresoluble a través de los siglos.

El mismo día en el que Marta Arbide visita Roma para iniciar una investigación con el objetivo de recuperar este preciado objeto, el Papa aparece asesinado. Un crimen en el que parece estar relacionada la inquietante orden de la Hermandad Blanca, fundada en tiempos de Inocencio III. Arbide deberá desvelar esta intriga adentrándose en silenciosos monasterios y oscuros castillos de la mano de Jean de la Croix y el caballero negro.

En estos momentos, Valero se encuentra escribiendo la tercera y última parte de esta trilogía. Si bien aún es pronto para hablar de plazos, advierte, sí nos avanza que regresará a la Edad Media y al siglo I y que "María Magdalena tendrá un protagonismo importante".

Jesús Valero ha trabajado como investigador en conservación del patrimonio cultural, por lo que al igual que Marta Arbide, la protagonista de esta trilogía, conoce muy de cerca el mundo de la restauración y las joyas que perviven desde siglos atrás. "Realicé mi tesis sobre la piedra arenisca y muchos de los libros que tengo en casa los utilizo para documentarme", explica.

el proceso de documentación


El escritor donostiarra, actual Director General de Tecnalia, reconoce que su faceta científica le ha hecho aprender a disfrutar del proceso de documentación, algo tan inherente a la novela histórica. "Quería ambientar mis novelas con un contexto histórico lo más real posible, así que leo todo lo que hay sobre esas épocas", reconoce. Además cuenta con la ayuda de un asesor que durante los dos o tres meses que dura el proceso de revisióndel borrador por parte de la editorial, analizan hasta el más mínimo detalle o elemento que aparezca reflejado entre sus páginas, aunque sólo sea de soslayo.

Como anécdota, nos cuenta,vio un documental sobre cómo se hizo la película basada en el libro de 'El nombre de la rosa', que se enmarca en un contexto histórico bastante parecido a sus novelas. "Una de las cosas que más me llamó la atención fue que uno de los revisores históricos ordenó al productor retirar de escena las 4.000 velas que habían comprado porque no existían en esa época. Entonces, recordé que yo había metido velas en mi libro, así que llamé a Manu Manzano, experto en Historia, para contárselo y también las retiramos nosotros", confiesa entre risas.

Otra de las partes con las que más disfruta es el momento de viajar a todos los sitios que luego forman parte de sus novelas. De la mano de su pareja, Karmele González, ha visitado todos los lugares que aparecen en 'La luz invisible'. De hecho, nos cuenta que la chispa de la que surgió su primer libro, surgió en un viaje a Rocamadour, un pequeño pueblo situado en la región de la Occitania francesa, cuyo nombre procede de San Amador, un ermitaño que vivió allí en el siglo XII. "Después de subir unas escaleras, hay una placa que cuenta la historia de este lugar y recuerdo perfectamente que al leerla se me encendió la chispa para dar inicio a esta trilogía", asegura.

noticias de deia